20 Maneras de desquiciar a Tauro

Tauro es un signo práctico, tranquilo, responsable y muy tenaz. Intentar que se desespere llevándole la contraria es poco acertado, porque a tauro, si le sobra algo, es paciencia.

No obstante, hay situaciones que pueden molestarle tanto como para que enfile los cuernos dispuesto a embestir.

¿Qué te parece si bromeamos con lo que puede desafiar los nervios del toro del zodiaco?

  1. Tauro hace lo que hace buscándole una utilidad. Invítalo a ir contigo caminando a lo alto de un cerro y, una vez allí, le dices que sólo lo has invitado por el gusto de andar. El toro es de los que piensan: “Si hay que ir, se va, pero ir pa’ ná es tontería.
  2. A Tauro no le gustan los cambios constantes. Si depende de ti, introduce en su vida una novedad tras otra y verás la manía que te agarra.
  3. Tauro es responsable. Si haces un trabajo con él y eludes cumplir con tu parte yéndote a vaguear en plan caradura, te tomará un asquito…
  4. Tauro es de buen comer. Invítalo día tras día a un almuerzo esmirriado y romperá las amistades contigo.
  5. Cuando Tauro pasa hambre, nos odia a todos. Si en lugar de darle poco de comer, impides que coma, ya sabes a qué te expones.
  6. Haz que se queme (accidentalmente) su plato favorito en la cocina, justo antes de la hora de comer.
  7. Tauro adora también el momento-postre. Si se despista, afánaselo.
  8. Tauro necesita rodearse de buenos olores. Un día que te molesten los zapatos, quítatelos seguidos de los calcetines. Si los calcetines están bien sudaditos, el torito pondrá una cara de displacer digna de ejemplo.
  9. A Tauro le encanta la comodidad. Si lo invitas a ir a un espectáculo público donde las sillas sean de madera dura, se pondrá bravo por el maltrato que están sufriendo sus posaderas. Eso si no te deja ahí tirado y se va antes de que acabe la función.
  10. Llévalo a un sitio donde los baños públicos sean un foco de infección evidente.
  11. Tauro quiere estar tranquilo. Si te vas de vacaciones y le llevas a casa a tus tres chihuahuas meones para que te los cuide, no brincará de alegría.
  12. Para Tauro el exterior también importa. Si no tiene pareja y está buscándola, preséntale a alguien poco agraciado y te atravesará con la mirada.
  13. Tauro puede ser tan materialista como tío Gilito. Si es el caso de tu toro, con una monedita que le quites ya lo tienes molesto.
  14. Si te limpias los zapatos con sus cortinas, no pisas más su casa.
  15. A Tauro no le gusta gastar tontamente. Dile que te ayude a comprar algo que necesitas y luego que el torito vea que ni le haces caso… Se cabreará. Digo, se “entoreará”.
  16. Y si un día, amablemente, te dispones a fregar tú los platos después de comer, Tauro te mirará mal si te pasas echando cantidad de jabón, porque también es de un ahorrador pasmoso.
  17. Tauro es posesivo y celoso. Baila un reggaeton con su pareja y es probable que se ponga de morros.
  18. O invita a su pareja a posar sin ropa para ti, porque deseas inmortalizar en un cuadro su belleza. Si ya eres un reputado pintor, Tauro no se molestará, porque es un amante fiel del arte. ¡Hala! Como no sea así y el torito se imagine que tú quieres darte un festín ocular con su pareja… Mmmm… Mal acaba eso.
  19. Si eres su pareja, coquetea con otros frente a sus ojos y echará chispas.
  20. Tauro es cariñoso y sensible. Un gesto de desdén, aunque le digas luego que es broma, le afectará más de lo que parece.

Por supuesto, la propuesta que sigue es… ¡no lo hagas! 😀

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!