Juegos sexuales para sorprender a cada signo

horoscopoSi lo tuyo es la monotonía, nada, pasa de largo, pero si quieres darle vueltas a cuál puede ser un juego íntimo, sexy y divertido para practicar en pareja, estás en un buen sitio.

Por cierto, estas ideas están basadas en un artículo muy interesante de la página: Nosotras. Vamos a darles algunas vueltas para ver cómo se las planteamos a nuestro amante, sea del signo que sea. (Si no tienes amante por el momento, no importa. Está bien ampliar el repertorio de trucos para cuando se tenga la ocasión de llevarlos a la práctica.)

Comencemos por admitir que no todos los juegos sirven para todos los signos (ni para todas las personas, en general). Percatarnos de cuán pudoroso es nuestro amante nos librará de hacerle pasar un mal rato al pobre y, al contrario, si tratamos con un amante de lo más fogoso, no podemos quedarnos cortos. En definitiva, tienes que estudiar antes el terreno y nadie lo puede hacer mejor que tú. Después, aquí tienes algunas eróticas sugerencias zodiacales…

Aries: Es un signo activo, juguetón y muy difícil de cansar. Solución: Hacer que la pasión se le desborde. Vamos a hacerle “trabajar”, por ejemplo, embardunando el cuerpo con la consabida nata, el afrodisíaco chocolate… y con lo que se te ocurra que sepa bien. Eso es. Sin tregua hasta la extenuación.

Tauro: También es difícil de cansar, pero va por el lado más romántico. Una velada con una cena estupenda y deliciosa, a la luz de las velas, tomándose el postre en la bañera, funcionaría. Por “postre en la bañera” entiéndase algo más que lo estrictamente culinario.

Géminis: A este loco aventurero hay que sorprenderle. Un juego indicado para él podría ser el de los disfraces, donde cada parte de la pareja interprete su papel a la perfección. Su imaginación le hará tocar techo.

Cáncer: Es un signo muy tierno y romántico, pero con el sexo sufre una transmutación, porque le gusta controlar el cotarro. Jugar con vendas, lazos y esposas es algo a lo que no podrá resistirse.

Leo: En el sexo es juguetón y atrevido. Si le pides un striptease, no podrá negarse y menos aún si ve tu cara de deseo contemplándolo. También disfrutará como un poseso si eres tú quien le brinda el striptease, por supuesto. ¿La clave? Exhibición a tope.

Virgo: De entrada es recatado y pudoroso, por lo que hay que echarle una mano para que se desinhiba. Bueno, una mano o las dos… Le gustan los juegos tiernos y sin un ápice de agresividad. ¿Qué tal pasar un trocito de hielo por su cuidada anatomía? Usa la boca, por diorrr, no una bolsa térmica.

Libra: Mientras se trate de jugar, todo le gusta. ¿Qué tal una variante erótica del juego de la oca? Si le echas creatividad, incluso se te pueden ocurrir reglas eróticas para el dominó… Las sanciones que sean pequeñas pruebas sexuales. Tendrá éxito.

Escorpio: Al rey del sexo es muy difícil sorprenderle, pero desde luego que se puede… Sólo hay que jugar un poquito con el factor sorpresa. Puedes preparar algo para cuando llegue a casa. Servirá un reguero de notas. Una a la entrada, que conduzca a la cocina; la de la cocina, que conduzca al salón… (notas eróticas, desde luego). Mientras escorpio va calentando motores en su deambular por la casa, suena la música sexy adecuada, hasta que, ¡sorpresa!, ¡te encuentra!

Sagitario: Como es tan, pero que tan impetuoso… habrá que ponerle algo de freno. Vendarle los ojos y brindarle caricias y besos sorpresivos, le va a gustar. ¡Uy! Y si lo salteas susurrándole sugerencias picantes en el oído, se estremecerá del gusto.

Capricornio: Como práctico que es, no le hará repulgos a utilizar un maravilloso vibrador ni a probar lubricantes o preservativos de lo más moderno. Un baúl lleno de artefactos eróticos obrará maravillas en su líbido.

Acuario: Al igual que a Libra, le podrá encontrar partido erótico a cualquier juego por casto que sea. Por ejemplo, jugando al parchís o las damas, quien pierda ficha que pague prenda… El verdadero reto será que acuario aguante hasta el final del juego.

Piscis: Uno de sus puntos fuertes es la imaginación y hay que aprovecharlo. Llamarle antes de que llegue a casa diciéndole lo que llevas puesto y por dónde se está paseando tu mano bastará para que entre por la puerta como un motor a reacción. Eso sí, a menos que planees un asesinato, no lo llames mientras que está conduciendo.

.

Hasta aquí las propuestas sexy del día. ¡Que las disfrutemos todos! Puedes comentar las que quieras y, mejor aún, ampliarlas en los comentarios.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!