La influencia positiva de Sagitario

Nacer bajo un determinado signo del zodiaco te invita a desarrollar ciertas virtudes (y defectos).

Pero, ya que vives rodeado de personas, todas esas cualidades que exhibes no sólo te atañen a ti.

Quienes te rodean también se verán afectados por todo el lote: los ayudarás e inspirarás gracias a las capacidades y habilidades que desarrolles y, al igual, padecerán tus defectos.

Detengámonos hoy en uno de los signos más virtuosos del zodiaco: nuestro arquero.

Y, ya que lo estamos homenajeando, enfoquémonos en las cualidades positivas que pueden servir de inspiración para todas las personas con las que comparta el camino.

La influencia positiva de Sagitario

¿Eres Sagitario? ¿Te identificas con las características que describen a este signo?

Si es así, muy probablemente, estés iluminando la existencia de otras personas con actitudes como éstas.

sagitario, el arquero

1. Tu incombustible optimismo

El optimismo es una de las virtudes insignia de Sagitario. Se puede elegir entre ver la botella medio vacía o medio llena y Sagitario elige lo segundo.

Quienes nos encontramos apesadumbrados, de brazos y ánimos caídos, nos beneficiamos del empuje de Sagitario.

El arquero nos anima a fijarnos en lo que hemos ganado, en las opciones de progreso, en soluciones que permanecen veladas tras el pesimismo.

Nos dejamos contagiar de su determinación por avanzar y abandonamos el rincón de la miseria y la autocompasión, aunque sea por un rato. El necesario para entender que siempre hay una luz en el camino, aunque cueste encontrarla de primeras.

2. La habilidad de convertir los obstáculos en oportunidades

Para Sagitario, los problemas son situaciones a resolver. Los obstáculos, desafíos para encontrar el modo de continuar hacia delante. Las calamidades, duras pruebas de las que se puede extraer algo bueno, por pequeño que sea.

Sagitario mantiene la confianza en que, si no es hoy, mañana encontrará la manera de afrontar lo que se le viene encima y, no sólo superarlo, sino utilizar lo aprendido en su beneficio.

3. La resolución de aprender de los errores

Sagitario entiende los errores, fracasos y derrotas como parte inherente del camino hacia el éxito.

A ver, ¿qué éxito se ha construido sin dar ningún traspiés?

El arquero retoma el equilibrio, extrae la lección del tropiezo y da un nuevo paso adelante. Cada uno de ellos le hace estar más cerca de su objetivo.

Algunos llaman a esto “buena suerte”. Ya ves que no se trata de eso. Es la actitud la que hace que este signo sea uno de los más afortunados del zodiaco.

4. Las ganas de descubrir nuevos horizontes

La rutina oxida a quien se apega a ella en exceso. El exceso de comodidad y complacencia nos priva de disfrutar experiencias de las que enamorarnos.

Y aquí llega el movidito Sagitario, para sacudirnos el muermo e invitarnos a explorar, a saborear, a palpar lo inédito. Su entusiasmo por la vida es de veras contagioso.

5. La defensa de tu libertad

Sagitario está entre los signos que más valoran y defienden su libertad. Esto lo impulsa a ciertas conductas saludables, como la de zafarse de relaciones asfixiantes o la de tirar por la borda sentimientos y culpas que son un lastre en su viaje.

Verlo volar en paz nos infunde valentía al resto para liberarnos de grilletes y pesos emocionales innecesarios.

En definitiva, esa actitud positiva con la que Sagitario encara el día a día no sólo lo eleva a él/ella y le sirve para construir la vida que quiere. También se convierte en una fuente de fuerza y alegría para quienes estamos al lado.

Sirva esta entrada como reconocimiento y agradecimiento a Sagitario. Esperemos que siga enseñándonos a buscar la luz. 🙂

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!