Los signos del zodiaco piden comida a domicilio

Hoy vas a comer con uno de los signos del zodiaco que va a pedir comida a domicilio (a su criterio). Pagarás a medias. Y disfrutarás con él/ella de una velada tranquila en su apartamento.

Ese es el plan. Pero la situación dará un giro incómodo en cuanto llegues a la casa de tu amigo/a.

La pregunta es: ¿cuál de estas incomodidades prefieres?

Llegas a casa de Aries

Estaba tan entusiasmado por encontrarse contigo, que la impaciencia le jugó una mala pasada. Encargó lo primero que se pasó por la cabeza. El pedido llegó en menos de 20 minutos.

Tú llegaste mucho después, a la hora acordada. Y encontraste la comida fría y mordisqueada… (Es que la ansiedad es mu’ mala.)

Llegas a casa de Tauro

Entre todos los folletos que tenía, eligió el restaurante que servía una comida aceptable y en más cantidad, por el menor precio.

Al llegar, te encontraste con un cerro de comida apropiado para alimentar a un ejército famélico.

comida a domicilio

Llegas a casa de Géminis

Géminis tampoco se complicó la vida. Pidió una pizza de nombre atractivo. Y, en tanto llegabas, preparó el resto de la velada: concierto, baile, senderismo nocturno y serenata.

Cuando entraste por la puerta, te dio un trozo de pizza mientras te explicaba lo que venía a continuación. Una mezcla de cansancio y estrés galopante comenzó a invadirte.

Llegas a casa de Cáncer

Quedó contigo en que se encargaría de pedir la comida. Pero lo pensó mejor: ¿para qué, si la puede hacer él/ella en casa?

Hiciste tu aparición esperando comer enseguida. Y encontraste a Cáncer en la cocina: “Lo siento. Está en el horno. Le quedan unos 40 minutos.”

Llegas a casa de Leo

Estaba tan feliz, que no cayó en el pequeño detalle de que tú ibas a pagar la mitad de la cuenta. Encargó lo más delicioso del restaurante más caro de la ciudad. Y en cantidad.

Al llegar a su casa, contemplaste un señor banquete que costaba dos riñones: el tuyo y el de él/ella.

Llegas a casa de Virgo

Como le preocupa la salud, pensó muy bien qué comida pedir. Se decantó por encargársela a un restaurante especializado en algas silvestres.

No era eso lo que tú tenías en mente antes de ver la colección de pasto sobre la mesa. Te desconcertaste.

Llegas a casa de Libra

Tenía libertad para elegir cualquier cosa agradable y comestible. Pero las opciones eran demasiadas: ¿comida china, mexicana… una pizza?

No pudo localizarte antes de que llegaras. Así que te encontraste a Libra aún debatiéndose entre unas opciones y otras, y sin nada para comer en casa.

Llegas a casa de Escorpio

A Escorpio, más que la comida, le interesaba la post-velada que iba a compartir contigo. Investigó menús afrodisíacos y encargó uno a base de marisco, sin saber que tú tienes alergia al marisco.

Al llegar, te encontraste en la mesa con una fuente de bivalvos variados. Y con la garantía de ir derechito al hospital en caso de probar uno solo.

Llegas a casa de Sagitario

Al ir a encargar la comida, no pudo reprimir su impulso de hacer una broma a quien atendió el teléfono del restaurante. (Es uno de los hobbies de Sagitario.) Pero se pasó un poquito esta vez.

Cuando llegaste, la puerta estaba abierta. Y Sagitario estaba siendo esposado y con destino a la comisaría.

Llegas a casa de Capricornio

En caso de que tú invitaras a comer, Capricornio hubiera elegido un sitio caro y bueno para encargar la comida. Para eso tienes pasta y a Capricornio le gusta lo bueno. Además, pone la casa.

Pero, al tener que pagar a medias, se lo pensó más. Cuando llegaste, todavía estaba regateando al teléfono para conseguir lo mejor por el menor precio.

Llegas a casa de Acuario

Acuario pidió la cosa más extraña que sirven en tu localidad. Y, para compartir la excitante experiencia, invitó a otros amigos a venir.

Al llegar a casa, la encontraste muy concurrida. Acuario no cabía en sí del gozo: ¡Pruébalo! Su aspecto es viscoso, pero sabe bien.

