El niño Piscis

Dulce, sensible y atento. La niña (o niño) Piscis es quien más se parece a un angelito, salvo que las fuerzas del mal estropeen su sino.

El pequeño Piscis es uno de los que antes se desprenden de la pesada carga del egocentrismo para observar a quienes le rodean y hacer lo que esté en su mano para que vivan felices.

Vuelves a casa con una herida en el pie y Piscis se moviliza rápidamente. Se trae el botiquín y los analgésicos. Da la voz de alarma. Pide que llamen a la ambulancia, si él/ella no atina a marcar en el teléfono…

– Tranquilo, hijo. Sólo es una rozadura.

Como sea, Piscis también lo sufre. Y estará preguntándote por el pie (o por cualquier otra de tus dolencias) hasta ver que te has restablecido.

Lo más llamativo es que su bondad se extiende hacia todo aquél que conozca que lo esté pasando mal. Desde muy temprano, este angelito del zodiaco se solidariza con los afligidos y trata de poner su granito de arena para aliviar sus pesares.

niña amorosa

Mamá, qué guapa estás…

Puede que el espejo te devuelva una imagen desfavorecida de ti mismo. Pero… ¿Piscis? Claro que no. Piscis te dirá que estás fabulosa (o guapísimo).

Su intención no es mentir, sino cuidar de tus sentimientos, aunque por dentro sufra sabiendo que con ese traje estás horrible.

La intención de Piscis es buena: Que todos sean felices; que reine el amor y participar del mismo.

Es por esto, además, que encuentra difícil decir “No” a las peticiones que le hacen y que, en ocasiones, prometa lo que va más allá de sus posibilidades.

Piscis, el artista precoz

Su imaginación es otra capacidad que despunta en sus primeros años. Y la canaliza en todo cuanto hace, sobre todo en sus juegos.

Piscis se disfraza, escribe, dibuja, inventa historias. Descubre la belleza de crear nuevas realidades partiendo de la que es visible para todos.

El reloj, un enemigo

He ahí una de las debilidades de recrearse en la creación: el reloj sigue una marcha rígida con la que el pequeño Piscis no sintoniza.

Para este niño, lo natural es que uno coma cuando tiene hambre; duerma cuando tiene sueño y juegue siempre que tenga ganas, sin tener que pedirle permiso al reloj.

El pequeño ama a todos, menos a la máquina implacable que hace tic-tac. Y algo de razón hay que reconocer que lleva.

Pero, a fin de aprovechar su talento, los adultos pueden enseñarle a organizar su tiempo por si quiere hacer uso de esta capacidad a lo largo de su vida.

¿Se parecen los niños Piscis que has encontrado a esta descripción? ¿Son sensibles, imaginativos y algo anarquistas con la medida del tiempo?
Si te gusta la entrada, comparte, por favor...

Comments

  1. Scorpionna says:

    Yo he conocido niños piscis que si que eran egocéntricos, que ayudaban para luego traicionar a quien hacían ayudado por cualquier motivo porque algunos son hipersensibles y a la mínima que crean que se les ha ofendido sea o no cierto se lo toman muy mal, incluyendo ante comentarios inocuos para la mayoría. Su imaginación hace el resto.

    Aunque supongo que esto se da en los niños piscis a los que no se les enfocan o que se rodean de malas influencias

    • Casandra says:

      Las influencias hacen mucho, desde luego. De niños todos somos egocéntricos; unos más que otros. Se supone que Piscis, menos y que pronto supera esa fase, pero tiene que haber pescados negros en todos los arrecifes. 😀

      Gracias, Scorpionna.

  2. Okami says:

    Hahaha! Si que me reí con lo del reloj recuerdo a mi mama (taurina) forzandome a comer a la hora supuesta. Tambien somos los que “rescatamos” animlitos de la calle. Hehe

    • Casandra says:

      Qué bonito si ha sido así en tu caso, Okami. Me alegro también por el animalito. 🙂

  3. Patrii says:

    ¡Muy cierto! Soy Piscis y me sucede exactamente lo mismo que pone en la descripción. El tiempo sigue siendo mi enemigo inevitablemente aunque pasen los años….
    Saludos, Casandra

    • Casandra says:

      Ja, ja… Conviene más ir echándoselo de amigo. Gracias, Patrii. Saludos. 🙂

    • Ángel ♓ says:

      También es mi peor enemigo xD, siempre que quiero ser puntual en algo, siempre pasa algo que cause que me atraze o algo así xD, quisas sea por que soy algo perezoso.. 🙂

      • Casandra says:

        Si los relojes no tuvieran la manía de correr tan rápido… 😆

  4. Aglicht says:

    Ja, ja, ja no, no he conocido niños de Piscis, tengo unos cuantos amigos Piscis, y es lindo imaginarlos como niños, aunque uno en especial debió ser un diablillo con cara de ángel xD. A estos niños habrá que enseñarles que la sinceridad no es tan mala, digo es para que en el futuro no terminen conformándose con cosas que no quieren sólo por no herir a los demás :/

    • Casandra says:

      Pues sí. Porque, si no le echan valor a decir la verdad (por incómoda que sea a veces), terminan resultando de un falso abrumador cuando están creciditos. 😀
      Gracias, Aglicht!

  5. Gabriela says:

    He conocido uno que otro piscis puntual (aunque lo común, es que exista un componente de impuntualidad y desorganización bastante destacable). Yo tendía a la racionalidad de niña, al orden de mis cosas, a leer compulsivamente, a se retraída, con quienes no conocía, a demostrar con mucha facilidad, lo que sentía (con mi violín y dibujando).
    Tener a piscis de signo lunar, siempre me sirvió, para ”desestabilizar”, el orden de mi virgo solar. Hay cosas que no tranzo, como lo es la impuntualidad, el desorden y la desorganización. Pero soy un mar de emociones desde muy pequeña, jaja.

    • Casandra says:

      Es que, cuando se le saca partido, la luna en Piscis es un punto a favor. Por ejemplo, te imagino con el violín. La técnica impecable la pone Virgo; la sensibilidad y la magia, Piscis. 😉

  6. LittleMonster says:

    Me encantan los Piscis! En futuro (un gran y laaaargo futuro xD) me gustaría tener un niño o niña Piscis.

    • Casandra says:

      Ja, ja… Pues tendrías que encargarlo en primavera. No es mala fecha. 😀

  7. TswordZ says:

    La verdad no me he encontrado con niños piscis… creo que ni siquiera con adultos, al menos que conozca lo suficiente como para preguntar el signo, pero sí, me lo imagino así, sensible y artístico 😛

    • Casandra says:

      Seguro que conoces a muchos, porque son el feliz fruto de la primavera (nueve meses después). 😆 Ya sabes, la sangre, que se altera y eso… Aunque también se altera por San Valentín. De ahí que haya muchos escorpioncitos, ja, ja…
      Disculpa el desvarío, TswordZ. 🙂

  8. FrutiLupis says:

    Que bellos son los niños piscis, he conocido varios :3

    • Casandra says:

      Me alegro por tu experiencia. Yo los que conozco no me los imagino en su infancia…
      Saludos, FrutiLupis. 🙂

  9. Ángel ♓ says:

    Yo también soy piscis 🙂

error: Content is protected !!