Los tres peores amantes de Cáncer

cáncerNo es mucho pedir. En una relación de pareja, Cáncer quiere respeto, empatía, intuición, diversión, ternura, calma, seguridad emocional, estabilidad material, romanticismo, expresividad afectiva, calidez, compromiso…

Bueno, ahora que lo pienso… Sí, es una lista larga.

Pero no para el sensible y abnegado Piscis, por ejemplo, ni para el sólido y sensual Tauro.

Ellos dos podrían ser candidatos perfectos para los requerimientos del cangrejito. O, si no perfectos, bastante aproximados.

¿Y porqué no otro Cáncer que busque más o menos lo mismo?

lista

A Cáncer le sobran candidatos

Con un poquito de ajuste y paciencia, muchos otros signos se sentirían dichosos de abrir sus brazos a Cáncer y de dejarse amar con la adherencia con la que sólo es capaz de amar este signo.

Para no extendernos, pongamos como ejemplo a dos signos muy diferentes:

Escorpio: La pareja Cáncer – Escorpio sería el súmmum de la comunicación emocional. Intuición e hirvientes pasiones confluirían en su casa. Entre esas pasiones estarían los broncazos ocasionales que se echarían el uno al otro. Pero… ¿y lo sabrosísimas que son sus reconciliaciones?

Virgo: Otra apuesta inteligente. En este caso, más que en el anterior porque reinaría eso: la ecuanimidad, la responsabilidad, el gusto por los detalles y por pasar toda la vida juntos. También discutirían, porque Virgo es muy puñetero cuando las cosas no se hacen con la precisión adecuada. Aunque, como prevalecen las buenas intenciones y el amor, la relación seguiría cimentándose en lo virtuoso.

Las desavenencias se resolverían, más o menos, con la mayoría de los signos. ¡Uy! Pero hay tres de ellos que sólo un Cáncer masoquista mantendría en su lista de opciones. ¿Quiénes son?

Los peores amantes de Cáncer

Los signos que vamos a mencionar tienen tropecientas cualidades positivas cada uno, pero cumplen poquitos requerimientos de la lista de Cáncer.

1. Géminis: Demasiado libre. Demasiado independiente para Cáncer. Y, aunque también tiene sus altibajos emocionales, los compensa distrayéndose con otras cuestiones.

Cáncer, no. Cáncer profundiza en el problema hasta que halle un cabo por donde tirar. Se va a hablarlo con Géminis y el signo de los gemelos ya está pensando en lo siguiente. Eso, si no es que se ha largado a despejarse, dejando a Cáncer perplejo y cociéndose en sus penas.

[Más detalles en: Compatibilidad de Géminis y Cáncer.]

Y lo mismo podría decirse del par que sigue.

2. Aries: ¿Le importarán a Aries las emociones? Sí, a su manera. Aunque Cáncer piensa que el carnero es un mendrugo egoísta e insensible, cuando lo que ocurre es que está “en otra onda”.

[Más detalles en: Compatibilidad de Aries y Cáncer.]

3. Acuario: Otro amante muy despegado para Cáncer. Además, demasiado lógico. Los dos hablan lenguajes distintos (uno es razón y el otro, corazón) y de ahí que les cueste horrores entenderse.

[Más detalles en: Compatibilidad de Cáncer y Acuario.]

Conclusiones: Lo de “masoquista” es broma. Todas las relaciones pueden funcionar si hay amor, independientemente de lo que diga el zodiaco.

Lo que sí hay que tener en cuenta, amigo cangrejo, es que unas demandan más trabajo que otras y más tiempo para asentarse.

Sólo resta desearte que encuentres a alguien que te ame como tú mereces. Recuerda: Candidatos hay. 😉

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!