5 Ventajas de tener la Luna en Escorpio

Pese a llevar a cuestas el sambenito de “malote” del zodiaco, Escorpio es uno de los signos favoritos por estos lares. ¿Por qué será? ¿Es que nos encanta ser castigados por él/ella?

Descartemos la idea de que la mayoría somos masoquistas. Escorpio tiene muchos encantos para conquistarnos, más allá del sex-appeal y el misterio.

Hablemos de algunos de esos encantos que se dejan ver en sus relaciones cercanas (donde la influencia de la Luna se nota más).

¡Ah! ¿Tú naciste con la Luna en Escorpio? Entonces, vamos a ver qué puede salir de ahí…

1. Tu intuición aguda, que se deja notar en la facilidad con la que calas a la gente en tiempo récord. Este don no es mágico. Viene de tu gusto por observar a los demás y preguntarte el porqué de sus acciones.

Con el tiempo, acumulas conocimiento y experiencia identificando actitudes y patrones de comportamiento.

especial lunas

2. Tu intensidad emocional. Optas por sentir plenamente, tanto los altos como los bajos de la vida.

3. Tu postura clara y firme. Blanco o negro. Todo o nada. Eres contundente en tus posiciones. Huyes de las tibiezas.

Ni qué decir tiene que esto puede ser negativo en ciertas circunstancias. Pero, en otras, es muy apreciada esta fijeza tuya. Por ejemplo, en la que sigue.

4. Tu lealtad hacia quienes amas. Igualmente firme. Esta incondicionalidad por tu parte hay que ganársela poco a poco, ya que te tomas tiempo para confiar en el otro.

Y el otro (u otra) muy tonto tiene que ser para traicionar esa confianza, porque difícilmente vuelva a recuperarla.

5. Tu fuerza protectora. La buena intuición, la energía emocional o la determinación férrea son puestas en acción para cuidar o ayudar a las personas que se han ganado tu afecto.

Para Escorpio, las relaciones suelen estar en la cúspide de sus prioridades. Tener la Luna en este signo puede suponer una mayor inversión de energía en esta área, que tal vez resalte si el signo solar es más independiente.

¿Qué tal lo ves? Tanto si eres Escorpio (o tienes la Luna en este signo), como si no, puedes dejar tus impresiones al respecto o añadir algún punto positivo más. Así animamos a quienes quieran trabajar estas cualidades.

[Las entradas que estamos recopilando sobre el signo lunar puedes encontrarlas AQUÍ.]

Comments

  1. EscorpiónVenenoso says:

    Hola Casandra!!! Gracias por otro de tus blogs, mi placer culpable. Mi luna no está en escorpio pero sí que tengo a escorpio de signo solar, mercurio, venus, júpiter y plutón (demasiado escorpio, ¿no?) Por suerte me salió el pececillo en la Luna y Ascendente para calmar a éste venenoso pero controlado escorpio de corazón. ¡Gracias por tus respuestas tan asertivas y felicitaciones por tu blog!

    • Casandra says:

      Muchas gracias, EscorpiónVenenoso. 😀
      Los de Júpiter y Plutón no los contaría como grandes influencias, pero con los otros Escorpio tienes para arrasar. 😆 Pero ahí está Piscis para suavizar tensiones.

      Yo también lo tengo en Luna y de Ascendente. Viene bien para escabullirse de ciertos conflictos y ahorrar energías, ja, ja…
      Saludos!

  2. Luna en escorpio, ascendente libra y sol en virgo. A veces me siento pasando del mal al bien.

    • Casandra says:

      Tranquilo, Vick. Muchos damos bandazos del mal al bien unas cuantas veces al día. No estás solo. 🙂 En tu caso, me imagino a Virgo, como buen amante del orden y la rectitud, tirando del desenfrenado Escorpio en alguna ocasión. 😀
      Saludos!

  3. Scorpionna says:

    Los escorpio somo buenos psicólogos, aunque no tengamos la carrera de psicología muchos “ejercemos” de psicólogos de nuestros amigos ¿porqué? en parte por nuestra intuición para captar donde está la clave del asunto de forma bastante efectiva, en parte por nuestra empatía y capacidad para escucharles y comprenderles el tiempo que haga falta. He visto más de una vez reacciones de liberación emocional en más de uno tras horas contándome algo (lo que sea que les agobiara, preocupara, deprimiera…) casi como si fuera terapéutico para ellos desahogarse de esa forma, sintiéndose protegidos por tí, sabiendo que son comprendidos y escuchados a nivel emocional, al 100% y sin censuras.

