El amigo Libra

libraLo que, sin duda, más destaca del amigo Libra son sus habilidades conversacionales. Inicia y mantiene conversaciones muy placenteras con quien sea que tenga delante.

Esta soltura, obviamente, le viene casi toda por la práctica. Le gusta la gente. Le encanta tener amigos, aunque la mayoría no sean muy cercanos.

Es encantador, diplomático, amante de la belleza y maneja como pocos el recurso de la ironía, con lo que aquellas personas que no tengan dos dedos de frente van a perderse muchas de sus ingeniosas observaciones.

No pasa nada. Libra puede confraternizar con los tontos (no son la guinda de su pastel, pero bueno). A quienes no traga es a la fauna de abusones, agresivos y tipos desagradables que hay por el mundo.

Es en una situación de injusticia donde el afable Libra puede perder el control y estallar del cabreo. Pero, como nunca le falta la buena compañía, deja al indeseable que sea tirado en la cuneta y cambia de rumbo.

Porque, sí, a Libra le gusta llevarse bien con todos. Pero puede hacer excepciones con cierta gente (y las hace).

amigos de libra

Como bien calculas, Libra sintoniza enseguida con sus compañeros de aire, Géminis y Acuario. Los tres tienen una mente bien afinada y con mucha vida. Cómo no van a disfrutar. Hasta las discusiones son emocionantes entre ellos…

El vecino Escorpio le hace esforzarse, ya que a este signo no le van mucho las maripositas sociales. Lo bueno es que el agudo Libra le encuentra el modo. Quizás no tengan una relación muy profunda, pero cordial y mutuamente estimulante, desde luego que pueden tenerla.

A Virgo, su otro vecino, le gusta relacionarse con Libra porque aprende truquillos para ser más entremetido con la gente. Y Libra también sale beneficiado porque, cuando tiene problemas, la visión y el consejo de Virgo son inestimablemente valiosos.

Los signos de fuego, sobre todo Sagitario y Leo, están encantados con Libra. Mientras el impulsivo Sagitario no tenga un arranque de genio y eche el trompo a rodar, fluirán las risas y el buen ambiente entre ellos. Con Leo, además, Libra hará un intercambio de agasajos muy agradable para ambos.

La relación con su opuesto Aries es un poco más imprevisible. Libra es muy fino y calmado comparado con Aries, cuando está en modo-torbellino. Se llevan mejor cuando Aries baja sus revoluciones.

Con Tauro el problema es otro: Libra es demasiado inconstante para sus preferencias. Aunque el signo de la balanza lo ve de otra manera: A Tauro no le gusta experimentar ni con una marca nueva de desodorante. Le gusta lo suyo, lo mismo. ¡Qué aburrimiento!

Pasa algo parecido con el otro signo de tierra, Capricornio. ¡Oh, Libra, qué inconstante es! Comparado con él, Capricornio es un muro de hormigón armado.

Por su parte, los signos de agua, Cáncer y Piscis, entienden de perlas a Libra, pero se mueven por derroteros emocionales demasiado espesos para la forma de ser aligerada del signo de la balanza. Cuando se ponen en plan dramático y penoso, le quitan la alegría a Libra. Y eso le gusta muy, muy poquito.

No obstante, haya más o menos afinidad, Libra consigue tener una relación amistosa con (casi) todos. Tiene su mérito, ¿no?

¿Qué dices tú? ¿Te sientes identificado o ves alguna de estas cualidades en los Libra que conoces?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!