5 Razones por las que nos interesan los signos del zodiaco

Este blog está lleno de entradas hablando sobre los signos del zodiaco: sus características básicas, su apariencia, su forma de trabajar, de amar, de reír, etc. Y, como sabes, también abundan las bromas.

Apenas si hay artículos “serios” sobre astrología. Estamos entrando en materia poco a poco. Y lo estamos haciendo como quien va armando un puzle de cientos de piezas.

Es entretenido, sí. Pero la razón principal por la que aquí hablamos de los signos del zodiaco es otra: Nos sirven de vehículo para conocernos mejor.

Idea que se explica mejor en estos cinco puntos:

1. Creas o no creas en temas astrológicos, cuando echas un vistazo a tu signo del zodiaco (o, mejor todavía, a tu carta natal) puedes bucear en el autoconocimiento.

Es como mirarte a un espejo: ¿Esta descripción se parece a mí? ¿En qué soy diferente?

Explorar en ti mismo es divertido, fascinante… Y aquí tienes un instrumento para hacerlo.

formas

2. Además de reflexionar sobre las características que te hacen único, te fijas en comportamientos de otras personas e intentas entenderlos. Te haces más observador.

Y esto tiene su lado útil. Quizás tomes decisiones sobre las características que más valoras (para desarrollarlas en ti o para rodearte de personas que las exhiban).

3. Vives un auténtico “orgullo de signo” cuando te identificas con las características positivas que se asocian al tuyo.

Y todavía es mejor cuando intentas que se refleje en ti la descripción más virtuosa de tu signo (o cuando das el campanazo y DECIDES que tú quieres parecerte lo menos posible a esa descripción).

4. Conectas con otros al instante: ¿Eres Cáncer? ¡Yo también!

Claro que lo mismo puede servir para distanciarte: Yo de éste no me fío, que es Escorpio.

Eso, depende de ti. Quien quiera razones para rechazar a otro, las tendrá. Lo hará por su color, por su sexo, por su peso, por su religión o por sus gustos cinematográficos.

5. Es divertido echar por tierra los estereotipos y, cómo no, reírse de ellos cuando se observan: Está en las nubes. Típico de Piscis.

En el Horroroscopo solemos hacerlo. Asignamos aficiones, costumbres o reacciones a cada uno y lo pasamos bien comentando si tienen algo que ver con la realidad. Muchas veces, nada de nada.

Menos todavía se cumplen, afortunadamente, las historias para no dormir o las predicciones horrorosas que se publican para cada uno de los signos.

Pero nos sirven para reírnos de supuestos defectos y virtudes, para ver retratada a esa persona que nos gusta o que tanto nos disgusta o para preguntarnos qué haríamos nosotros en las calamidades que viven los protagonistas zodiacales del blog.

Quizás, cuanto más vayamos complicando el puzle, más divertida se haga la exploración. O eso es lo que yo espero…

Como sea, ojalá que al menos pases un buen rato mientras estés por esta página. Con eso es más que suficiente. 😉

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!