Compatibilidad: Aries y Escorpio

ariesescorpioAsistimos a un encuentro de ciclones: aries y escorpio. Signos fuertes y enérgicos, gracias al planeta rojo Marte, que les carga las pilas a los dos.

No conocen medias tintas ni batallas perdidas. Son apasionados, entregados a su objetivo, líderes natos… ¿Habrá lugar en el mismo pueblo para los dos?

Veamos si pueden entenderse, a pesar de las chispas que saltarán, contando con que no terminen como en el mítico tiroteo de ese clásico del cine: “Duelo al sol”.

Aries y Escorpio en el trabajo

En el terreno laboral estos signos hacen un gran equipo. Una razón es que, a la hora de asumir sus responsabilidades, ninguno de los dos es perezoso.

Vale. Aries y escorpio son signos a quienes no les gustan las imposiciones, que prefieren dominar a que alguien les diga lo que hay que hacer.

Se podría pensar que chocan en el trabajo por esta cuestión, pero lo cierto es que se complementan bien.

Aries suele ser el que adopta las nuevas ideas y escorpio, el que mantiene el timón en la dirección correcta.

Amigos, es que escorpio no da puntada sin hilo. Puede renunciar al mando. Es más, le gusta que sea aries el que de la cara con agresividad y desparpajo. Así es a él al que se la parten. 😈

Aries y Escorpio como amigos

A escorpio suele gustarle la energía que desprende aries y éste se deja cautivar por el magnetismo del escorpión. Pero es que son tan, pero que tan distintos…

Aries, de naturaleza optimista; escorpio, con tendencia al sufrimiento; aries, dicharachero y extrovertido; escorpio, más reservado y serio; aries, amante de la aventura y las emociones trepidantes; escorpio más contemplativo y habitual de sus espacios íntimos, etc.

La pregunta es: ¿Coincidirían en el mismo momento y lugar para conocerse?

Es algo difícil, pero de darse el caso, aries tendrá el gusto de conocer a alguien tan enérgico como él, pero que al mismo tiempo pueda aportarle un remanso de paz cuando la necesite.

Escorpio conocerá a alguien leal, que no es poco, y, además, que aporta buen humor y bromas a su dramático corazoncito.

¡Uy! Pero cuidado con las bromas. Aries a veces se pasa un poco y, si hiere la susceptibilidad de escorpio, podría salir escaldado.

El ingenuo de aries va sin malicia, a reírse un ratillo. Pero escorpio devolverá la broma con toda su mala leche. Qué duda cabe de que escorpio será quien ría el último…

Aries y Escorpio en el amor

En el terreno romántico saltan chispas. Chispas que se inician desde el primer encuentro haciendo surgir un “amor a primera vista”, inexplicable y fulminante.

La pareja de aries y escorpio arranca con pasión, como si estuviesen viviendo el amor más desgarrado. Pero luego, cuando pasa el impulso carnal y les llega la sangre al cerebro, empiezan a aflorar sus diferencias.

Escorpio necesita que esa intensidad se manifieste también en los sentimientos; busca un vínculo afectivo tan estrecho, que puede sentirse dolido cuando vea que a aries no le sucede lo mismo.

Aries se asfixia si su pareja pretende ser posesiva. Es más, aun respetando la unión con su pareja firmemente consolidada, a aries le gusta salir, entrar, coquetear y divertirse.

Un escorpio de los más celosos, como poco, estará molesto con el “Viva la Virgen” de aries, que, si llega a darse cuenta de la situación, no le dará importancia.

Ésa es otra: Escorpio se lo calla todo. Es muy difícil saber si está dolido hasta que estalla el conflicto. Y, cuando estalla, afloran otras diferencias.

Aries, cuando discute, es directo y no se guarda nada. Echa por su boquita todo lo que piensa, sin diplomacias que valgan. Después, perdona y olvida. Hace borrón y cuenta nueva.

Escorpio, no. Es de los que guardan cada gesto, cada palabra que les ha herido, para luego asestar un aguijonazo terrible en el momento más propicio.

duelo al sol

Duelo al sol

Escorpio es muy orgulloso, pero aries, también. Éste no soporta humillaciones ni desplantes, por lo que es probable que, cuando se enfrenten los dos signos, el combate sea largo y difícil.

Con eso es con lo que hay que tener cuidado en esta relación de signos guerreros: con los combates.

Aunque hay uno que no está nada mal: El intenso combate que estos signos disputan en su vida más íntima de pareja.

Escorpio es el amante ardiente que aries buscó toda la vida y al fin encontró.

Aries es esa criatura salvaje que no se deja domar tan fácilmente y, recordemos, escorpio ama lo difícil.

La palabra lascivia se queda corta cuando estos dos signos inician su intensa danza del cortejo y el maratón de después.

En definitiva, es una pareja hecha para excitarse mutuamente en todos los sentidos.

Conclusión: Compatibilidad extrema (extremadamente buena o mala, según el momento). Es lo que tiene una unión tan intensa. 😀

Gracias a Claudia por pedirnos esta compatibilidad.