Sol en Sagitario – Luna en Virgo

Esta combinación atenúa el espíritu festivalero de Sagitario, pero lo compensa con facilidades para convertir sus planes en realidades.

De por sí, Sagitario suele ser afortunado en este terreno. Aunque vimos que el secreto de su éxito está más en su actitud que en el regalo que Júpiter le otorga por su cara bonita.

Sagitario es determinado y valiente. Se relaciona con desparpajo. Y aprovecha los logros que va obteniendo para alimentar la confianza en sí mismo. Cosa que le hace seguir avanzando con más brío.

Esto le ayuda, siempre que no peque de exceso de optimismo en el horizonte que se trace. Y aquí es donde va a agradecer que su Luna esté en Virgo.

Desgranemos un poco la cuestión. ¿Qué nos encontramos en el Sagitario-Virgo?

sol en sagitario - luna en virgo

1. Un Sagitario más práctico

Este Sagitario ve frenado su optimismo apasionado por su Luna en Virgo, que le invita a atar los cabos sueltos en su plan. O, tal vez, a hacer un plan mismamente.

Así, además de definir con más claridad cuál es su objetivo, puede prestar más atención al “cómo” y trazar una hoja de ruta realista.

Lo que no suele frenarse es su determinación ni su flexibilidad. Virgo también es un signo mutable, de los que se adaptan a lo que les salga al paso.

2. Un Sagitario más reservado y contenido

La Luna en Virgo también puede notársele en una mayor prudencia a la hora de compartir lo que piensa y lo que siente.

Sagitario y Virgo son dos signos que defienden la honestidad a capa y espada.

En combinación, esta preferencia se subraya. Y nos encontramos con una persona, Sagitario-Virgo, que suele desarrollar un sexto sentido para captar las intenciones buenas o malas del personal.

Especialmente con quienes presume deshonestos, Sagitario-Virgo mide muy bien lo que va a decir. Y, en la mayoría de las ocasiones, consigue contenerse cuando le conviene.

Pero no siempre. El furor de Sagitario está ahí. Cuando se siente desbordado y presionado, sus arranques de mal genio son difíciles de aplacar.

Virgo, que es propenso a estresarse, lo tiene difícil para frenar a un Sagitario fuera de sí al que le da por desahogar sus frustraciones.

El estallido está servido. Y quien esté frente a él/ella puede prepararse para escuchar las “perlas” que saldrán de su boquita.

3. Un Sagitario con un marcado sentido del deber

Este Sagitario suele ser más estricto en el cumplimiento de sus responsabilidades.

Es más exigente consigo mismo. De entrada, esto es positivo porque le impulsa a la mejora constante.

Pero le sale en perfeccionismo de Virgo. Y esto, unido al mal genio del arquero cuando se frustra (que alguna vez ocurre), es otro motivo para que nos quitemos de en medio en esos momentos.

Virgo le da facilidad para organizarse, prever y comprometerse con un trabajo bien hecho. Pero, también, más facilidad para estresarse.

Es bueno que Sagitario-Virgo tenga en cuenta ese inconveniente para relajarse y desestresarse a menudo. No sea que con su apasionada lealtad al deber, termine convertido en un energúmeno autoritario, impulsivo y violento.

Parece que, si aprende a manejar su estrés, grandes logros personales y profesionales se avecinan para el Sagitario-Virgo. ¿Qué piensas tú de la combinación?

 

Por si te da curiosidad, aquí tenemos la opuesta: Sol en Virgo – Luna en Sagitario. Aquí, el bien portadito y formal Virgo se vuelve un poco revoltoso.

Y en esta entrada general es donde vamos apuntando las combinaciones que llevamos de esta serie: Combinaciones: Sol en (signo) – Luna en (signo).

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...
error: Content is protected !!