Zodiaco egipcio II

Después de la primera parte del zodiaco egipcio, seguimos con los cuatro signos siguientes…

Hijos de Autum (16 mayo – 15 junio)

atumRegente: Mercurio. Son los más curiosos de todos los Hijos del zodiaco. Sus virtudes más destacadas son la comprensión y la sabiduría.

Rechazan lo convencional y muchos de ellos tienen una juventud de lo más alocado. Necesitan el cambio constante y sentir esa hermosa sensación de libertad.

Precisamente por su espíritu innovador, suelen pensar en soluciones a los problemas que a otras personas jamás se les ocurrirían. Su mente es rápida como un rayo.

Suelen aburrirse de las personas con una facilidad pasmosa, pero al mismo tiempo son dependientes de aquello que admiran. El amor pasa primero por su mente y luego llega al corazón.

Les encanta aprender y comunicarse; dar y recibir información. Esto puede ser para ellos una fuente tremenda de sabiduría, pero también los predispone muchas veces a convertirse en unos terribles chismosos.
.

Hijos de Isis (16 junio – 15 julio)

isisRegente: Luna. Se relacionan con la Naturaleza, con la conservación de la vida, con lo maternal y con la reproducción. Adoran, pues, el contacto con la Naturaleza y les encantan los niños y los animales.

En ocasiones, son de apariencia tímida y retraída, pero buenos amigos, de esos pocos que saben dar sabios consejos. Procuran mantener la armonía en sus relaciones, pero le tienen un odio feroz a la disciplina. Todo va bien mientras no se les impongan más normas de la cuenta.

Son propensos al romanticismo y a los cambios drásticos de humor y en ocasiones no tienen ni pizca de paciencia cuando se les lleva la contraria. Sin embargo, si hay una virtud que no pierden, aun cuando se salen de sus casillas, es la bondad. Eso sí, les cuesta muchísimo perdonar las jugarretas. Lo hacen, pero no de primeras.

Suelen tener buena suerte en lo material. Sí, eso dicen los egipcios.
.

Hijos de Ra (16 julio – 15 agosto)

raRegente: Sol. Vitalidad, autoridad y orgullo personal son rasgos de los Hijos de Ra. También suelen ser honestos, pulcros, organizados, decididos y objetivos. Casi nada… Aunque hay dos variantes: Unos son rápidos y habladores, mientras que otros, solemnes y observadores.

Piensan que el amor empieza por uno mismo. Por lo que pueden llevarlo al extremo y convertirse en unos vanidosos, ostentosos, arrogantes y egoístas de marca mayor.

En sus relaciones son “demasiado sinceros”, por lo que no se les debe pedir una crítica, a menos que uno esté dispuesto a escuchar la cara más cruda de la verdad. El resto del tiempo son amenos y muy divertidos.

Son considerados “guardianes de la fortuna”, porque corren tras las posibilidades de ganar dinero. Son ambiciosos, con mentalidad de triunfadores, pero dados a compartir generosamente sus logros con los demás. Del mismo modo que su generosidad no tiene límites, también “disfrutará” de la ilimitada envidia de muchos de los que le rodean.
.

Hijos de Horus (16 agosto – 15 septiembre)

horusRegente: Mercurio. Los Hijos de Horus se caracterizan por desarrollar una capacidad analítica portentosa. Su enorme habilidad mental los dota para resolver complicados problemas y, lo que es más admirable, conservando su humildad y los pies sobre la tierra.

Obedientes, responsables y, sobre todo muy prácticos. Los Hijos de Horus hacen compatibles estas virtudes con una enorme generosidad. De hecho, suelen ser víctimas fáciles para desaprensivos porque otorgan su confianza fácilmente. Si aprecian a alguien, lo hacen de veras, sin medias tintas.

También son trabajadores, dados al sacrificio, pero sin perder el gusto por los pequeños placeres de la vida.

Estaríamos hablando de uno de los signos más virtuosos, si no fuera porque estos Hijos pecan de miedosos y en ocasiones los traiciona su falta de confianza en ellos mismos. Es por lo que les conviene relacionarse con aquellos que le aporten estabilidad y le ayuden a limar su afán de perfeccionismo.
.

La tercera parte: aquí.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!