    Se comprenderá esa capacidad de escucha y paciencia cuando veas que el escorpio está ahí aunque sea a las 4 de la mañana donde otros te han dicho que ya irán mañana a verte o te cortan diciendo que no es para tanto y se hace tarde. Aún recuerdo cuando una amiga me llamó a las 3 de la mañana y yo la estuve escuchando durante un buen rato sin ninguna queja por mi parte y ella lo valoró mucho. Dejé que me lo contara todo. Supongo que en eso mostramos nuestra lealtad total hasta el punto de que si hace falta te presentas en su casa por la noche porque un amigo te necesita pasando toda la noche en vela.

    También es común en un escorpio meterse en líos por los suyos e incluso hacer sacrificios que no haría con cualquiera como lo que he comentado. Me han llegado a decir más de una vez que nadie había hecho nada así por ellos. Si somos intensos lo somos para todo y si me meto en líos por alguien también lo hago hasta el final sin medida y sin medias tintas. ¿que me perjudico? sí pero a mi me merece la pena. Eso si como luego no muestren valorar nada, te sean desleales o te recriminen te quedan con la sensación de “me he metido en mil líos para salvar el pellejo a alguien que no lo ha valorado y ha pasado de mi” y eso es muuuy frustrante y puede llevarte a vengarte “no volveré a hacer nada por tí, la próxima vez lo solucionas tú solo” Muchas veces basta con retirarles tu ayuda para que empiece a irles peor cuando tu ya no haces nada para prevenirles por ejemplo.

    Sentir plenamente también tiene sus incovenientes. Por ejemplo cuando lo das todo por alguien, pones toda tu esencia en un plan o una situación si esa personas te fallan o la situación falla o se termina puedes acabar muy tocado durante un tiempo. O no tiene porqué pasar nada malo, si disfrutas al máximo de una situación cuando esa situación termina (por ejemplo unas vacaciones especiales) puedes acabar de lo más nostálgico… pero aún así te quedas con esos recuerdos y sabiendo que seguirás disfrutando de todo y viviéndolo todo al máximo para bien o para mal.

    • Casandra says:

      A la comprensión y apoyo de Escorpio (o, bueno, de muchos de ellos) habría que sumar que, con alguien que está acostumbrado a la complejidad emocional, es más fácil hablar de cuestiones “difíciles” o que sean un tabú. Ejemplos: adicciones, obsesiones, muerte, alguna experiencia muy delicada en tu infancia, que te tiene marcado, etc.

      Ayuda mucho que haya alguien que, aunque no sea psicólogo, quiera escuchar cómo te sientes. Y Escorpio puede escucharlo TODO sin asustarse. Punto para el signo. 🙂

      Respecto a lo de volcarse con alguien y que ese alguien no corresponda ni mínimamente a lo que uno ha invertido… Esa experiencia creo que todos la conocemos. Por eso, quizás, con los años somos más selectivos con la gente que entra en nuestra vida y aprendemos a dar cuando queremos, porque queremos, sin esperar nada en particular de la otra persona.

      A Escorpio, por ser más sentido y valorar tanto las relaciones, tal vez le duela más. Pero yo creo que ese tipo de decepción la conocemos todos y de ahí aprendemos cosas útiles.

      Al final, como tú sugieres, al vivir intensamente las experiencias o relaciones, también queda una parte buena (recuerdos, aprendizajes). Escorpio no sólo acumula desengaños. También, muchas cosas positivas, que no las tendría si no se hubiera volcado como lo hizo. 🙂

      • Scorpionna says:

        Si es cierto que conmigo pueden hablar de cualquier cosa sin importar lo emocionalmente complejo o intenso que sea. Hay muchos que huyen ante esas cosas (demasiado intenso para ellos) yo les escucho sin problemas en esos temas. pro ejemplo a alguien se le ha muerto la mascota y está algo deprimido, yo no me lo tomo como algo trivial como muchos y puedo entender que le afecte. A mi esas cosas también me afectaríam y lo mismo para traumas, obsesiones, etc, como tu dices. Muchas reacciones extrañas de algunos en la actualidad pueden deberse a traumas o problemas infantiles, rechazos no superados, relaciones que acabaron mal… y en lugar de criticar puedo entender que haya secuelas en cualquier aspecto. Yo miro más allá de lo obvio.

        Donde otros ven tonterías, algo que ya deberían haber superado, etc yo veo que es un tema que le importa o afecta al otro. ¿Que más da que para mi eso no sea para tanto? para esa persona lo es y yo lo escucho y no lo infravaloro.

        Y sí también acumulo experiencias positivas incluso en los desengaños porque antes de un desengaño hubo momentos positivos con esas personas, y yo me quedo con esos momentos aunque no quiera volver a ver a esas personas.

