10 Claves para mantener el amor de Tauro

¿Tu pareja es Tauro? La buena suerte te ha sonreído. A Tauro no le gustan mucho los cambios. Así es que, si te ha elegido, habrá sido después de tener la seguridad de que eres justo la persona con quien quiere estar.

Y tú, no sólo te llevas a uno de los mejores amores y amantes del zodiaco, sino que es relativamente sencillo cultivar la felicidad de pareja a su lado.

¿Repasamos los puntos más importantes para mantener y fortalecer tu relación con este signo? A eso vamos…

1. Sé sutil

Ya sabes lo que les tira la belleza a los hijos de Venus… Tauro lo confirma. Le va lo bello, lo amable, lo agradable, lo sutil y amistoso.

Para quedarte en el amoroso corazón de Tauro, que dulzura y generosidad sean tus dos nuevos apellidos.

tauro

2. Rodéale de delicias

Tauro está enganchado al placer sensual. Le gusta disfrutar con sus sentidos al máximo.

¿Te da esto alguna idea? ¿Hacerle unas galletitas de chocolate para el desayuno, quizás? ¿Estrenar ropa interior? Anda que no sobran opciones en el día a día…

Gracias a los astros que Tauro pone fácil que uno sea creativo.

3. No le metas prisa

El toro se toma su tiempo para hacer lo que tenga que hacer, especialmente, si lo está disfrutando.

Permítele que se tarde lo que le plazca y te amará profundamente (incluso literalmente).

4. Empecinamientos, los justos

Sólo un tipo muy tonto o una nena descocada se atrevería a discutir ferozmente con uno de estos toritos y en hacerle cambiar de opinión a la fuerza.

No sólo no sirve la estrategia, sino que… como se enfade Tauro, aquí no nos hacemos responsables de lo que te pase.

5. Maneja el dinero con cuidado

A Tauro le encanta lo bueno, siempre que no suponga riesgo para sus finanzas. Tendrás su admiración si sabes administrarte de tal modo que vivas bien y consigas ahorrar al mismo tiempo.

Si te gusta dilapidar el dinero en caprichitos sin pensar en el mañana, lo tienes crudo con este signo.

6. Disfruta en exteriores

Tauro disfruta como un bendito contemplando la bella Naturaleza y sus criaturas.

Acompáñale en sus tranquilos paseos y bucólicas excursiones (sin hacer escandaleras) o planea tú alguna actividad del estilo. Que no falten en vuestra agenda de pareja.

7. Toca, toca y toca…

Una vez más, la sensualidad. A Tauro le gustan las caricias, los besos, los arrumacos y cualquier excusa que se te ocurra para ponerle la mano o cualquier apéndice encima.

Sutil y amorosamente, claro. (Véase el punto 1.)

8. … Pero no toques sus cosas

Toca todo lo que quieras, pero mantente lejos de sus posesiones materiales. O, en todo caso, jamás se te ocurra usar sus cosas sin su consentimiento voluntario y expreso.

Asegúrate de que te ha dado permiso para ello en estado de plena consciencia.

9. Prohibido mirar a otros/otras

A ver, mirar… lo que se dice mirar, puedes. Otra cosa es mostrar signos de agitación o coquetear descaradamente.

Eso le viene muy, muy largo a Tauro.

10. Eleva tu adoración a la potencia máxima

Tauro es leal, cariñoso y muy devoto de los suyos. Correspóndele lo mejor que puedas y lograrás que te devuelva amplificada esa devoción.

Te convertirás en su dios/diosa, en la que promete ser una unión laaaaaarga, placentera y fructífera para los dos.

Un amante resistente, constante y generoso como Tauro no se merece menos, ¿verdad? Y tú, tampoco.

Imagen de Leo Reynolds

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...

Comments

  1. Rigel says:

    Tal vez me esté sugestionando, pero me pregunto si en verdad puede ser tan grande la sugestión como para hacerme fingir algo que no soy todo el tiempo y mentirme a mí mismo y que me lo crea? Tal vez, pero sería ésta sugestión tan fuerte que me haga ver en otras personas atributos que en verdad no tienen y que sólo yo les asigno? Tal vez. Pero prefiero creer que los astros si influyen en nuestra vida, en nuestro aspecto y en nuestra personalidad. (Perdón por el divague. Tal vez por eso todos salgan los sábados de noche, para no caer en la verborragia mental en la que ahora estoy) En fin, todo el monólogo anterior fue la versión larga de ésto: todo los que escrito está en este artículo, es así. Hasta en el orden en que se colocaron. Primero que nada, la sutileza (que terrible cuando te abofetean con un ofrecimiento sucio sin siquiera saber tu nombre. Este mundo está de cabeza). Segundo, complacer los sentidos de éste hedonista crónico. Luego, no tomar prisa. Tal vez este debería ser el segundo, porque es tan cierto!!! Lo que rápido se obtiene rápido se va, y eso no es para los nacidos en mayo. De aquí en adelante, cambiaría el orden de algunos ítems…

