El jefe Tauro

Tauro tiene buena reputación como jefe. Los proyectos prosperan bajo su mando. Defiende la constancia, la solidez y el esfuerzo.

Total, que te va a tocar romperte los cuernos trabajando según sus directrices para alcanzar, eso sí, el más que probable éxito.

Comenzamos por ese inevitable punto a la hora de congraciarte con el jefe o jefa Tauro.

1. Progresa lenta y consistentemente

Dar el pelotazo con una idea brillante puede conquistar a jefes del estilo de Aries. Con éste puedes esperar un ascenso rápido a la cumbre.

Con Tauro, no. A Tauro no le impresionan las gestas esporádicas, sino el trabajo constante.

toro bravo

Por tanto, ten paciencia y haz lo tuyo cada día, pasito a paso. Ésa es la manera de ganarte su confianza (y el ascenso o mejoras laborales).

2. Respeta sus tiempos para decidirse

Tauro no se apresura a tomar una decisión cuando ha de sopesar entre distintas opciones. Tenlo en cuenta cuando le hagas una propuesta. Necesita meditarlo bien antes de darte el sí.

Espera con calma, porque el lado bueno de esa espera es que, cuando da el sí, lo mantiene. Rara vez se echa atrás.

3. Apégate a lo que funciona

Cuando una idea o procedimiento da buenos resultados, Tauro es muy reacio a probar cosas nuevas. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?

Eso puede ser un inconveniente para ti, que llegas con una novedad interesante bajo el brazo. En ese caso, no te apresures.

Sigue apegándote a sus modos y maneras y, cuando tengas con él/ella la confianza necesaria y la situación se preste, hazle tu propuesta.

4. Haz propuestas sólidas

Sí, Tauro va lento, se toma su tiempo para decidirse y las novedades no le entusiasman. Pero eso no quiere decir que sea un bloque de hormigón ante tus ideas.

Las considera siempre que estén bien armadas, bien argumentadas y totalmente respaldadas por tu eficiente trabajo.

No le hagas propuestas improvisadas: – Se me ocurre que podríamos hacer… Antes de abrir la boca, traza un plan detallado donde queden claros los beneficios que se derivarían de su puesta en práctica.

Un jefe/jefa como Tauro, que tiene olfato para el éxito, da luz verde a este tipo de iniciativas.

5. Sé leal, muy leal

Todo lo anterior suena trabajoso. Pero este punto no lo es: Jamás pongas verde a tu jefe, incluso si ha rechazado alguna idea de las que le propusiste. Y, si vienen malos tiempos, bríndale tu apoyo.

Porque, tanto en lo personal como en lo profesional, ésta es una de las cualidades que más valoran los toros del zodiaco.

¿Tu estilo de trabajo es compatible con el de los Tauro que tienen autoridad para guiarte en tu día a día? Tú dirás.
Si te gusta la entrada, comparte, por favor...

Comments

  1. Berseker says:

    Coincide en muchas cosas, aunque en lo del cambio no me hace mucho, mietras sea para una buena causa y la idea tenga pies y cabeza, puede ser considerada, al igual, como jefe soy muy comprensivo, pero cuando necesito eficiencia y seriedad les exijo a mis hombres lo mejor de sí.

  2. Taurina says:

    Totalmente cierto! 🙂 No soy tan complicada

  3. Ruben_Hip_Hop says:

    Sin duda me gustaria trabajar con algun tauro, por que asi no tendria que ser yo el que lo haga todo. Los capricornios y los tauro si quisieramos podriamos dominar el mundo con esfuerzo y constancia de tauro y capricornio y la sangre fria de carpicornio =}

    • Casandra says:

      Je,je,je… Y que la mano de obra corra a cuenta de Virgo. Vosotros, ¡a dirigir! 😈

  4. xochitl says:

    Casandra, yo tengo un jefe tauro y es genial!: buena gente, campechano, muy amable, tranquilo, algo serio pero muy cortes, algún tip para seguir ganando su confianza y su estima?

    • xochitl says:

      Agrego: por cierto soy capricorniana lo cual me da una buena compatibilidad ya que me es muy fácil hacerme a sus modos y forma de trabajar siempre todo excelente en el ambiente laboral con este jefe:)

      • Casandra says:

        Ay! Ayer, cuando publiqué tu comentario, no me di cuenta de que estaba también éste. 😀
        Sí, parece que son estilos muy compatibles. 😉

    • Casandra says:

      Dejar que el tiempo haga su parte. No hay más, Xochitl. 😀 Si tú también eres formal y confiable, sólo es cuestión de tiempo.

error: Content is protected !!