Llegas a casa de Piscis

Piscis dio en el clavo. Pidió justo tu comida preferida. Pero, cuando el empleado del restaurante llegó y se la entregó en mano, Piscis captó que había graves aflicciones en su vida.

Al llegar tú a su casa, la comida estaba en el suelo, con Piscis y el empleado llorando y emborrachándose a dúo.

 

Lo dicho. ¿Cuál de estos inconvenientes supone menos trastorno para ti? ¿Qué fallo de los signos encuentras más simpático?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...

Comments

  1. ¡¡¡Libra!!! No importa, ambos lo decidimos, y lo encargamos, es menos incómodo que todo lo de arriba (Virgo hace que parezcamos vacas, capri tacaño xD Acuario: ¿qué sientes? Piscis: cancelo la cita. Sagitario: Pa la próxima, Leo: No pienso comer caviar y menos pagarlo. Cáncer: No importa también espero, ya me acostumbré, Geminis: Amigo/a, gracias pero solo quiero una velda en paz. Tauro: Parece el banquete de navidad del año pasado, oops! es el recalentado xD Aries: Pido otra pizza y esta vez nada más la como yo.)

    Saludos, Cas

    • Casandra says:

      Gracias, Des. 😆
      Leyendo tu resumen, sí que parece que lo de Libra está entre lo menos molesto. 😀
      Saludos!

  2. Sargento Maní says:

    Yo escogería:
    Tauro: Soy tauro y creo que tauro y tauro comeríamos que da gusto
    Acuario: Me encantan las comidas raras no se el Porque
    Leo: Mitad y Mitad no hace daño comeríamos muy bien, Aunque quitaría el riñón jaja

    • Casandra says:

      El pobre Leo tendrá que poner los dos riñones. 😆
      Gracias, Sargento!!

  3. Melisa says:

    Jajajajajajaja…Le atinó a más de uno

    • Casandra says:

      Qué mal, por el pobrecito que se encontrara el panorama… 😀
      Gracias, Melisa!

  4. Sagitauro says:

    A mí si se me fastidia una cena prefiero que sea al estilo escorpio… Una lástima tener que pasar directamente a los postres, je je je… una pena 😉
    Lo peor sería quedar con sagitario y encontrártelo de camino a la comisaría. Ya ni cena ni nada!!
    Si soy yo la que invita, aunque soy tauro me parecería más a virgo, porque soy la rarita que siempre quiere pedir la pizza que tenga más verduras…
    Saludos!!
    P.D. No sé si he enviado el comentario dos veces, he tenido problemas con el internet. sorry u.u

    • Casandra says:

      El comentario ha llegado perfecto, Sagitauro. Menos accidentado que la comida en casa. 😆
      ¿¡Te quedas con Escorpio!? A ver qué vas a hacer cuando se te acerque sugerente con la almeja en la mano… 😮
      Bueno, la vida es riesgo.

      Gracias por comentar! Saludos!

  5. Geminiana_Primaveral says:

    Prefiero quedar a comer con cáncer, que lo de esperar 40 minutos tiene fácil solución: preparamos un pica-pica ligero para matar el gusanillo del hambre y salimos a su jardín (porque es bien sabido que todos los cáncer tienen un bonito jardín) y nos sentamos en un columpio o una hamaca y, reloj en mano, comemos y charlamos mientras esperamos que suene la alarma del horno. Al fin y al cabo comer más tarde no es un drama, pero acabar en una lista de transplantes (por lo del riñón), en el hospital o comiendo comida del suelo ya no me parece tan defendible. La opción de cenar con Tauro tampoco estaría nada mal… de no ser porque me pasaría como con Leo: a mayor cantidad de comida menos monedas en la cartera. Y Libra y Capri me harían esperar no 40 minutos sino una hora y media, así que Cáncer sigue siendo la opción más factible.

    Eso sí, las más divertidas me parecen Géminis y Piscis. De hecho la oferta del primero no está nada mal si te apetece pasar una velada movidita, pero a mí me gusta ir de tranquis cuando quedo a cenar con mis amigos: disfrutamos de la comida, charlamos animadamente y luego, si acaso, salimos a un bar… a uno, no a 25 ^^

    • Casandra says:

      Estamos eligiendo todos “molestias diferentes”. Es gracioso. 😆

      Oye, qué energía… Charlar tranquilamente, pero visitando tantos bares… Ufff… Yo necesitaría un recambio de piernas.