        • Scorpionna says:

          Y hay que añadir la discreción, da igual que le cuenten algo jugoso en confidencia, el escorpio no lo contará. y si hay rumores sobre ese tema aunque el escorpio lo sepa rara vez dirá nada de forma que muchos pensarán que no tiene ni idea cuando sabe más de lo que parece…
          Si cuando me la han jugado les he dejado a cuadros al demostrarles que sabía y veía mucho más de lo que decía y que ellos lo deconocían. Rara vez digo todo lo sé y puedo saber mucho independientemente de que me lo hayan contado o no. La mayoría de las veces no digo nada para proteger a alguien o porque a mi no me incumbe meterme y porque no me van los cotilleos. Cuando alguien cotillea o hipotetizan sobre algo por ejemplo no suelen saber que yo normalmente conozco la verdad de la situación, el transfondo de la situación, lo que no se ve… pero no lo digo y si me preguntan puedo quedarme solo en la superficie sin mentir en nada y sin decir ni que lo sé todo ni que no se nada. ¿para que engañar? prefiero dejar que piensen lo que ellos quieran.

          • Casandra says:

            Eso lo he vivido. 😀 Conozco la discreción de Escorpio (y la de Tauro, también famosa). Qué tranquilidad. Sabes que, cuando pides: “No digas nada, por favor”, puede arder Troya y, con ella, tu secreto. 😆

            Escorpio no dice ni “mu”. Bueno… o yo no me he enterado de que lo haya hecho. Lo mismo se han quedado en la superficie de los hechos, sin encubrir mis torpezas con mentiras. También me vale así. 😆

            Gracias, Scorpionna!

        • Casandra says:

          Lo de la mascota que comentas… Una vez llegué yo preocupada y asustada, porque se había puesto muy mala mi cotorra. Y tengo un triste recuerdo sobre la reacción de mis compis de aquel momento.

          Es verdad eso, Scorpionna. Uno no sabe cómo de bien o de mal se siente la otra persona si no la escucha y practica un poco de empatía. Una misma situación se vive de manera distinta por cada uno de nosotros.

          Entre las experiencias positivas de quienes escuchan (Escorpio en este caso) creo que también habría que sumar la misma práctica. Porque a escuchar no se aprende de un día para otro. Incluso si una relación sale rana o al final no compensa, también te quedas con saber escuchar mejor. Buena ganancia. 🙂

          Gracias, Scorpionna!

    • EscorpiónVenenoso says:

      Mucha razón SCORPIONNA, no se por qué algunos escorpio tendremos eso de ser excesivamente leales, incluso cuando las personas no se lo merecen, y lo de sentir tan intensamente me parece que es más perjudicial que beneficioso cuando uno sabe controlarlo bien. Por último la única persona tan leal como yo que he conocido es mi mejor amiga que también es escorpio (no se si sea casualidad)

  4. Scorpionna says:

    Añado que la lealtad de un escorpio también se da en el trabajo, solemos ser muy valorados porque independientemente de que seamos mejores o peores que otros lo damos todo al 100% sin buscar llamar la atención, centrándonos en lo que hacemos y punto y los jefes suelen notarlo y recompensarlo de alguna forma.
    Además de que eso se une a nuestra discreción lo que tengamos que mantener en privado no sale de ahí.

    Al menos yo si estoy en una empresa soy leal al 100% hasta que por lo que sea se acabe. Entonces paso a otra cosa con la carta de recomendación que me he ganado.

    • Casandra says:

      Creo que el enfoque de un Escorpio en el trabajo es más práctico; es menos emocional que en sus relaciones. Pero la lealtad es un valor que mantiene en ambos campos. Eso, hasta que nos encontremos con el Escorpio chaquetero que sea la deshonra del signo. 😆 Pero, por suerte, yo todavía no me he encontrado de ésos, que sepa.

      Gracias, Scorpionna!! 🙂

      • Scorpionna says:

        Yo he conocido escorpios tóxicos pero supongo que serían leales a su manera o a sus principios negativos, no sé he evitado todo contacto con ellos.

        En el trabajo soy menos emocional pero si igual que leal. Y como la mayoría también he tenido trabajos que no me han llenado, en esos casos si me he comprometido lo hago… pero solo hasta que acabe el proyecto que sea después intento dejarlo. No soy de dejarlo a medias aunque no me guste pero sí que no continúo una vez terminado.

        Añado que los escorpios cumplen con su palabra, si te dicen que el día x del mes x van a ir al sitio x allí estarán y te lo recordarán para que no te olvides.Si te dicen que harán algo lo hacen sí o sí (tienen que verse en muchas dificultades o problemas mayores para no hacerlo por ejemplo que se ponga malo o se vea impedido de alguna forma). En el trabajo igual, no dejo tirado a nadie si me he comprometido a hacerlo.

