Enfrentamiento entre amigos

Los amigos cercanos, incluso si se conocen de toda la vida, pueden envolverse en discusiones y conflictos de difícil pronóstico. Lamentablemente, hay sucesos que pueden echar por tierra una relación de muchos años.

¿Qué pasa si tú te sientes traicionado o muy molesto por lo que ha hecho tu amigo? ¿Qué reacción puedes esperar de él/ella cuando, cara a cara, le demuestres tu malestar?

Aries: Si buscas a Aries, lo encuentras. Este signo jamás rehúye los enfrentamientos. Da la cara, tanto si el lío es con él/ella, como si te metes con uno de sus amigos.

Y, como combatiente, ya conoces al guerrero de Marte. Juega duro. Va a saco con las palabras y, si te pones flamenco, la emprende a puñetazos, patadas… o lo que encarte.

Tauro: Al contrario de su vecino, Tauro emplea la estrategia del desgaste. Se mantiene en sus trece, mientras que tú te desgañitas intentando que vea las cosas desde otro punto de vista.

No vas a convencerle. Si acaso, ya se convencerá él/ella a su paso, cuando le dé la gana. Lo peligroso es que, si colmas su paciencia, ese ser tan apaciguado estalla transformándose en una fuerza destructora de la naturaleza. (Tauro está enfadado. ¡Corre!)

Géminis: Muy afable y divertido, sí. Pues el signo de los gemelitos, ahí donde lo ves, es implacable con los amigos que le juegan sucio. Si el asunto es serio y tú vas a reclamarle o a buscarle las cosquillas, te llevarás la sorpresa de que actúa tan distante como si no te conociera.

No te engañes. Estás fuera de su vida. No es una estrategia para herirte porque esté dolido. Es que Géminis es realmente bueno catapultando fuera de su corazón a la gente que se lo ha roto.

Cáncer: Sacas a relucir el tema que te indigna y Cáncer se hará el desentendido. ¿De qué estás hablando? Intentará rehuir la confrontación, manteniendo un tono tranquilo o hasta amable.

Después, cuando procese lo ocurrido, lo verás con cara seria (los morros, llegando al suelo).

Por si acaso, intenta no tensar la cuerda demasiado, por si se pone violento. Este signo es tan emocional como imprevisible cuando entra en cólera.

rinocerontes

Leo: ¿Vas a enfrentarte a Leo? Buena suerte, porque la vas a necesitar. Aquí tienes a un experto en darle la vuelta a la tortilla. Aunque hayas sido tú el peor parado de la situación, Leo le dará la vuelta y se situará como víctima.

¿Consecuencia? Todos sus familiares, amigos, fans… y hasta tu mascota, estarán de su lado.

Virgo: Estás que te lleva el diablo, alzando la voz de lo indignado que estás con tu Virgo. ¿Qué hace este signo tan discreto? Contestarte sin gritar. Así, sin decibelios de más, Virgo te cuenta su versión de lo ocurrido.

Y, aunque tú decidas romper la amistad a raíz de la pelea, ten la seguridad de que por su parte no trascenderá lo sucedido.

Libra: Discutes con tu amigo del alma Libra. Llueven las descalificaciones, los insultos… El signo de la balanza trata de mantener la ecuanimidad, hasta que se deja arrastrar por el festival del reproche.

Entonces, te sigue el ritmo. Te masacra con palabras hasta que tú estás cansado, te vas a casa y ves que en tu teléfono se acumulan los mensajes de texto con más palabras desagradables.

Lo desconcertante es que al día siguiente actúa como si no hubiera pasado nada.

Escorpio: Si te has portado mal con Escorpio, es casi seguro que este signo aguarde el momento apropiado para devolverte el doble de daño. Como sabes, es un maestro en el arte de la venganza.

Y, como el asunto sea muy grave, prepárate a que todos los trapos sucios que te conozca Escorpio salgan a la luz.

Sagitario: Llegas a montarle la gresca a Sagitario y se queda mirándote con sus ojitos asombrados. Te dirá que estás haciendo una montaña de un grano de arena.

¿Le insistes enervado? Bueno. Sagitario espera a que se te pase el mal rato y superes lo ocurrido. Y, si no lo superas, no hay bronca. Sagitario lo supera por ti.

Capricornio: Te dejará que formes la madre de todos los escándalos, mientras que él/ella mantiene la compostura.

Con aplomo, te pedirá que te calmes y que entres en razón para arreglar el asunto de una manera civilizada (por las buenas). Y cuenta te trae… Porque, si sigues con el ataque, a Capricornio se le va lo cordial y te arruina la vida. Por las malas, este signo es de los más peligrosos.

Acuario: Un enfrentamiento serio es una pérdida de tiempo. Acuario lo ve así. Te contempla enardecido, pataleando, refunfuñando y recordándole hasta de lo que se va a morir. Y sale por la puerta como si tú no fueras… nadie.

Se arregle o no el asunto, a ti te queda la frustración de haberte desgastado para nada.

Piscis: Los reclamos van a más. Pierdes los estribos. Atacas al amigo Piscis sin medir tus palabras… El pescadito aguanta el chaparrón hasta que ve la ocasión de huir de escena.

Cuidado, porque Piscis es muy bueno, pero si le faltas al respeto, él/ella se resiente. Es difícil que se restaure la relación de confianza.

Mirándolo desde el otro lado, ¿te identificas con tu signo? ¿Cómo reaccionas tú cuando recibes una traición de parte de un amigo cercano, que va a reclamarte porque también se siente ofendido?

Difícil situación, ¿eh?

Imagen de Mr. Physics

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!