      Vale, no me enrollo. Tú, con Cáncer, que ya tienes resuelto qué hacer durante el tiempo de espera. 😆

      Gracias, Geminiana!

  6. B_Sagiitario says:

    JAJJAJAJJAJAJAAJA :,D enserio me rei bastante con este post, todos eran muy buenos, capricornio siendo tacaño y pidiendo una rebaja me hiso reir mucho jajaj igual que sagitario siendo detenido por la policia gracias a sus bromas jajaj

    • Casandra says:

      Gracias, B_Sagiitario!
      Habrá que encargar una pizza para que la entreguen en la comisaría. 😆

  7. Elohim LM says:

    hola! Pues que extraño por que cuando leo algo mas de la ciencia antigua del descubrimiento de la naturaleza humana, tómo el lado neutral y no extremista para bien o para mal, ya que depende de el nivel de evolucion para cada signo sea ejemplo de un escorpion(a), la evolucion media el escorpion escorpion, no el aguila o lo peor la SERPIENTE, asi que de todos prefiero CANCER, O libra mejor aun, LEO, LIBRA, CANCER su convinacion.

    • Casandra says:

      Me he perdido un poquillo con la explicación y la combinación. 😮
      No sé si esta era la entrada que querías comentar, Elohim. Pero, gracias. 🙂

  8. Libra soy libra soy says:

    Wiiii por fin puedo comentar….

    Primero que nada me encanta tu blog, me puedo pasar horas leyendo entradas sobre las ocurrencias de los signos, y en el trabajo cuando puedo leer algo y me causa risa todos me miran como si estuviera loca jaja.

    En cuanto a la entrada, me enojaria muchísimo con Aries; con Tauro siempre y cuando no se ponga de terco a que me coma todo no me importaria; de pronto y si me gusta el plan de Géminis me animo; con Cancer siempre y cuando no tenga mucha hambre me encantaria probar su sazón; con Leo me llenaria de paciencia y me calmaria por que si le digo algo haría tremendo drama y es capaz de no dirigirme la palabra en mucho tiempo; con Virgo supongo que me animaria a comer y le pediria que me enseñara sobre comida saludable; con libra creo que no comeriamos por que estariamos dudando los dos entre las opciones que tiene; con Esorpio despues de decirle que soy alérgica le daria un beso y un abrazo por la intención y conociendolo nos saltariamos la cena para hacer algo que el proponga; bueno la de Sagitario me encanto jajaja probablemente me preocuparía un poco pero despues me burlaria de el por meterse en problemas; lo de Capricornio me consta jaja mi tio es así probablemente lo apoyaría en el regateo; con Acuario depronto me animaria a comer y me uniria a la fiesta; con Picis simplemente pondría los ojos en blanco y me marcharía.

    Un abrazo enorme… saludos desde Colombia : )

    • Casandra says:

      Con casi todos pudiste arreglar el asunto. 😆 Nueve de doce, creo contar. Se notan las habilidades sociales de Libra, ja, ja…

      Me encantan las salidas que propones. Muy hábil la de Escorpio, que era delicada. Hiciste que se olvidara de la inversión que hizo para impresionarte y lo impresionaste tú. 😆

      Bienvenida, Libra colombiana. Muchísimas gracias por pasarte por aquí y por comentar. 🙂

  9. Martín says:

    Creo que a geminis solo hay que intentar seguirle el ritmo para pasarla bien, total si uno va a la casa de un amigo a pasar una velada agradable no puede ser tan malo pasarlo con alguien alegre y con ganas de divertirse vd?? Saludos desde Paraguay

    • Casandra says:

      ¿Malo? Qué va… Géminis propone un plan divertido. 🙂 Solo es malo si te pilla muy cansado, ja, ja…
      Muchas gracias, Martín!! 🙂

  10. Hola!!! Podrías hacer signo lunar y solar leo? Me coinciden los dos y me da mucha curiosidad. Muchísimas gracias 🙂

  11. Si fuera por mi: comida chatarra, sobre todo la pizza <3 (eso si bien sanita, medio le vea yo un gusano, se va pa la basura) por cierto me pasó 2 semanas con una rodaja de piña: me la iba a comer y ví un gusano en ella, del susto: tiré la rodaja y fue a parar al piso, busqué el gusano y no lo encontré más, ya no quise comer más de esa piña 🙁

