3 Cosas en las que has de ser tolerante si vives con géminis

géminis¿Cómo va a ser difícil convivir con un signo tan jovial y optimista? Ya pasamos un día en la vida de géminis para darnos cuenta de lo activo y dicharachero que es.

Quizás ahí encontremos el primer gran problema todos aquéllos a quienes nos cuesta seguirle el ritmo.

Géminis es todo nervio

Con la cosa de que necesita variedad constante, géminis está en continuo movimiento. Siempre tiene algo que hacer, alguien con quien hablar, un lugar que visitar, etc.

Huye de la rutina y de la monotonía como de la peor de las enfermedades. Y tú, si eres de tomarte la vida con más calma y de no empezar con una tarea hasta haber terminado la anterior, puedes terminar considerando a géminis una fuente de estrés con patas.

Porque su nerviosismo e hiperactividad son contagiosos. — ¡Ay, no! Ya ha tenido otra idea

La cabeza de géminis siempre tiene el turbo puesto

El nerviosismo de géminis no se refleja sólo en ese ir y venir físico. Su cabeza tiene más vida que un mercado persa en hora punta.

Todo le interesa. Es extremadamente curioso y absorbe toda la información de acontecimientos y personas velozmente para generar una nueva idea, mejor que la que tuvo hace cinco minutos.

En la convivencia, esto también es duro de llevar. Porque has de mantener su mente continuamente estimulada, hablándole de cosas nuevas para que no se aburra y compartiendo sus descubrimientos.

¿Cuál es el problema? Que, entre noticias, chismes, curiosidades, trucos… y demás datos interesantes que géminis te brinda, también te dispersas tú.

Géminis funciona así, la mar de contento. Pero a ti puede distraerte de lo lindo de las tareas que tienes entre manos, con tanta estimulación… Sólo tú puedes saber si eso te gusta o te complica la vida una cosa mala.

Géminis y sus personalidades múltiples

Dejamos para el final el que, quizás, sea el punto más difícil de llevar para quienes conviven con géminis.

En este signo no confluyen únicamente un par de traviesos gemelitos. Qué va… Si conoces algún géminis, te habrás dado cuenta de que tiene como 3 ó 4 personalidades distintas, como poco.

géminis dualUn día le haces una jugarreta gorda y no le da importancia. Al día siguiente, le comentas algo trivial y se lo toma tan a la tremenda como si hubieras insultado a su madre.

Un día te critica lo que has hecho. Otro día, haces lo mismo y le importa un pimiento… Un día, se comporta apasionado. Al otro, es un marmolillo.

Ya se enfada, ya se contenta. Ya llora, ya ríe. Cambia de ánimos, como si se fueran turnando varias personas (con sus respectivas identidades) en su mismo cuerpo. Puede que ésta misma sea la respuesta a porqué no puede para de pensar y de hacer tantas cosas

Esto es desconcertante y, como no te adaptes, también te va a venir largo para convivir con géminis.

Una cosa que yo me he preguntado es que, si cambia tanto, cómo es que al final se impone su tendencia alegre y desenfadada.

He llegado a la conclusión de que, a pesar de todo, géminis es un signo racional. Y, como la mayoría de las preocupaciones humanas tienen que ver con asuntos temporales y otras, con cuestiones irracionales, géminis descarta muchas de ellas por simple lógica.

¡Ah! Y también le ayuda que no es un signo propenso a regodearse en el pasado. Está más pendiente de lo que hace ahora y de lo que va a hacer en los próximos minutos.

Falta saber qué piensas tú de esto. Seguro que nos puedes ayudar a que nos llevemos mejor con los géminis de nuestra vida.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!