        Si no tengo intención de hacerloo veo que no voy a poder no lo digo, es así de fácil.

        Y los escorpiones tóxicos igual eh? como digan que van a vengarse de tí o van a perjudicarte de alguna forma… ya puedes prepararte porque lo harán aunque sea por cualquier tontería salvo que crees barreras para impedirles que actúen. Y no es fácil impedírselo. Uno de esos escorpio me pillaron desprevenida y me dejaron bastante echa polvo sin poder yo hacer nada (me lo dijo pero no pude ver por donde saldría ya que era todo muy hermético) , con otro le puse barreras y aunque sí que actuó lo prevei parcialmente y pude minimizarlo de forma que hiciera lo que hiciera no podía afectar más.

        • Casandra says:

          Bienvenidas la determinación, la fijeza y la formalidad. También, para los estilos de Virgo y Capricornio. 😆

          Los tóxicos, sean del signo que sean, ojalá que se queden lejos. Y, antes, los escorpioncillos que, por cualquier tontería, piensan en quemarte la casa. 😆 (Hay gente muy ida de la olla, en todas partes y de todos los signos y colores.)

          Gracias, Scorpionna!

  5. TswordZ says:

    Pues sí, la intensidad en las relaciones (y por tanto la importancia que le damos) produce una lealtad bastante elevada cuando se llega a ese punto y también es el motivo por el cual somos tan exigentes para llegar a considerar a alguien un amigo. Para algunos un amigo puede ser con quien salga a tomar, pero para uno es alguien que realmente se la juegue en los momentos de necesidad, y es que si vamos a dar todo o gran parte de nosotros por alguien, pues es lógico esperar una respuesta similar de parte de esa persona.

    Para el trabajo la cosa es similar, pero como bien dices más arriba, visto de un punto de vista más práctico. El trabajo es para trabajar. La relación que se pueda tener con los compañeros de trabajo es otra cosa. Y sí, igual que con las relaciones personales, si luego el jefe empieza a abusar de esa lealtad que se espere minimo una baja en el compromiso y dependiendo que tan perro sea, puede que le cueste bastante cara la traición y el abuso.

    Ah, y sobre la faceta de psicólogo, es exactamente cómo dices. No nos quedamos en “lo que se hizo” sino que buscamos “el porqué se hizo”. Y claro, esa atención, que aumenta si además es un tema nuevo para nosotros (sí, somos curiosos) hace que la otra persona se abra y cuente sus problemas.
    Ese es el problema de muchos psicólogos: En primera instancia se arman una escena previa de lo ocurrido por su supuesta experiencia atendiendo a tanta gente por lo que no ponen gran atención cuando les cuentan lo que les ocurre, lo que hace que a veces el paciente no se abra por completo y deje cosas ocultas, que suelen ser precisamente las que gatillan el problema. Para colmo, algunos se conforman con tratar los síntomas, pero sin meterse a descubrir la raíz del problema. En una conversación informal con uno en que le conté un problema familiar que tenía (más por desahogarme que porque realmente me escuchara) salió el tema de la depresión y el tratamiento, que según él debía ser con pastillas y salió algo como esto:

    —¿Y si dejo de tomar las pastillas vuelvo a estar depresivo?
    —Pues claro, las pastillas sirven para calmar a la persona.
    —Entonces, ¿qué diferencia hay con aquellos que se evaden con cocaína u otras drogas? ¿En el precio?

    La conversación se volvió un poco más tensa a partir de ahí, por lo que cambié el tema y empecé a preguntarle a él sobre lo de ser psicólogo. Al final le saqué, como suponía en un principio, que inicialmente entró a estudiar esa carrera para encontrar el motivo de un vacío que sentía en la vida, entre otras cosas.

    Y ese es el problema. Cerca del 80% de los compañeros de colegio que querían estudiar psicología lo hacían para intentar encontrar solución a sus problemas, no por una verdadera vocación de usar sus habilidades para ayudar a los demás. Y esa es la otra parte del problema. Cualquiera puede oír a otro, ¿pero escucharlo? ¿realmente tomar el peso a sus palabras? ¿ver más allá de lo que parece a simple vista? Es relativamente fácil seguir una pauta tipo “Si sufre de esto se le receta aquello”, pero eso no suele solucionar los problemas medianamente serios. Como ejemplo el caso que expuse, que él siendo psicólogo no pudo sacar nada más de lo que yo conscientemente le permitía saber y en cambio no me costó mucho saber los motivos de su elección de profesión.