    • Casandra says:

      Imaginarme el gusano me ha puesto mala. 😆 Por si acaso, empezaré a no fiarme de las piñas.
      Gracias, Luau. Saludos! 🙂

      • Si Casandra ten mucho cuidado: sobre todo cuando el dueño de la fruteria te regale frutas (la piña fue regalada) 🙁

        • Casandra says:

          Me andaré con ojo, por si hay un frutero que no me traga. 😆

          • TswordZ says:

            Esa es una de las razones por la que suele haber mucho odio a las pizzas con piña XDDD

            • Casandra says:

              Qué trauma… Con lo que a mí me gustaron las que probé en su día. 😆

  12. Mika4893 says:

    Hmm me quedaría con Cancer, Virgo o el Capri.
    Nada mejor que la comida hecha en casa, coincido con Cancer :3
    Y además, mucho mejor sí es vegetariana(ya que no me gusta el jamón y adoro las verduras ), punto para Virgo.
    Y comparto la manía por el ahorro del Capri, también me uniría a regatear 7w7
    Horroroscopo es muy entretenido, gracias por tu trabajo Casi 😁

    • Casandra says:

      Gracias a ti, Mika. Me das ánimos. 😀
      Las opciones que has elegido son muy compatibles. Con regatear en la verdulería y cocinar en casa, listo. 😆

  13. Alicia cangrejo says:

    Tauro, al menos así podría comer y no por el costo de algún órgano xD.

    • Casandra says:

      Al contrario. Todos tus órganos quedan bien nutridos comiendo con Tauro. 😆
      Gracias por comentar, Alicia. Saludos!

  14. Frutilupis says:

    Acuario no me molestaría tanto. Mi fuerte influencia acuariana también me hace comprar cosas extrañas a veces así que si lo que me diera a probar no fuera demasiado viscoso me lo Cómo xD

    Con Géminis tampoco habría problema, los cambios de planes no me incomodan siempre que esté bien decidido que vamos a hacer (aunque con los gemes nunca se sabe a ciencia cierta).

    Cáncer tampoco me molestaría, soy Tauro, me sobra paciencia para esperar si sé que la comida estará increíble (como sólo Cáncer puede hacerlas, por su puesto).

    Creo que lo que más me molestaría definitivamente sería Virgo (dio las verduras), Escorpio (el sabor de los mariscos me da náuseas) y Piscis (me haría enojar tanto la situación que me iría ofendidísima).

    Luego están dos casos especiales: Sagi y Capri, esos dos me darían vergüenza ajena (sobre todo Capri, ¿qué necesidad de regatear a un delivery? Cuanta avaricia xD)

    • Casandra says:

      Ten en cuenta que estamos exagerando, Frutilupis. 😆 Si los signos fueran tan horrorosos como a veces los describimos, sería bueno mudarse de planeta.

      Guau! Qué chulo que seas flexible y comprensiva con Géminis y Acuario. 😀

      Gracias por comentar. 😉 Saludos!!

  15. Arisu says:

    Yo también me quedo a comer con Cáncer aunque tenga que esperar, porque son los reyes de la gastronomía zodiacal y ademas, lo bueno cuesta… aunque no es para tanto *va para Leo*…
    La más divertida, para mi que es Sagitario… y yo como buena amiga le sigo a la comisaría y me divierto a sus costillas, mientras le llevo algo de comer a la hora de visita (la fianza que la pagué el/ella) ¿Quien le tiene haciendo ese tipo de bromas?

    • Casandra says:

      Solo faltaría que hubiera que pagar la fianza a medias también. 😆

      Leo tomaremos nota para moderarnos. Y anda que no se está llevando puntos Cáncer y su comida casera. 😮

      Gracias, Arisu!! 🙂

  16. zetsubou-lord vampirer says:

    Jajajaja sij duda me encanto este post
    Pos bueno pornandar de bromista se llee mi signo a la comisaria po bueno a probar la comida de carsel xD

    En cuanto a con quienes me iria a cenar yo pos soy gourmet y como leo
    Me encanta la mejor comida sin importar el presio
    Escorpio me dio en el clavo me encantan las comidas marinas pero el caso planteado es qie soy alergico asi que no queda mas que honestamebte decirle que no puedo comer de ello y si mejor pasaramos a contemplar las estrellas en el tejado.
    Y para atascarme de comida pos me iria con tauro xD

    Saludos cass n.n

    • Casandra says:

      Gracias, Zetsu!

