20 Maneras de desquiciar a piscis

piscisPiscis es un dechado de virtudes. Es sensible, cariñoso, imaginativo, pacífico… En definitiva, acumula un sinfín de maravillosos dones, pero no por ello está exento de nuestras travesuras.

Hoy vamos a jugar a buscarle las cosquillas, enumerando algunas situaciones que le harían perder… no tanto la paciencia como el buen ánimo. Desquiciar a piscis es difícil por lo sacrificado que es. Sin embargo, vamos a probar. Aprovechemos su vulnerabilidad a las críticas, su propensión al despiste, su sensibilidad a flor de piel y su gusto por la buena vida, entre otras debilidades.

Si se te ocurre alguna trastada más, no dudes en sumarla a la lista. ¿Preparados?

  1. Dile que esos vaqueros le hacen el culillo gordo.
  2. Dile que con tus gafas nuevas puedes verlo desnudo.
  3. Refútale la existencia de Papa Noel, de los gnomos, las hadas y demás entidades mágicas.
  4. Regálale un poster desmotivador.
  5. Pasa la tarde haciendo números con él (sin que se distraiga).
  6. Si eres su pareja, pídele que plasme vuestro amor en una ecuación (si no es matemático, esto puede marearle mucho).
  7. Nombrarlo árbitro de un encuentro deportivo muy bronco sería una pasada…
  8. Convéncelo para ir a una exposición de su pintor favorito y luego lo llevas al boxeo.
  9. Róbale el sofá y el colchón.
  10. Llévatelo a correr 20 kilómetros a las 6 de la mañana.
  11. Prométele un beso si te pinta la casa y, cuando termine, le pones en los morros a tu perrita Fufú. (Le prometiste un beso, pero no tuyo.)
  12. Dile que te enamorarás de él cuando lo veas trabajar de policía antidisturbios.
  13. Invítalo a una ópera larguísima y dale un pisotón cada vez que entorne los ojos.
  14. No le quites ojo en el cine, cuando saque su pañuelo para secarse las lagrimillas de emoción.poster desmotivador
  15. Regálale unos zapatos que le vengan muy justitos. (Pobrecillo. Los pies son su punto débil.)
  16. Dale pastelitos bien aderezados con pimienta y pregúntale si le gustan.
  17. Encárgale un poema donde describa con detalle la intervención quirúrgica del aumento de pechos.
  18. Después le dices que al poema le falta sentimiento.
  19. Oblígalo a trabajar de sol a sol. (Lo hará, pero quedará de un mustio…)
  20. Si además trabaja todo el día con una cuadrilla de obreros gritones y conflictivos, no es seguro que se reponga para el día siguiente.

Todo esto es una broma, ¿eh? Que nadie se meta con los buenos pescaditos.

Y a ti, piscis. Sé fuerte y no entres al trapo cuando intenten minarte la moral. 😉

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!