    Y… ¿a qué quería llegar? Jajaja, escribí tanto que se me olvidó 😛

    Ehm, bueno, eso. Que alguien que realmente escucha permite que la otra persona se abra y uno pueda ayudarle con la causa del problema.
    Y sí, tampoco es que nos horroricemos demasiado con según que temas. De hecho, es más habitual que sean los demás a quienes les empiece a bajar susto cuando escuchamos sin inmutarnos XDD

    Y bueno, también sobre el tema relaciones podemos calar la compatibilidad entre personas que conozcamos un mínimo. Lo malo de esto es… ¿cómo se le dice a una pareja que cree estar enamorada que en realidad lo suyo es tan sólo una atracción temporal y que no durarán juntos más de X tiempo? Bueno, al menos intenté advertirles a un par. Los primeros se iban a casar dentro de poco y hablé con el compañero de trabajo (aunque no éramos amigos) y le hice notar las diferencias problemáticas que tenían y que por ello casarse no era la mejor opción. Por supuesto, salieron con el tema de que “el amor lo puede todo” mientras yo pensaba “es que eso que sienten es mera calentura. No es amor”. En fin, no les di más de un año juntos… Se separaron a los 8 meses -.-
    Para otra pareja, que ya los conocía más, les avisé igual que a los otros de las diferencias que tendrían que ir corrigiendo para poder seguir juntos. Creo que al final sólo una de las partes trató de mejorar, por lo que después de unos años la cosa colapsó y la relación terminó.

    Por ahí a veces me dicen “deberías trabajar de consultor de parejas (o algo así)” y yo les digo que mejor no, pues estaría separando al 90% de los que me visiten XDDD

    ¿Qué? No es mi culpa que la gente escoja mal sus parejas.

    Por último, añadir que no es necesario ser amigos con una persona para escucharla (por supuesto, si alguien se me aparece en la calle contándome sus problemas sin más sin conocerlo de nada me levantará las sospechas de que hay algún motivo oculto tras esto). Eso sí, en esas relaciones neutrales podemos escuchar y aconsejar, pero si la otra persona rechaza sin motivo el consejo, la consulta llega hasta ahí. A lo mucho se le dará algún último consejo general, aunque sin mucha esperanza de que lo tome en cuenta. Con los más conocidos tendremos más paciencia, pero tampoco los forzaremo. Y claro, si luego viene más hundido que antes por no haber hecho caso o por hacer exactamente lo contrario de lo que se le dijo, pues es posible que se le de un nuevo consejo o una ayuda ligera si el problema no es muy grande. Nuestro lema en estos casos es “tratar el problema antes de que se haga peor”. Si se esperan a que se haga peor para intentar solucionarlo… buena suerte, pero no es mi problema XD

    ¿Y el porqué de todo este comportamiento? La intensidad. Si hay que ir a medias, no esperen mucho esfuerzo de nuestra parte. La energía la guardamos para cuando hay que ir con todo. Como ejemplo, los textos de Scorpionna y los míos, que cuando nos motivamos nos tomamos la mitad del espacio de comentarios XDDD

    • Casandra says:

      Entre Scorpionna y tú dais mucha información escorpiana. 😀 Pero no sois los únicos que os motiváis, ja, ja…

      De lo poquillo que yo he aprendido llevando el blog es que, en general, nos gusta mucho ser escuchados. Es una gran necesidad que todos tenemos.

      En lo que yo suelo meter la pata (y quizás mucha gente) es en la de buscar soluciones o dar consejo una vez que la otra parte te cuenta la historia. 🙁

      Me falta saber que, en cantidad de ocasiones, la otra parte sólo quiere ser escuchada. Nada más.

      Otra cosa es que te pidan consejo o ayuda expresamente. Ahí, sí, sienta mal que la otra persona no se implique. Porque, cuando uno pide consejo o ayuda, es porque se supone que necesita eso del otro y, si te da una mano, qué menos que corresponder.

      Psicólogos… Yo creo que hay de todos. No pongo en duda que muchos eligieran la carrera por sus propios rollos personales. Pero también los hay vocacionales, con voluntad de entender y ayudar a otros.

      ¡Oh! Y hay psicólogos que tienen mucho arte en la publicidad. Saben cómo llegarnos para vendernos cualquier cosa, ja, ja… En fin, no sólo están los psicoterapeutas.

      (Como verás, estoy reflexionando con tu mensaje de abajo hacia arriba.) 😉

      Coincido contigo en el concepto de amistad. Ésta es una relación muy trabajada para mí, donde cada uno de los amigos puede ser él mismo y existe un interés sincero en el apoyo mutuo.