      ¿Eres alérgico al marisco de verdad? ¡Andá! 😆

      Me parece que eres el único que ha aceptado a Leo, ja, ja…

      Saludos. 😀

      • zetsubou-lord vampirer says:

        No alergico no lo soy es mas si toda la semana hubiera para comer comida marina pos yo mas que alegre xD

        Arriba los mariscos!!!
        XD jajajaja

  17. TswordZ says:

    Bien, hoy tocaba un tour gastronómico con los amigos. Por ello decidí no comer nada durante el día (tampoco cené el día anterior) para así aprovechar mejor la aventura 🙂

    Llegué a la hora acordada a la casa de Aries. Por lo visto había pensado lo mismo que yo y no había comido en todo el día. El ver que faltaban trozos no me hizo mucha gracia, pero tampoco le di importancia. Simplemente escogería una parte que no estuviera picoteada. El que estuvieran frías me molestó un poco más. Mientras conversábamos averigué que ya hace unas horas las había pedido, pero por desgracia tenía el horno microondas malo.
    Entre conversa y algunos juegos comí sólo una porción pequeña. No importaba mucho. Aún quedaban otros lugares que visitar.

    Me despedí y partí hacia mi cita con Tauro. Según el mensaje nos reuniríamos en un restaurante. Al menos aquí la comida no estaría fría, aunque no estaba muy seguro de si me esperaría para comer…
    El lugar se veía bastante bien, pero lo que me preocupó fue el apenas poder ver a Tauro detrás de una gran cantidad de platos. Decidí llamar a Aries para que me ayudara con la batalla de comida que se avecinaba XDD

    Aries tardó su buen rato en llegar, lo que dejó bastante tiempo para intimar con Tauro. Lo pasamos bastante bien y luego la conversación se animó con la llegada de Aries. Luego de un par de horas me despedí y partí a la última cita de la noche.

    La cita con géminis comenzó simple. Un trozo de pizza… ¿con piña? ¿De quién fue esa idea?
    Luego vino una avalancha de actividades variadas. Me pareció algo excesivo su plan de “velada tranquila”. “No importa, así aprovecho de bajar lo que comí con Tauro” pensé luego y me animé a continuar con la velada.

    Al día siguiente desperté algo molido. Lo de la caminata estuvo bien, pero todo terminó bastante tarde y aún me sentía algo aturdido.
    Me bañé y me arreglé un poco para la cita con Cáncer. Fui con bastante ánimo pues conocía su buen gusto gastronómico. Lo que no pensé fue que decidiría ella misma cocinar. No había problemas con lo que preparara. Seguro seríauna exquisitez. El tema fue que aún quedaba 1 hora o un poco más para que estuviera listo. Luego de un largo abrazo y unos cariñitos por tomarse las moletias, le sugerí que saldría un rato y volvería cuando estuviera listo para así pudiera cocinar tranquila.

    Por mientras acudí a la cita con Leo. No conocía la dirección, así que me tomó un tiempo llegar. Un escalofrío corrió por mi espalda al ver lo lujoso y elegante del lugar. Palpé mi bolsillo trasero y vi que aún traía la Mastercard. Hace poco había terminado de pagar las cuentas. No esperaba tener que usarla tan pronto… y fijo que tomaría varios meses pagar todo… Esto le costará un par de años de favores a Leo…

    No quise alargar mucho la velada con Leo. Aunque era agradable su compañía, el pensamiento del coste asociado me corroía la mente y no pude disfrutar mucho mi estadía. Y por otro lado, tampoco quería que siguiera pidiendo más platillos y bajativos.
    Cuando volví donde Cáncer ya tenía todo listo y había adornado todo de forma bastante romántica. Me había mentalizado durante el trayecto de vuelta para tranquilizarme y olvidar esa cuenta que llegaría a fin de mes, por lo que fue una agradable sorpresa ver lo que había preparado Cáncer.
    Lo pasamos bastante bien y estuvimos hasta casi al atardecer, donde nos despedimos y partí a mi cita con Virgo.

