El niño Leo

Con energía a raudales y ganas de llamar la atención. Así amanece al mundo la pequeña fiera del zodiaco, como bien saben sus padres.

Al igual que los niños Aries, los Leo nacen con prisa para explorar el mundo, cosa que desemboca en numerosos coscorrones durante la infancia. En lugar de traer un pan bajo el brazo, debieron traerse un botiquín.

Ay, Leo… que te veo

Según sus padres, lo dejan recogiendo los juguetes de su habitación. Pero, a los cinco minutos, miran por la ventana y lo observan encaramándose a un árbol o haciendo hoyos en el jardín para encontrar tesoros.

niño en el campo

A Leo hay que enseñarle desde tempranito a ser responsable, para que no se escaquee de lo que debe hacer o para evitar que endilgue a los demás el trabajo que a él/ella le corresponde.

Y, además, hay que proponerle actividades que tengan una finalidad clara, explicándole porqué son útiles. No sirven ésas que se le asignan para que esté un rato ocupado y deje de dar castigo.

Por supuesto, entre esas actividades han de abundar las que sirvan para encauzar su abundante energía y sus inquietudes creativas.

Leo, el pequeño tirano

Desde muy temprano le gusta destacar, llevar la voz cantante y que otros hagan lo que él/ella dice. Es responsabilidad de los adultos transmitirle que todas las personas son dignas de respeto.

Por supuesto, habrán de predicar con el ejemplo, mostrando ellos esa actitud hacia los demás, incluido el pequeño Leo.

De este modo, su alma de líder no degenerará en un dictadorzuelo malcriado, sino en un individuo noble, honesto y considerado con sus semejantes, aunque conserve un gusto saludable por hacerse notar.

Ahorrar, un reto difícil

Entre lo que le gustan sus caprichitos y lo generoso que se muestra complaciendo los de las personas que quiere, a Leo le cuesta contenerse con los gastos y, mucho más, ahorrar.

Los adultos han de ayudarle con esto, si no quieren que las pase moradas en el futuro. Quizás sea de los aprendizajes que más esfuerzo le supongan, pero el pequeño Leo lo agradecerá mucho cuando crezca.

¿Tiene esto que ver contigo o con los niños (o niñas) Leo que has conocido? ¿Añades algo más?
Si te gusta la entrada, comparte, por favor...

Comments

  1. Leyendo todo, me he dado cuenta de algo…
    Es como si me hubieras visto crecer XD has dicho todo tal y como yo recuerdo mi infancia XD

    No puedo decir más, solo que, jamás había visto algo tan exacto respecto a mi infancia como este post…

  2. Moni $ says:

    Me encanto me has hecho volver a mi infancia!!! Que afortunada me siento de compartir signo contigo Casandra y por cierto mi amorsito es escorpio y gracias a ti y todo lo que publicas de los escorpio he parendido a llevar la relacion de casi dos años ya, bendicionesl.comMe encanto me has hecho volver a mi infancia!!! Que afortunada me siento de compartir signo contigo Casandra y por cierto mi amorsito es escorpio y gracias a ti y todo lo que publicas de los escorpio he parendido a llevar la relacion de casi dos años ya, bendiciones

    • Casandra says:

      Gracias, compañera leona. 😀
      Enhorabuena y felicitaciones a ti. Y a tu amorcito, desde luego. Que dure muchos años esa relación para bien de ambos.
      Besos!

  3. Claudio says:

    Yo de chico era super tímido, nada que ver con lo que era ahora, aunque si tenia una muy buena imaginación y no era muy buen estudioso que digamos jaja pero después cambie a eso de los 13 14 y me convertí en todo lo contrario a lo que fui.
    Ahora que soy grande no le veo el sentido a ser introvertido

    • Casandra says:

      Deduzco que estás contento con el cambio. Ahora te pareces más a Leo. 😀

error: Content is protected !!