10 Claves para conservar el amor de Virgo

virgoVirgo es un signo que gusta de las relaciones estables y duraderas. Pero no te confíes y vayas a convertirte en un ser inaguantable después de que se haya formalizado la unión de pareja, ¿eh?

Porque, como te pongas en ese plan, Virgo puede ponerte las maletas en la puerta o hacer que tu vida diaria sea una pesadilla.

Prevengamos el desastre recopilando estas 10 medidas para que la relación con tu pareja Virgo no se convierta en una agonía para ninguno de los dos, sino todo lo contrario:

1. Encaja sus críticas

Cuando Virgo te dice que algo no le gusta o, a las claras, que es una porquería, no pretende ser hiriente sino útil.

Tenlo en cuenta y no le atribuyas una mala leche que no tiene.

2. No critiques a Virgo

Todos tenemos defectos y, paradójicamente, el mayor defecto de Virgo es su afición a lo perfecto.

He aquí una característica por la que muchos le hacen la cruz a Virgo como a un vampiro: Este signo critica todo lo que encuentra, pero no encaja del todo bien que otros le critiquen.

Asúmelo y dale mayor peso a su compendio bárbaro de virtudes (que lo tiene).

3. Comparte, como en un buen equipo

Virgo es el signo del zodiaco que más cómodo está yendo a su aire, sin pareja. No necesita un aguafiestas que le haga la vida más difícil.

Si te ha permitido estar en su vida es para que los dos seáis un equipo, en el que cargas, responsabilidades y beneficios estén bien repartidos.

Procura no sacar los pies del tiesto y cumple bien con tu parte.

4. Respeta sus asuntos

señal1 virgoVirgo tiene muchas cosas en la cabeza. (Quién sabe cómo puede manejar tanto lío…) Algunas las compartirá contigo y otras, no.

Déjalo estar y no le atosigues para que te lo cuente todo. Ya lo hará, si le da la gana.

5. Sé responsable

Este signo no soporta a la gente irresponsable. Por ejemplo, a quienes dejan las cuentas sin pagar o a los que hacen lo que no deben echándole la culpa a otro.

Apechuga con tus acciones y con los compromisos adquiridos.

6. Mantén a tu Virgo estimulado/a

La mente de Virgo necesita estimulación constante. Provéesela hablándole de cosas interesantes, por ejemplo.

Y, cuando veas que no puede parar de darle vueltas a la cabeza (en plan “niña de El exorcista”) ayúdale a desconectar. Porque esta criatura virginal a veces se pone a pensar… y no puede parar.

7. Sé discreto

Jamás de los jamases se te ocurra hablar de vuestras intimidades de pareja en público. Y tampoco vengas todos los días a contarle chismes sobre la vida privada de otros.

Un poquito de cotilleo sí le gusta (aunque diga lo contrario), pero en dosis moderadas.

8. Límpiate, límpialo

Virgo se enamora más de ti cuando te ve aseado y bien perfumado. Te adora cuando contempla que todo lo tuyo está impoluto (tu coche, tu ropa, tu armario…).

Y, del mismo modo, se va desenamorando cuando te conviertes en un ser sucio, maloliente y dejado. Entonces, ya sabes…

9. Haz que brille tu buen humor

Tu Virgo se preocupa y, en ocasiones, tanta preocupación hace mella en su estado de ánimo.

Pon un poco de alegría en su vida y no te arrepentirás, porque este signo tiene un sentido del humor bárbaro y le encanta reír a tu lado (realmente, en todos los lados).

10. Deja que Virgo te cuide

Hasta llegar a este punto, hemos visto que Virgo tiene sus necesidades (como cualquier persona). Pero, en su caso, la recompensa vale la pena.

Porque Virgo es uno de esos signos a quienes les encanta cuidar a los demás. Sí, es todo esmero y dedicación. Y a ti te cuidará como si fueras más delicado que un tamagotchi.

Estará pendiente de hacerte feliz: Te cocinará. Te bañará. Te cambiará el aceite del coche. Te formateará el ordenador. E incluso responderá por ti tus e-mails. En definitiva, hará con todo gusto cualquier cosa que a ti te haga la vida más fácil.

Deja que satisfaga esta devoción hacia tu persona, sin convertirlo/a en un esclavo, claro está.

¿Has visto cómo compensa portarse bien con Virgo? ¿A que te dan ganas de darle besos hasta desfallecer? ¡Pues, venga!