      A la hora de la verdad, yo creo que las personas tenemos pocos amigos (de los de verdad). Así que, los que tengamos, hay que cuidarlos mucho.

      Ahí Escorpio se sale, ja, ja… Pero hay que contar con que, a veces, uno no recibe lo que espera, como lo espera ni de quien lo espera. Son los riesgos de las relaciones. Qué complicadas son…

      Gracias, TswordZ! 🙂

    • Scorpionna says:

      TswordZ estoy de acuerdo contigo yo tampoco considero amigo mío a cualquiera aunque haya quedado con esa persona a tomar algo. Eso me recuerda a una experiencia que tuve en la que una persona a la que conocía de una sola semana en unas prácticas a las que asistí, se enganchó a mi como si fueramos los mejores amigos solo porque conmigo era con quien más había hablado, intentando que yo le contara de todo como a un amigo, quedar como un amigo, llamándome cada semana, era muy agobiante todo porque para mi era solo un conocido. Al final se cansó al ver que yo no me implicaba. Sencillamente yo no me implico con gente que no conozco, para hacerlo necesito meses asique en una sola semana nada de nada por mi parte y menos si agobia de esa forma. Podríamos habernos llevado bien si hubiera sido diferente, pero así no.

      También estoy de acuerdo cuando dices que la gente se relaja al ver que escuchamos sin inmutarnos independientemente del problema que sea. Al final te acaban contando de todo al sentirse escuchados de verdad. La mejor ayuda más que recetar mil cosas como hacen algunos psicólogos es escuchar, ¿y si solo necesitan relajarse que? Como he dicho alguna vez, puede ser muy terapeútico desfogarse soltándolo todo a alguien en quien se confía, más que dar mil consejos y soluciones ¿y si no quieren soluciones solo alguien que les escuche? Yo solo escucho y luego habrá gente que se sorprenda de que yo reciba miles de confidencias. Es más tras escucharles y dejar que suelten su carga emocional muchas veces ellos solos encuentran la solución a lo que les preocupa. No, a mi tampoco me gustan que cuando quiero contar algo que me preocupa me vengan con mil consejos y soluciones, eso me crispa mucho y no vuelvo a contar nada a la persona o personas que lo hacen. Si puede que intenten ayudar pero yo no busco eso. Yo también puedo escuchar a cualquiera no solo a gente cercana. Las únicas soluciones o consejos que doy son basadas en mi intuición y siempre tras escucharles al detalle todo lo que quieran decir, por ejemplo cuando veo que alguien les está perjudicando y ellos no lo ven, o cosas que yo veo entre líneas y ellos a veces no, o cosas que sé que les irá mal si siguen haciéndolas, con argumentos, siempre con argumentos.

      Yo también suelo ver desde el principio si una pareja va a funcionar o no, veo los motivos con una exactitud muy alta del fracaso de una relación y rara vez me equivoco, eso sí en mi caso prefiero no decir nada y no meterme al fin y al cabo no es asunto mío y me provoca más problemas que nada. La última vez que lo dije se cabrearon conmigo…. y luego meses después la relación acabó por no tener en cuenta lo que les decía. Ella solía hablar con indirectas y yo notaba cuando no quería un plan él daba por echo cosas y ante esas indirectas pensaba que le gustaba en plan, (las indirectas a veces significaban que si y otras veces que no, yo eso lo veía él no) yo se lo dije a él que no lo diera por echo porque parecía que ella no quería, y me cayó la bronca del siglo. Esa actitud era muy habitual entre los dos y yo veía que como no fueran más directos y claros iría mal y así fue… Ella era libra y él piscis y daba la impresión de que tenían más confianza conmigo que entre ellos porque conmigo eran muchos más directos que entre ellos y me decían lo que pensaban sin sucedáneos porque sabían que lo que yo no tolero las indirectas. Tenían miedo a molestarse y de ahí su falta de claridad y esas indirectas fueron a más llevaron a malentendidos a palabras no dichas, a ofensas no dichas, a cosas que les molestaba de las que no hablaban…Normal que no funcionara su relación. Acabé metida en medio recibiendo confidencias por parte de los dos porque no se atrevían a hablarlo entre ellos para no molestar al otro (casi siempre sin que el otro lo supiera) aunque yo me negué a hacer nada al respecto. Todo era una falsa armonía que les acabó explotando cuando el piscis se cansó de acumular y acumular cosas no dichas que le molestaban y que yo sabía pero su pareja no. (A veces me lo decía otras lo percibía).

