Compatibilidad: Tauro y Piscis

tauropiscisGeneralmente, los signos de agua y los de tierra son compatibles. Y, en el caso de Tauro y Piscis no es que falle esta afirmación (en absoluto), pero habrán de poner bastante de su parte para lograr el equilibrio.

De entrada, entre ellos suele haber química, una empatía especial que, en caso de que caminen hacia una relación amorosa, les hará vivir momentos espectacularmente bonitos.

Son sus respectivas prioridades y sus formas de ver la vida lo que habrán de “negociar” para que lo suyo funcione. Aunque, total… ¿qué pareja no tiene que lidiar con esta adaptación?

Comentemos lo principal para estos signos.

Tauro y Piscis en el trabajo

Estamos en el primer escenario donde quizás surjan las tensiones. Sólo eso. Broncas, las justas, ya que ninguno de estos dos signos es amante de formar jarana.

Piscis y Tauro conciben el trabajo de modo distinto: Piscis tira más hacia el lado creativo y poco materialista; Tauro es mucho más práctico y, usualmente, vuelca toda su faceta creativa en hacer y gestionar el dinero, que le va a proporcionar una vida más cómoda y segura.

Tauro cree en el esfuerzo personal, en la constancia y la disciplina. Piscis, en la inspiración y en la movida kármica.

Cuanto más das, más recibes – diría el pescadito.

Muy bien – apuntaría el toro. – Hazte cargo del pedido, mientras yo cuadro los balances.

Mientras Piscis aporte las ideas y Tauro se ocupe de las finanzas, todo bien.

Tauro y Piscis como amigos

El entendimiento entre Tauro y Piscis mejora en esta área, a pesar de sus comentadas diferencias.

Cuando Tauro te dice que va a ser tu amigo, quiere decir que va a serlo llueva o escampe, para toda la vida. Es constante, leal y dedicado a sus amigos de siempre. De los pocos signos que conservan fuertes amistades desde la infancia.

Piscis, tan sensible y empático, se siente en la gloria con un amigo tan incondicional y, por supuesto, corresponde de la misma manera.

Los dos disfrutan a dúo del arte en cualquiera de sus manifestaciones, de la Naturaleza o de las largas tertulias de sobremesa. Están ahí el uno para el otro, muy cómodos en su respectiva compañía.

No te extrañe que improvisen un picnic en el jardín y se queden por horas y horas riéndose con lo suyo.

Si eres su vecino, cuando regreses a casa y los mires por la ventana, los verás haciendo punto de cruz bajo la luz de la Luna, tan contentos como cuando empezaron la excursión a media mañana.

Aunque hay una cosa que a Tauro le molesta mucho de Piscis: Que le cancele las reuniones a última hora. Por lo demás, divino.

Tauro y Piscis en el amor

Esa conexión tan especial que tienen estos signos también está presente en el amor.

Para quitarnos de en medio los principales inconvenientes, de una vez los anotamos: El manejo del dinero (por lo mismo que hemos comentado arriba) y la ruptura que, en caso de producirse, promete ser tortuosamente larga.

¿Por qué es tan larga la ruptura? Por el apego que tienen a sus relaciones. A Tauro ya sabes que no le gusta cambiar ni de champú. Lo de Piscis se explica por el profundo dolor de corazón que le provocan todos estos sucesos vitales. ¡Oh, no! ¡Qué sufrimiento más gordo…!

En cuanto al manejo del dinero, Piscis únicamente protesta si Tauro eleva su tacañería hasta el infinito. Porque, en general, este signo está contentísimo al lado del afectuoso Tauro.

tauro y piscisPiscis es muy sensible y fabulosamente adaptable. Es una maravilla cómo se acopla a las costumbres y a la personalidad de Tauro. Y, si está enamorado, se entrega en cuerpo y alma. Cada escama de su cuerpo guarda fidelidad a su toro y lo ama con dulzura, cariño y total abnegación.

Tauro, por supuesto, se pone más ancho que largo, porque así es exactamente como le gusta que le amen. Y sirve de soporte y guía para el Piscis de sus amores.

¿Te parece todo muy almibarado? ¿Y yo qué le hago…? Bueno, ya sé. Comentemos uno de los aspectos más favorables de esta relación, inseparable (eso sí) de lo romántico: La envidiable compatibilidad que tienen estos signos en los asuntos de alcoba.

No, yo no lo he visto. Pero se dice que no existe pareja mejor avenida en la cama. Igual, puede, pero… ¿mejor? Ya me dirás. Une la imaginación y el rollo cósmico de Piscis con la sensualidad y la resistencia de un toro, y verás cuál es el resultado. Totalmente complementarios, éstos dos. Qué suerte la suya…

Si quieres corroborar o rectificar algo, adelante. Y si te parece que hace falta mencionar algo crucial, lo mismo. Estás en tu casa.

Conclusión: Compatibilidad alta. Aunque tienen trabajo por delante, entre la paciencia de Tauro y la adaptabilidad de Piscis, acumulan muchas papeletas para hacer funcionar lo suyo.

Gracias a Elisa, que pidió esta compatibilidad.