3 Puntos delicados en la convivencia con Libra

libraQue Libra es un encanto, nadie lo duda. Pero, incluso convivir con un signo tan pacífico y amante del equilibrio, conlleva sus dificultades.

A continuación, hablaremos de tres algo delicadas…

1. Libra es perezoso con las tareas domésticas

Libra lidera el top de los más perezosos del zodiaco. Básicamente, por tres razones:

1) Muchas tareas domésticas no tienen nada que ver con la belleza. A Libra le encanta estar en un ambiente limpio, ordenado y perfumado. Pero lidiar con la mugre hasta erradicarla, no está entre sus aficiones destacadas.

2) Ya que toma conciencia de sus responsabilidades, le cuesta decidirse entre una tarea y otra: ¿Friego los platos o paso el plumero?

3) Gasta demasiada energía intentando complacer a todo el mundo. Tanta que, cuando le toca cumplir con las tareas domésticas, está hecho polvo.

Te tocará mostrar comprensión en este asunto. No hay problema, ¿verdad? Pasemos al siguiente.

2. No le gusta que le den órdenes

Pongamos que libra está placenteramente absorto en la lectura. Llegas a casa y te encuentras con un cerro de platos sin fregar, cuando estaba claro que hoy le tocaba ocuparse de la cocina a él/ella. ¿Qué haces?

Hay algo que no funciona muy bien: El estilo imperativo brusco: ¡Vete a fregar ahora mismo!

A nadie le gusta que le digan las cosas así, pero a Libra… menos todavía. Reclámale o pídele lo que sea, pero hazlo de buenas maneras.

A Libra puedes pedirle lo que quieras, siempre que sea por las buenas. Casi siempre lo hace… Aunque esto es otro problema.

Como hemos dicho, le gusta quedar bien. Y eso lo hace muy influenciable. No sólo a la hora de hacer lo que otros le piden, sino a la hora de “contagiarse” de opiniones y actitudes diversas.

Ten cuidado si hay por ahí alguna persona que malmete en tu contra (suegra, vecino, cuñado, amiga…). Porque Libra escucha a todo el mundo… y luego piensa.

3. Elude los conflictos

A Libra no le gustan las peleas, las discusiones y los malos rollos. Esto puede parecer algo genial a la hora de convivir con ella/él. Pero no lo es tanto si quieres tratar un asunto serio, donde tenéis posturas opuestas, y tratáis de llegar a un acuerdo.

Te costará que se ponga a hablar contigo sobre un tema que le rompa la paz. Eso sí, cuando se decida a hacerlo, también es para temerle en caso de que no te guste hablar demasiado.

Porque Libra hace que sus discusiones duren horas y horas. Suele analizar y explicar sus argumentos en profundidad. Tenlo en cuenta y procura ser convincente.

libra

Ojalá que tu estilo armonice con el de Libra y que vuestra convivencia esté exenta de frustraciones.

Si eres de este signo o lo conoces muy bien, quizás quieras comentar algo al respecto o recomendarnos algo más. 😉