      • TswordZ says:

        Exactamente. “Deja de llamar a la mala suerte” suelen decir cuando uno trata de ayudar en algo que no es perceptible a simple vista. Uno no llama nada. Sólo ve hechos que los demás no, pero precisamente por ello no creen que esos problemas existen y luego pasa lo que pasa. Y para colmo en ocasiones lo culpan a uno de lo sucedido (porque claro, no son capaces de asumir su responsabilidad).
        En fin, si veo algún problema y esas personas me importan mínimamente veo cómo caería mi comentario antes de darlo. En ocasiones lo doy igualmente para no sentirme que “pude haber ayudado pero no lo hice” aunque últimamente esa costumbre va decreciendo, pues si sé que no me harán caso entonces aunque les diga no les estoy ayudando, y para colmo termino siendo mal visto por ellos.

  6. TswordZ says:

    Jajajaja, eso último me recordó una frase que leí por ahí que era algo como «¡Qué complicadas son las relaciones con las personas! Por eso me gusta hacerme amigo de los árboles, pues siempre te escuchan y nunca reclaman» XDD

    Es cierto lo de los amigos. El problema es para aquellos que piensan que todos son sus amigos y se dan cuenta por la mala que no tenían tantos en realidad.

    Y sí, un buen publicista tiene que ser ante todo un buen conocedor de la psicología de masas. Me viene a la mente una en particular que es la esposa del líder del desarrollo de un juego de pc llamado Star Citizen. La criticaban en un momento por tener ese puesto siendo la esposa del director de la compañía, pero considerando que en 4 años han conseguido una recaudación de 130 millones de dólares… pues es que algo hace bien 🙂

    Y sí, psicólogos buenos hay, pero como casi todo, hay que buscar entre los que no.

    Sí, también es cierto que a veces se aconseja sin que se pida. En esos casos suelo dar un consejo general y según como lo tome la persona voy profundizando más en el tema.

    Y sobre ser escuchados, creo que ese es el punto. Bueno, de la comunicación en general. La gente suele ser buena dando sus puntos de vista y opiniones, pero no tanto escuchando y sopesando los de los demás. Por eso aquí, como se “escucha” al resto, pues damos mucha más información de lo que haríamos normalmente. De hecho, creo que ni el 20% de lo que he escrito aquí conocen mis cercanos, y eso que me he esforzado en intentar que me entiendan u.u

    Pero, neh, allá ellos. Si no me quieren/pueden entender, que me aguanten 😛

    • Casandra says:

      Hombre, algo te escucharán. Y si “te aguantan” será porque quieren estar contigo. 😀

      Se ve que coincidimos en la importancia de saber escuchar. Scorpionna, también lo comenta ahí al lado. Creo que sólo con eso ayudamos mucho a quien llega. Si después resulta que logramos entenderle, mucho mejor. 😆

      En mi entorno hay muy poca gente que sabe escuchar, empezando por mí, que me falta muchísima práctica. De más jovencilla, buscaba que me escucharan y entendieran a mí. Y eso es lo mismo que hace mucha gente. Pero, si todos lo hacemos a la vez, ninguno escucha al otro.

      Así, siguiendo al maestro Stephen Covey (el de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva) me convencí de que era rentable escuchar primero (y tratar de comprender) y, después, intentar ser escuchado.

      Volviendo a lo de antes (y perdona el rollo) esto no lo puedes entrenar con cualquiera. Hay “amigos” a los que escuchas, no se hartan y, cuando llega la hora de que te escuchen a ti, no siguen la dinámica. Hay que elegir bien. 😀

      Saludos!

      • TswordZ says:

        Exacto. Vale, uno tiene toda la disposición para escuchar, pero cuando toca hablar la otra persona no puede quedarse en silencio ni medio minuto. Eso en cierto modo molesta, en especial si al final no hay nadie/casi nadie que se de al menos unos minutos para escuchar.
        Igual por eso cuando más joven solía hablar solo. Y cuando me preguntaban por ello respondía con un “Suelo hablar, pero como no me escuchan, termino hablando solo”.
        Irónicamente, ni siquiera con esa “indirecta” eran capaces de entender la situación -.-
        Ahora, más adulto, simplemente me quedo en silencio, pensando. Según el ánimo si me preguntan que qué estoy haciendo le respondo con una mirada fija o un simple “Estoy pensando”. Si luego viene el típico “¿En qué?” le respondo “Personal” y fin de la conversación.
        Si no hubo atención antes no contaré mis problemas/pensamientos llegado a ese punto 🙂

        • Casandra says:

          Pues, sí. Con algunas personas dan ganas de no dar explicaciones y zanjarlo con: “Nada. Pienso en cosas mías.” Porque, si te da por contarles un poco del tema, a la mitad te interrumpen para girar la conversación hacia sí mismos. Y uno se queda pensando: “¿Para qué habré abierto la boca?” 😀

          Pero, por suerte, hay personas que tienen paciencia y la voluntad de entender. Menos, pero las hay. Y, si nos cerramos también con éstas, nos perdemos esa conexión y aprender a escuchar tan bien como lo hacen ellas.

