Acuario y el amor

acuarioSiento escribir que acuario es horrorosamente complicado en el amor.

Brillante como amigo, sí, lo es, pero en el amor es un signo difícil. Las cosas como son.

Acuario no es muy sentimental, ni muy tierno, ni muy romántico… Quizás un ratito, pero no más allá. Lo de perder la cabeza por el amor no va con su estilo (aunque aquí se la hayamos hecho perder).

Además, es que no puede, porque no comprende esos líos emocionales ni la sensibilidad excesiva; es muy cerebral en este aspecto.

Sin embargo, que no cunda el pánico. Acuario es un encanto (raro, pero encanto). Sabe conquistar a su pareja y tratarla estupendamente. Puede ser un compañero agradable, que comprende las necesidades de su pareja.

Acuario suele fijarse en personas que sabe que no van a “atarle”. Porque lo que más destaca en la forma de amar de este signo es su deseo de independencia.

Le encanta sentirse libre. Así es que no es de extrañar que a algunos acuarianos la palabra “matrimonio” les provoque urticaria… o casi.

Si estás pensando en hacerle algún chantajillo emocional o en montar una mini-escena de celos, piénsatelo dos veces, porque acuario te mandará a hacer gárgaras en un dos por tres.

Acuario le da patadas a la pasión desbordada.

En el sexo es otra cosa. Es fuerte, apasionado y hasta innovador. Un amante raro, porque pasa la hora del sexo y “adiós, pasión”. Es que acuario es tan diferente…

Si estás pensando en conquistar a un acuario, medítalo bien. Ten en cuenta todo esto.

Cuando te lances al ataque, no le hables de amor o tontadas del estilo.

Tú cuéntale lo que te preocupa sobre las injusticias sociales y, si le dices que eres voluntario o miembro de una ONG, mucho mejor. Eso sí, di algo inteligente. Si no eres inteligente y original, no vas a atraer su atención.

Involúcrate con acuario, que hay muchas probabilidades de que se enamore… ¡plum!… de golpe. Acuario es rápido para enamorarse, sin melodramas de tránsito largos y aburridos.

Sin embargo, ten en cuenta que des-enamorándose es igual de rápido. Acuario rompe contigo y al día siguiente ya está listo para su nueva vida.

Cuando seas pareja de un acuario, es mejor que no le regales nada en fechas señaladas.

¿San Valentín? Olvídalo. Te pondrá la cabeza como un bombo hablándote de la sociedad de consumo y todo eso…

Te recomendamos que lo sorprendas un día cualquiera, pero con cosas raras, raras como acuario mismo.

Una sesión de belleza en un carísimo spa… psss… No. Si aún no lo conoces bien, ve a lo seguro. Regálale un libro rarísimo o el cuadro más abstracto que encuentres, que con eso no te arriesgas.

Mucha suerte con tu acuario y, si tienes más recomendaciones, déjalas en los comentarios, por favor…

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!