Los signos ven la televisión

Es día de descanso y los doce signos han decidido reunirse, como si fuera una fiesta. La televisión preside la estancia y es testigo de la diversión del grupo.

Aries: Puro nervio. Está de pie, yendo de un lado a otro y baila incluso la musiquilla de los anuncios publicitarios.

Tauro: Ha empezado a comerse una deliciosa pizza. Le importa poco que aries le cruce por delante. Quita. No, yo bailo luego…

Géminis: No le quita ojo a su teléfono, mientras hace comentarios sobre lo que ve en la tele. Los que están alrededor ¡quieren que se calle!

Cáncer: Ha llegado con galletitas y otros antojos dulces para todos. Tauro le ha echado el ojo, pero nada más. ¿Para esto he venido? No me hacéis ni caso.

Leo: Está organizando el cotarro, que para eso ejerce de anfitrión. Le encanta la bandeja que trae cáncer y se la adjudica. Ya podrían los otros gorrones haber hecho lo mismo.

Virgo: Observa que la tensión crece y piensa: Ya lo veía venir… Le pide a aries que baje el volumen de la televisión para no molestar a los vecinos. Aries no le hace ni caso, pero se acerca géminis para charlar con virgo sobre el asunto.

Libra: Sonríe diplomáticamente a ese par de disconformes. Es quien tiene el look más arrebatador de todos, con el permiso de leo.

Escorpio: No le ha quitado ojo a libra y se le acerca para susurrarle al oído algunas “cositas”. Minutos después, conduce a libra escaleras arriba para explicárselas con detalle.

Sagitario: Se enrabieta instantáneamente cuando ve que algunos están a disgusto. ¡Hemos venido a pasarlo bien! Agarra las viandas que ha traído cáncer y (como si fueran suyas) las reparte generosamente.

Capricornio: Piensa en silencio. – Si virgo lo veía venir, ¿por qué no hizo nada el muy inepto? ¿Y leo? Vaya asco de reunión. Si yo hubiera organizado esto, no se hubiera formado este pitote.

Comienza a recoger vasos y platos vacíos, y a llevarlos a la cocina, donde están virgo y géminis riéndose entre queja y queja, mientras despejan la encimera.

Leo se sienta sonriente en el sillón, porque no tendrá que limpiar nada.

Acuario: Aplaca a sagitario metiéndole una galleta en la boca. Capricornio (que se ha tomado un par de copillas de más) le abraza, por la buena idea que ha tenido.

Piscis: Se retuerce de envidia en una esquina, pensando porqué no está en el lugar de libra. Pero enseguida llegan acuario y capricornio para envolverlo en el abrazo loco… y no le queda otra que reírse.

Al final, todos vuelven a casa, salvo piscis y capricornio, que despiertan a la mañana siguiente abrazados en el sofá. 😮

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...