¿Cuál es tu signo lunar y cómo te influye?

¿Te imaginas que sólo existieran doce perfiles estrictos y cada uno de nosotros estuviera encasillado en uno de ellos? Por fortuna, la astrología es divertida y no se limita a describirnos únicamente basándose en nuestro signo solar.

Anteriormente, nos ocupamos del ascendente zodiacal que, básicamente, es el signo que influye más en nuestra apariencia. Es decir, en la imagen que proyectamos a los demás y en la que ellos perciben de nosotros.

Por ejemplo, dos personas nacidas bajo el signo de aries, aunque tengan la misma esencia (la de su signo solar) pueden parecer totalmente distintas, si una de ellas tiene ascendente géminis y la otra, ascendente tauro. Nada que ver.

Es por eso que el ascendente es uno de los signos más importantes a la hora de describirnos y también lo es el que vamos a ver ahora: el signo lunar.

El signo lunar se determina hallando en qué posición se encontraba la Luna en el momento y lugar de nuestro nacimiento.

La Luna, a lo largo de su ciclo, recorre todos los signos del zodiaco pasando dos días y un tercio (más o menos) en cada uno de ellos. Por eso se le presta poca atención.

La mayoría de las personas sólo conocen su signo solar, que es tan fácil de averiguar.

Si alguien desea conocer su signo lunar o su ascendente, ha de consultar un mamotreto de astrología o visitar una web que tenga los datos necesarios para decirle la posición en la que estaba la Luna, según las coordenadas geográficas que proporcione y la hora de su nacimiento.

luna y sol

Ese, el signo lunar, nos describe otra dimensión de nuestra persona. Por eso es importante. Porque a veces se aleja de lo que nos dice el signo solar.

Fundamentalmente, el signo lunar nos habla de nuestros sentimientos, de cómo manejamos las emociones, de qué tan intuitivos somos, de nuestros hábitos y de cómo nos comportamos con la familia y los seres más cercanos (que puede ser muy distinta a la manera de comportarnos con otras personas).

Resumiendo: El signo solar describe la personalidad básica; el lunar, nos revela cómo se comporta en las distancias cortas y el ascendente, cómo se proyecta y es percibido por otros.

Los tres signos juntos son los que nos ayudan a hacernos una idea más clara de cómo es la persona que tenemos en frente.

Y, quien aún no sepa su signo lunar y quiera averiguarlo, puede consultarlo en esta página astrológica: Carta Natal.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!