El amigo Escorpio

escorpioEntra en escena el amigo Escorpio. Sus ojos escudriñadores no pierden detalle de lo que hace cada uno alrededor. En poco tiempo, nos tiene calados a todos.

Lo difícil es conocerlo a él/ella con esa precisión. Saber qué piensa, qué siente, cuánto nos aprecia realmente.

Quienes Escorpio considera “sus amigos” están más cerca de desvelar los misterios de su mundo interior. Aunque no completamente, ya que este signo mantiene rincones ocultos que no son conocidos ni por las fuerzas divinas de la creación.

Por eso, en las relaciones con Escorpio siempre está presente una dosis de incertidumbre. Mucho más pequeña, claro está, si eres uno de los suyos.

Tú, que eres su amigo, sabes lo divertido y encantador que es. Se supone que lo conoces bien. Pero, tal vez, te sorprendes cuando, en el momento que menos lo esperas, saca a relucir la daga de su dolorosa honestidad.

escorpio

El amigo Escorpio te dice lo que piensa a la cara, sin adornos. Si la situación es delicada, quizás su áspera honestidad te deje heridas: ¡Es para que reacciones, mendrugo!

Eso es que le importas.

Cuando puedes empezar a sospechar que no te quiere ni para ir contigo a la vuelta de la esquina, es si se comporta contigo de manera amable y encantadora todo el tiempo.

Que se lo crea Rita. Escorpio no es tan políticamente correcto ni tan bien portadito. Si tiene que sacudirte la conciencia, te la sacude. Y, si considera que necesitas una llamada de atención para reaccionar, te la hará.

Sus compañeros de agua, Cáncer y Piscis, entienden la marejada emocional del mundo interno de Escorpio. E influyen en este signo de manera muy positiva, suavizando el temperamento del escorpión.

El que no lo suaviza, sino todo lo contrario, es su vecino de fuego Sagitario. A éste no le importa que Escorpio le diga “sus verdades”, porque él/ella hace exactamente lo mismo. Y sin traumas, ¿eh? Los dos terminan riéndose de las barbaridades que sueltan.

El vecino Libra es más comedido. Se lleva bien con Escorpio, aunque éste suele considerarlo un pelín superficial. (Comparado con Escorpio, a ver quién no lo es…) Los dos tienen conversaciones divertidas, coquetonas e ingeniosas.

De los signos de tierra, Escorpio sintoniza mejor con Virgo y Capricornio. La cabra y el escorpión se entienden y se respetan (cuando no se tienen de enemigos). Ambos signos tienen muchas características en común.

Virgo, que parece más suave y apocado, sabe escuchar y aconsejar al complejo Escorpio desplegando sabiduría. Y, de dejarse avasallar, nada. Le devuelve a Escorpio sus envites con decisión y poderío.

A Tauro, el de tierra que falta, lo dejamos para el final. Es el opuesto de Escorpio. Lo mismo se atraen, que se repelen con fuerza. Es más probable lo segundo, si Escorpio saca el lado dominante y Tauro, el suyo cabezón.

Las amistades se complican más cuando llegamos a los signos de aire Géminis y Acuario. Para un ratito, bueno va. Pero, a largo plazo, suelen alejarse de las espesuras de Escorpio.

Para el final, nos dejamos a los dominantes Aries y Leo. Los dos sacan lo peor de Escorpio cuando se alzan con la batuta para dirigir la orquesta. Y llaman demasiado la atención para el gusto del reservado Escorpio.

Aunque, a la hora de la verdad, quién sabe. Las amistades “raras” (entre personas en teoría incompatibles) no son tan raras, en realidad.

Además, Escorpio es fiel, leal e incondicional de sus amigos (y de las personas que ama, en general). Si tú eres un Acuario distraído o un Aries bromista y así te has ganado el corazón de Escorpio, tienes un amigo para toda la vida.

¡Vaya un brindis a la salud de los amigos Escorpio!

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!