5 Razones para romper con cada signo del zodiaco

No es la primera vez que dedicamos un post a explorar los defectos de los signos del zodiaco (mira éste) y, seguramente, tampoco sea el último.

En este caso, lo que sigue está pensado para que lo lean aquellos corazones despechados o decepcionados del amor. Porque, quienes están enamorados, es mejor que lean esta otra entrada: 7 Razones para amar a cada signo del zodiaco.

Confieso que este post es muy exagerado; ningún signo es tan repelente como aquí se describe.

O quizás, sí. Qué más da…

Agarremos la botella, hermano, y brindemos por los dolores del amor… (hip)… Signos traicioneros… (hip)… Todos son iguales…

Aries

1. Tiene un mal carácter temible cuando las cosas se le tuercen.

2. Vive en la adolescencia perpetua. Su melón está verde y así seguirá.

3. Se entusiasma enormemente para empezar las cosas y, una vez que te convence, te deja tirado porque se distrae con algo nuevo.

4. Su impaciencia es desquiciante. ¡Lo quiere TODO! ¡Y lo quiere YA!

5. Aries es tan egocéntrico que no se molesta un carajo en ponerse en tus zapatos para entender tu perspectiva.

Tauro

1. Tauro es cabezota hasta dejárselo de sobra. Jamás te dará la razón en ninguna discusión, incluso cuando le demuestres que la tienes. No cederá ni un milímetro.

2. Las tareas domésticas las deja para ti. Tauro se tira en el sofá y no tiene remordimientos si te ve cocinando, limpiando y haciendo la colada al mismo tiempo.

3. Sus necesidades siempre son más importantes que las tuyas.

4. Puede ser mortalmente aburrido y soporífero.

5. Cuando tratas de arreglar las tensiones, puede ser emocionalmente hermético: ¿Qué te pasa, amorcito? – ¿A mí? NADA. (Mentira cochina.)

tauro y virgo

Géminis

1. Fiarte de géminis es una locura.

2. Cada día conoces una personalidad distinta suya que te desconcierta.

3. Le encanta enredarte con palabras bonitas que rara vez convierte en hechos.

4. Se aburre de todo rápidamente, lo que te incluye a ti. No es raro que te sientas como un periódico viejo a su lado.

5. Junto a géminis se amontonarán los proyectos inacabados y las ideas abandonadas. Qué frustración…

Cáncer

1. Sus caras largas por cualquier cosa son deprimentes.

2. Te arroja flechas envenenadas y comentarios dolorosísimos, y te tienes que aguantar con eso.

3. No te deja ni respirar, transformando a menudo el amor en codependencia.

4. Cuando menos lo esperes, lo tienes organizándote la vida. Y, si no le haces caso, se te echa a llorar y te chantajea emocionalmente.

5. Le pone pegas a cualquier novedad. ¿Aventuras? Olvídate. No le gusta ni que cambies de perfume.

Leo

1. ¿Cómo estar seguro en una relación, si leo coquetea y le hace ojitos hasta a su propia sombra?

2. Por mucho que te ame, nunca te amará más que a quien tiene en frente en el espejo.

3. Ningún leo, jamás, en todo el curso de la Historia de la Humanidad, ha admitido estar equivocado en algo. Es misión imposible que dé su brazo a torcer.

4. Su arrogancia y vanidad cansan, cansan mucho.

5. Leo necesita ser siempre el centro de atención y que tú te mantengas quietecito, no sea que estropees mínimamente el momento.

Virgo

1. Virgo no se cansa de criticar lo que haces y cómo lo haces. ¿No es eso insufrible?

2. Viviendo con virgo estás condenado a llevar tú siempre la iniciativa. Pero como a virgo no le guste lo que haces, otra vez que te critica…

3. Cambia rápidamente de gustos, de opinión, de humor… ¡Venga ya!

4. La inseguridad es uno de sus rasgos más descriptivos.

5. Te hará enloquecer con reproches como te olvides de fregar los platos.

Libra

1. No sabrás su verdadera opinión sobre las cosas, porque libra sólo te dice lo que quieres escuchar.

2. Tomar decisiones con libra es un proceso terrorífico que dura horas… ¡o años!

3. Como a todos les baila el agua, puede acabar dándole la razón hasta a tu peor enemigo. ¡Argggg…!

4. Está tan obsesionado con la belleza física, que espera que siempre luzcas como un pincelito. Hasta cuando te acabas de levantar.

5. Libra es vago y de voluntad quebradiza.

Escorpio

1. Si existe el mito de los celos legendarios de escorpio, por algo será.

2. Te confundirá. Dudarás hasta de ti mismo, porque escorpio es especialista en manipular tus emociones.

3. Es uno de los signos que más probabilidades tiene de destrozarte, sin que queden de ti ni los restos. ¡Huye!

4. Escorpio es tan oscuro y misterioso que nunca llegas a saber lo que realmente piensa. Sólo sabes lo que a él/ella le interesa que sepas.

5. Las pequeñas discusiones se convierten en encarnizadas batallas a su lado.

géminis y escorpio

Sagitario

1. Mantener una conversación con un sagitario “motivado” es muy difícil. Siempre intenta hablar por encima de ti.

2. Si no está constantemente entretenido, no dejará de quejarse… y quejarse… y quejarse.

3. Cree que lo sabe todo. Suerte, si tratas de enseñarle algo.

4. Es dominante, pero luego no soporta que tú le controles lo más mínimo.

5. Te suelta las cosas a la brava, sin importarle si hiere tus sentimientos.

Capricornio

1. Su trabajo o su carrera siempre estarán por encima de ti.

2. Capricornio trata de controlarlo todo. Qué obsesión…

3. Hace lo que hace para obtener un beneficio. Si a ti te aplasta por el camino, te aguantas.

4. Tan cuadriculado, que no sabe lo que es la espontaneidad en las relaciones.

5. Como capricornio se encierre en sí mismo, no podrás atravesar sus fronteras.

Acuario

1. Como todo lo analiza con su linda mente, tus emociones le resbalan.

2. En una relación, acuario siempre es el profesor y tú, el alumno.

3. Tiene tantos amigos y conocidos, que te verás de todos los colores para conseguir una velada a solas con acuario.

4. Tiene complejo de juez, ¡caramba!

5. Siempre sabrás lo que piensa acuario, pero nunca lo que siente.

Piscis

1. Piscis va a su bola.

2. Si lo convences para hacer algo, te costará mucho trabajo que empiece a hacerlo, pero mucho más que lo termine.

3. Pero, ¿qué quiere en la vida? Ni piscis mismo lo sabe.

4. Piscis se sacrificará por tus necesidades y para que estés bien. Sí, pero te guardará resentimiento por ello.

5. Idealiza tanto las relaciones que te será muy difícil cumplir con sus expectativas.

 

Que nadie se ofenda. La frustración es muy mala y, cuando uno está en sus horas más bajas, es capaz de decir auténticas barbaridades. 😉

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!