          TswordZ, veo que tenemos el carnet del mismo club de introvertidos. 😆 No dependemos mucho de que nos escuchen. Pero, cuando aparece alguien con quien se puede conectar, ganan las dos partes. Y no sé si es que porque me he levantado un poco Piscis, que pienso que esa gente está ahí. ¡Sólo hay que dar con ella! 😀

          Gracias por comentar!

  7. Es cierto, yo no tengo a Escorpio como signo lunar, sino como solar y cumplo con todas esas cualidades, excelente blog 🙂

    • Casandra says:

      Suelen repetirse las mismas que en el signo solar. La diferencia es que, cuando tienes la luna en Escorpio, quizás para los menos conocidos sean menos visibles estas características. 🙂
      Gracias, Naty!

  8. Jacobs says:

    Ps sin duda me acerto a mi, Soy Virgo con Signo Lunar Escorpio y de todo lo que me e leido me acerto bastante en especial en lo amoroso, una vez teniendo confianza justo como esta ahi, como siempre me gusta como escribes casandra 🙂

    • Casandra says:

      Muchas gracias, Jacobs. 😀 Ojalá que esas características con las que te identificas den buenos frutos. 🙂

  9. Magela says:

    Yo que tengo mi signo solar en cáncer y mi luna en escorpio muchas de esas características me van en partida doble…

    La intuición casi nunca me falla, cuando conozco a alguien por primera vez y ya me cae mal de entrada se que en esa persona no vale la pena invertir tiempo, mi madre dice que soy bruja porque siempre termino teniendo razón cuando se trata de gente indeseable XD

    La intensidad emocional la tengo bastante controlada, puede ser porque tengo el ascendente en virgo y los signos de tierra se repiten mucho en mi carta astral, generalmente prefiero relaciones (ya sea laborales o afectivas) tranquilas y estables.

    Lo de mi postura clara y firme es algo que siempre impresiona a los que no me conocen, tengo un claro sentido de lo que esta bien y mal ademas no suelo cambiar de opinión, mi madre dice que me parezco mucho a mi abuelo en ese sentido (casualmente el era de escorpio).

    El ser una persona leal es parte de mi naturaleza y estoy muy orgullosa de esta característica desde siempre cuando era niña y mis amigas me confiaban sus secretos. Ahora que soy adulta esa lealtad me a sido útil en mis relaciones laborales, también en las afectivas claro pero vale aclarar que la lealtad es buena en varios ámbitos.

    Tengo que decir que “mi fuerza protectora” sale solo cuando es necesaria, normalmente voy muy a mi bola solo siento la necesidad de proteger cuando alguna circunstancia lo a merita, no me gusta ser sofocante en plan estar todo el tiempo aconsejando o pendiente de otros me resulta agotador.

    • Casandra says:

      Entonces, en lo de la protección, te despegas un poco de tu signo solar, Cáncer. Serás más selectiva, supongo. 🙂

      Qué gracia… En este mismo bloque de comentarios, hay otra persona (Karina) con el sol en Cáncer y la luna en Escorpio. Cambiáis en el ascendente, aunque a las dos os sale mutable.

      Veo que ambas somos fans de la lealtad. A mí me parece que es un activo valiosísimo en cualquier terreno.

      Te felicito por lo de la intuición para calar a la gente poco recomendable. 😀 Tienes a dos signos muy finos con esto, se supone. Yo tengo a otro, del trío de los más intuitivos (Piscis), pero al mío le falta un poquillo de entrenamiento. 😆

      Gracias, Magela! Saludos! 🙂

  10. Karina Fernanda Jara Vera says:

    Amo que mi signo lunar sea escorpio, especialmente porque mi signo solar es cancer y mi ascendente piscis… imaginas la sensibilidad en mi carta natal? jajajjaj lo bueno es que escorpio otorga un poco de rudeza jajajajaj

    • Casandra says:

      Qué sobredosis emocional! 😆 Los tres de agua. Espero que te haya salido alguno de otro elemento en Marte o Venus, para compensar.

      A Escorpio nos lo imaginamos tirando pa’rriba de Cáncer y Piscis, cuando éstos se depriman por las malas artes del entorno. Está bien que en el trío tengas a uno más combativo, ¿no? 😀

      Saludos, Karina!!