Duelo entre Tauro y Acuario

tauroacuario¿Tiene sentido plantear un combate entre Tauro y Acuario? Eso es lo que yo me pregunto después de haber redactado la compatibilidad entre los dos.

Dicha entrada parece mismamente una batalla, en la que se incluía como ejemplo definitivo un cortometraje muy gracioso: Acuario y Tauro: Una relación difícil. (Si no lo has visto, te vas a divertir mucho con él.)

Digamos que la confrontación es su estado natural, porque los dos piensan como si vinieran de planetas distintos. (Sobre sus diferencias ya hemos hablado bastante en los otros posts.)

Y, para colmo, el rasgo más importante que tienen en común, también “ayuda” a separarles. ¿Cuál es ese rasgo? Que son signos fijos.

Al uno le parece desacertado lo que el otro piensa o hace (y viceversa). ¡Y no van a cambiar de opinión, oiga!

1. Testarudos al máximo

Son cabezones. Si acaso, el más cabezón es Tauro (que para eso es de tierra, donde crecen las raíces). Acuario, que es un signo de aire, es el menos testarudo de los signos fijos. Aunque vayas tú a pensar que se diferencia por mucho…

Sin embargo, aun compartiendo este rasgo, la obstinación de los dos signos es diferente: Tauro sigue con su rumbo definido y no para hasta llegar al final. Por su parte, Acuario deja durante la marcha lo que no le sirve y va incorporando elementos nuevos.

¿Qué estilo crees que es más decisivo para la victoria?

2. El combate se calienta

Para que Tauro pierda los estribos es necesario que esté muy, pero que muy enfadado. Pero si el enfrentamiento llega a hacerse físico, éste es el signo más peligroso: Tauro está enfadado, ¡corre!

La gran ventaja de Acuario es su capacidad para distanciarse emocionalmente del problema (y también, físicamente). Cuando Tauro estalle, es probable que Acuario esté cruzando la frontera.

Aunque, en ocasiones, no le sale del todo bien…

tauroacuario

3. El combate se enfría

Por mucho que Tauro se empeñe y arme la de Troya, Acuario no tiene el menor remordimiento a la hora de salir dando un portazo.

Si está enfadado, herido o chamuscado de la indignación, el torito tendrá que aguantarse hasta que a Acuario le dé la gana de reanudar la disputa.

Eso, si regresa. Porque Tauro no olvida las cuentas pendientes, pero Acuario, sí. Hará cambios en su senda y, si no se vuelve a encontrar con Tauro, mejor.

¿Cómo crees que termina este tira y afloja? ¿Irá Tauro en busca de Acuario para dejarlo como un cromo? ¿Conseguirá esquivarle de nuevo Acuario?

Tú decides el final de este combate tan complicado, porque yo no lo veo nada claro.

ACTUALIZACIÓN: Al parecer, en Facebook sí estaba claro: Tauro se ha llevado un repaso por parte del público. Mira en lo que quedó la cosa:

duelo tac

Acuario ganó por SIETE votos a CERO. 😮

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!