    4º: Maneja el dinero con cuidado. En especial si es del Taurino.
    5º: Toca y toca… 😉 😀
    6º: Disfruta en exteriores. Nada mejor que un abrazo en el patio trasero bajo la luz de la luna.
    7º: No toque sus cosas. En teoría, si eres pareja de Tauro, deberías tener las tuyas propias.
    8º: Empecinamientos, los justos .Ésta ubicación es muy personal. No tengo problemas en lidiar con una sana discusión, pero si la otra persona se da cuenta, luego de muchos intentos, que el Taurino no va a dar el brazo a torcer (algo que pasa casi siempre), pues que deje de molestar!!!
    9º: Prohibido a mirar a otros. Otra ubicación muy personal. No me considero celoso, sé lo que valgo, y si a mi pareja no le parezco suficiente, pero sí el otro que le hace sacar la cabeza del auto, pues bien, que no me haga perder el tiempo y se dé el gusto. No pienso ponerme de rodillas. Es más, le ayudo a hacer las maletas y le deseo lo mejor… Y QUE NO SE VUELVA CRUZAR FRENTE A MÍ!!! (Aquí debería ir un emoticón de enojo, pero no sé cómo se hace)
    10º: Eleva tu adoración a la potencia máxima. Éste está donde debe estar. Es más, puede no estar, y no sentiría el vacío. No soy un Leonino, o un Librano (se dice asi?). Mi autoestima o mi ego no dependen de la opinión de nadie que no sea mi madre. No necesito escuchar un “te amo”. Que todavía no se haya ido ya lo demuestra. No necesito que me digan lo guapo que soy. Sabría que miente, pero que tiene buenas intenciones. No necesito regalos. Trabajo duro y obtengo lo que tengo del fruto de mi esfuerzo, y sólo así. Definitivamente no quiero ser “adorado”, es más, si así fuera empezaría a desconfiar.

    En fin, como siempre Casa, tu blog es un oasis en el desierto sin fin de mi rutina. Sigue así. Buenas Vibras Univesales. 🙂

    • Casandra says:

      Hola, Rigel!

      Gracias por jerarquizar la lista de otra manera. A ver, he tomado notas…

      La introducción no la he entendido muy bien. Pero, claro que se pueden ver en otro cualidades que no tiene. Mi Luna en Piscis lo hace mucho. Se le dice “idealizar”, ja, ja, ja…

      Imperdonable por mi parte que haya puesto tan abajo la de “Tocar, tocar y tocar…” Debería estar la 5ª, si no antes.

      Lo de la adoración lo he expresado mal. Quería ir por el lado de la “dedicación”, pero al girar con pasión la tuerca… se me quedó en un nivel muy de Leo, tienes razón.

      Perdona por el retraso a la hora de contestar tu comentario. Estoy en una rachilla estresante y voy con el pie cambiado. No sé cómo se pone este emoticono yo tampoco… Ni el del enojo. Prefiero las caritas contentas. 😀

      Un besote grande, Rigel. Qué despliegue de simpatía dejas en este rinconcito. Mil gracias. 🙂

      • Rigel says:

        Gracias por responder Casa, creo que ésta es la primera vez que agradezco, que mal educado!!! No hay retraso linda, hacélo cuando puedas.

        En cuanto a la intro, no hay mucho que explicar, porque ni yo entiendo bien ahora que la leo de nuevo. En cuanto a la idealización, según mi concepto personal es asignar vitudes imaginarias a las personas para ajustarlos a nuestro “canon” personal. Lo mío es todo lo contrario. Veo todo los defectos del signo en la persona, y por esa razón reconozco a qué signo pertenecen. La acidez e incluso toxicidad de Escorpio, el excesivo afán por el trabajo de Capricornio, la megalomanía de los Leo, la verborragia sin sentido de los Géminis, todo eso me es familiar. Pero bueno, quien va a negar que tenemos algo o mucho de los defectos de cada signo? Pero me identifico más con los defectos de Tauro y Cáncer. 😀

        Lo de la adoración ya quedo aclarado, y caso cerrado.

        Por último, agradezco lo de la simpatía, admito que suelo tenerla en pequeñas dosis, pero te confieso que cuando te escribí el comentario anterior era un sábado de noche, estaba cansado, con frío y con un humor terriiibleee!!! No sé si lo del “despliegue de simpatía” fue irónico, pero si es así, lo entiendo. Cualquiera que lea mi comentario, en especial la última parte, creería que soy la re-encarnación de Hitler:
        – No necesito escuchar un “te amo”
        – No necesito que me digan lo guapo que soy
        – No necesito regalos
        … Miedo!!!

        Un placer intercambiar palabras contigo Casa, como siempre 🙂

        • Casandra says:

          No sé yo, Rigel. A mí no me pareció tan borde. Más bien, cristalino (al estilo Sagitario). Ahora que caigo, aquí tuvimos un dictador Sagitario durante cuarenta años, ja, ja… 😉

          Lo que me ha parecido interesante es la cuestión de la des-idealización. Me parece buena idea fijarse antes en los defectos que en las virtudes. A fin de cuentas, a nadie le amarga un dulce. Y son los defectos los que mejor nos pueden decir si vamos a ser capaces de llevarnos bien con la otra persona.

          Disculpa que retome el asunto cerrado. Es que me ha hecho pensar. 😀

          Besos!

error: Content is protected !!