Compatibilidad: Tauro y Cáncer

taurocáncerDespués de haber publicado compatibilidades un tanto conflictivas, hoy tenemos el placer de hablar de una de las parejas mejor avenidas: tauro y cáncer.

Están tan hechos a medida, que más de una pareja envidiará esa relación tan dulce y armoniosa. Pero, sin saber qué ocurre de puertas adentro, porque cáncer y tauro también tienen sus problemillas y diferencias que limar.

Sin más preámbulo, vamos con el estable tauro (signo de tierra) y con el sensible cáncer (signo de agua).

Tauro y Cáncer en el trabajo

Estos signos se entenderán a las mil maravillas en lo personal, pero también en el terreno de los negocios, ya que ambos coinciden en dos de sus primordiales objetivos: estabilidad y seguridad.

Ninguno de los dos son dados a los riesgos sin sentido ni a los gastos locos.

Como en otras áreas, puede que de vez en cuando surja alguna desavenencia que termine en discusión, avivada por la testarudez del amigo tauro.

Lo bueno es que cáncer es dado a ceder si tauro tiene la razón o, a veces, aunque no la tenga, cede por el bien común y por tener la fiesta en paz.

Si manejan dinero, la previsible rigidez presupuestaria de tauro tampoco será un problema. Cáncer se amolda como un guante a la estrategia financiera de su compañero.

Tauro y Cáncer como amigos

Tanto cáncer como tauro gustan de las relaciones duraderas y ponen mucho cuidado en mantenerlas. Son ambos enemigos acérrimos de los cambios y esto se extiende al terreno de las relaciones.

Estos dos signos suelen conectar y disfrutar de su mutua compañía. ¡Se entienden! Y lo pasan muy bien cuando comparten actividades.

Pueden estar una tarde entera sentados en el sofá mientras miran vídeos domésticos o divertirse en la cocina como enanos preparando una extraña tarta de remolacha…

No necesitan más.

A los dos les encanta saborear los pequeños placeres de la vida y aprovechar los momentos cotidianos tranquila y cómodamente, alejados del estrés y de bullicios innecesarios.

Para acelerarse, ahí están áries, géminis u otros signos a quienes les guste lo movidito.

Esa desconexión del ruido mundano puede dar la impresión de que tauro y cáncer son secos o distantes respecto a otros más extrovertidos, pero… qué va. Son un encanto y les encanta reírse. Simplemente, su estilo de diversión es más “recogidito”.

Tauro y Cáncer en el amor

¿Cómo no van a funcionar como pareja? Los dos, cariñosos, leales, modestos, sensibles y con ese amor por los suyos…

Cáncer y tauro necesitan apoyo. Y no sólo se lo proporcionan entre sí, estando pendientes de sus necesidades mutuas, sino que también lo están de las otras personas que son importantes en su vida de pareja.

Este dúo tan hogareño cuida y protege a su familia; a los niños y mayores, con especial dedicación.

Seguridad y estabilidad es lo que más anhelan. Tauro persigue con más ahínco la seguridad material; cáncer, la emocional. Lo que importa es que son objetivos perfectamente compatibles en este caso.

cáncer y tauro

¿Es que no va a haber problemas en este nidito de amor? Pues sí, como en todos. Pero lo bueno es que estos signos suelen equilibrarse mutuamente.

Vamos con uno de esos problemas: Los repentinos cambios de humor de cáncer (aunque tauro también tiene a veces sus repentes).

La calma suele imponerse, porque la firmeza de tauro le ayuda a cáncer a estabilizar sus emociones y a sentir seguridad.

Otro problema clásico: Los dos signos son celosos, pero tauro es particularmente posesivo.

Por este motivo pueden tener sus encontronazos. Aunque puede darse el caso de que cáncer termine amoldándose al control de tauro, por la seguridad que da tener un par de cuernos que te protejan en la vida…

Perdón, he exagerado un poco… :D

Lo cierto es que, si cáncer se siente seguro y protegido, es capaz de llegar al corazón de tauro, haciendo que éste se sienta a su vez enormemente amado y comprendido, con lo que el furor controlador del toro amainaría.

¿Otros problemas? Los de todo el mundo. Discusiones por el seguro del coche, la pensión de jubilación, las reformas domésticas, etc. En definitiva, lo que es la vida en el hogar.

En sus relaciones más íntimas poco más hay que aportar. Si en todo lo demás se llevan así de bien, imagínate.

En el dormitorio cáncer puede pedir lo que quiera, hasta las fantasías mas extrañas (que las tiene), que ahí está tauro para complacer todas y cada una de ellas.

La única pega que puede haber es que cáncer no es tan maratónico como tauro en el sexo y, además, con el tiempo, lo suele dejar en un segundo plano. Pero esto es un problema de muy fácil solución, si ambas partes se lo proponen.

Conclusión: Buenísima compatibilidad. Pero no olvidemos que son pinceladas orientativas y que, para que una relación funcione, por buenos que sean los pronósticos, se necesita un trabajo conjunto.

Esta compatibilidad no me la ha pedido nadie, pero es que llevaba tiempo sin escribir sobre parejas felices y armoniosas. :) ¡Qué suerte si se trata de la tuya!



Comments

  1. Excelente aporte!!! Mi mamá es cáncer, y es mi mejor amiga, nos llevamos de mil maravillas!!! La combinación Luna-Venus, agua-tierra, hogareño-hogareño, dulce-dulce, comilón-comilón, etc., como no iba a resultar? Es la típica imagen de familia feliz, precioso! (*)

    • Casandra says:

      Ojalá que fuera así cada vez que un tauro y un cáncer decidieran tener un futuro juntos. :D
      Gracias a ti, Rigel.

  2. alejandra says:

    yo soy tauro y mi novio es cancer… y wuaoooo… es genial me encanta su forma de ser ^^ y varias cosas son hasta cierto punto ciertas de lo mencionado, innclusive aunque no me guste mucho eso de los celos y posesion por parte de tauro… pero como dicen se trata de trabajo en conjunto y expresar de manera sana las cosas que se sienten y piensan para llegar a una comprencion =D….
    y tengo una amiga cancer tambien jeje y es genial.. cuando estoy con uno de ellos me divierto mucho aunque solo platiquemos jeje o salgamos de paseo etc… siempre es muy divertido y se siente relajado y en confianza jeje

    • Casandra says:

      Alejandra, muchas gracias por tu punto de vista y, sobre todo, por compartir esas experiencias tuyas tan buenas con los cangrejitos. Si es que son un encanto…