    Lo de Virgo… ¿cómo decirlo? Fue… inesperado. Cierto que se preocupaba mucho de la salud y la línea. Por mí bien que prefiriera productos orgánicos. También lo prefería. Pero la cantidad de… ¿hojas? ¿algas? No estaba muy seguro de lo que eran. La verdad prefería el sabor de lo preparado por Cáncer, aunque se haya tomado su tiempo.
    De todos modos compartí un rato con Vrgo, conversando sobre el abandono de Estados Unidos del Acuerdo de París, la vara de ballenas en las playas y otros temas. No comí mucho. El sabor era un tanto extraño, pero no podía decir que sabía mal. De todos modos no traía mucha hambre que digamos.

    Ya casi de noche fui a reunirme con Libra. Llamé para preguntarle en cuál casa se encontraba en ese momento (recibió de herencia una de su abuela y otra de su tía y era una lotería acertar en cuál estaba, si es que se encontraba en alguna de ellas). Afortunadamente estaba en la más cercana. Le dije que me esperara allí y le recalqué que no saliera, que no quería quedarme esperando en la puerta como la vez pasada, y me dirigí hacia allá.
    Afortunadamente aún estaba en su casa. Lo malo fue que no había pedido nada aún y se encontraba en medio de un montón de guías de teléfono y anuncios de restaurantes varios. Quedé de pie un rato frente a ella mientras me aseguraba que ya casi lo tenía decidido. Me senté junto a ella viendo los panfletos y entonces se me ocurrió algo:

    -Oye, ¿hagamos algo? Llamo ahora pidiendo algo y vamos a mi casa. De aquí a que lleguemos ya casi estara el pedido.

    Costó aún no se decidía si entre mi plan o hacerlo en su casa ni en lo que pedirían o si saliéramos a caminar simplemente tomé el teléfono y pedí las cosas por mi cuenta. “Ya, vamos. Que la idea es llegar antes que el pedido”.
    Tomé de la mano a libra antes que dudara si salir con la ropa que traía puesta (que se veía bastante bien en todo caso) y fuimos a mi casa.

    Llegamos unos minutos antes que el pedido. Libra aún estaba dudando si ponerse cómoda, sentarse a la mesa o llamar y pedir algo más, pero no decidía qué. Riéndome fui a abrir la puerta y recibí el pedido. Pagué con tarjeta, que por suerte aún tenía cupo luego de la cena con Leo. Di un profundo suspiro y luego fui donde ella para servir los platos de ostras y almejas. Cuál fue mi sorpresa cuando me dijo que era alérgica a los mariscos…

    – ¿Pero no habías comentado durante la fiesta del otro día que te encantaban los productos del mar?
    – Pues sí, me gustan mucho. Lo malo es que mi cuerpo opina distinto y me vienen ataques alérgicos a la piel y bronquios.
    – -.-U

    Dejé los platos a un lado… la idea había fallado, pero no pensaba rendirme aún.

    – Bueno, visto que la idea de la cena fue un fracaso, intetemos una once.
    – ¿Tú crees? Tal vez podríamos…
    – Tengo algunas cosas por aquí. No eres alérgica al chocolate, ¿cierto? Podríamos pedir un pastel

    Luego de enterarme que también era alérgica al cacao, intolerante a la lactosa, no podía digerir gluten, tenía problemas de asma por lo que no podía consumir mucho dulce, sufría de jaquecas al tomar bebidas frías, su piel era sensible a los rayos del sol y debía filtrar el agua antes de tomarla me preguntaba cómo rayos hacía para seguir con vida :-/

    Al final tuve que conformarme con una once con galletas de agua… sin gluten u.u

    Afortunadamente, recibí pronto una llamada de Sagitario, quien me invitaba a comer. Quise avisarle que estaba con Libra, pero colgó rápidamente entre risitas. Me empezaba a preocupar lo que estuviera preparando., pero tampoco podía dejar a Libra sola. Conversamos un rato más hasta que decidió irse a su casa a descansar.

    Aprovechando la oportunidad, y dado que las últimas cenas no habían resultado de la mejor manera, partí hacia la casa de Sagitario.
    Me extrañó ver varios radiopatrullas al frente de su casa, por lo que me acerqué con cautela a la puerta. Desde afuera escuchaba los reclamos de Sagitario y de repente la vi entre dos policías que la llevaban a rastras.

    – ¿Conoce usted a esa mujer?
    – ¿Hm? No, sólo pasé a mirar por curiosidad.

    Preferí evitarme problemas. Ya habían resultado suficientemente mal las cosas. Y tenía la sensación de que sea lo que sea haya pasado, Sagi había tenido parte de culpa.

    Aún no era muy tarde, y recordé que tenía una cita prevista con Capri. Ya estaba atrasado, pero no tardaría mucho en llegar a su casa.
    Cuando llegué me encontré una situación similar a la de Libra. Aún no había nada listo y Capri se debatía en argumentos para reducir el coste de la cena. Aunque agradecía el esfuerzo (en especial mi tarjeta lo agradecía) la verdad es que ya se me estaban acabando los ánimos. Entonces recibí una llamada de Acuario. Me invitaba a una fiesta que estaba armando. Miré Capri quien aún seguía regateando y le pregunté si podía ir con ella. Acuario me respondió que mientras más mejor. Valorando las opciones, convencí a Capri de que fuéramos a la fiesta de Acuario pues al ser muchos “saldría más barato”. Viendo que los números calzaban mejor de esa forma, aceptó y partimos.

    La casa de Acuario era un desorden bullicioso. Había invitado a más gente de la que pensaba, incluyendo a aries, tauro, cáncer e incluso a libra. Lo que había en la mesa… no sé muy bien que era, pero parecía de procedencia marina, para decepción de Libra. Los gestos de los demás comensales eran un tanto variados, aunque eran pocos los que se animaban a probar la sustancia gelatinosa que parecía moverse en ocaciones.
    Antes que me sentara recibí una nueva llamada, esta vez de Piscis. Parecía algo ebria y llorosa, murmurando algo de mi plato preferido y una depre de un amigo. Poco más se le podía entender entre los sollozos.

    – Debí haberme quedado con Cáncer – me dije mientras un par de tentáculos salían de los boles más grandes y se enredaban en Aries, quien luchaba con tenedor y cuchillo contra la criatura.

    • TswordZ says:

      wow, se me pasó la mano un poco con la historia. Creo que tenía un poco de hambre cuando estaba escribiéndola 😛

      Fue divertida la situación. Me gustó mucho y es más o menos lo que ocurriría. Y ya respondiendo las preguntas, hmmm…

      El fallo de que no esté la cena aún me parece menos problemático. Así nos podemos asegurar que salga todo bien. Una cena que ya resultó mal tiene poco arreglo (o el arreglo termina resultando peor XD).
      Entre las tres sin cena me quedo con Cáncer, por supuesto. Sé que saldrá algo rico, aunque se demore. Con capri me llevaría bien. Incluso le ayudaría a buscar opciones más baratas que una cena para hacer algo juntos.
      Lo de libra ya sería un poco más irritante. Esa indecisión me obligaría a decidir algo por mi cuenta, pero el ambiente no estaría muy bueno luego.

      Aunque no está como pregunta, lo más traumático para mí sería la cena con Leo. Ese golpe a las finanzas, ughhh, duele bastante, en especial cuando no se esperaba.

      Y el más divertido fue Sagitario. Aunque para Sagi no terminó tan bien la cosa, hay que reconocer que la situación fue bastante divertida e inesperada 😀

      Un lujo poder disfrutar de esas historias y situaciones, Kasandra. Nice work!

      • Casandra says:

        Sí se te notó el hambre un poquito, ja, ja…

        Muchísimas gracias a ti. 🙂

        Hay que ver… En una entrada de comida a domicilio ha tenido mucho éxito la única opción de comida casera, la de Cáncer. 😀

    • Casandra says:

      😆 Sí, yo también me hubiera quedado en esas circunstancias.

      En tu historia me temí lo peor cuando, después de invitar a Leo decidiste hacerlo con Libra, porque las dos citas son de alto presupuesto, ja, ja… Menos mal que, en este caso, los males de salud de Libran evitaron la tragedia económica.

      La Sagi (conocida así también por sus compañeras de celda) me ha dado penilla. 😀

      Muchas gracias por protagonizar el maratón. Tú no elegiste. ¡Fuiste a por todas! Nunca mejor dicho. 😆

      El monstruo misterioso que los signos quieren canibalizarse en equipo da para hacer otra historia, ja, ja…

      Gracias de nuevo, TswordZ! 🙂

error: Content is protected !!