Los signos del zodiaco van a clase

Vivimos o retomamos nuestra etapa de estudiantes:

¿Cómo eras tú como alumno? ¿Tu actitud iba acorde con las características de tu signo del zodiaco? Si no es así, ¿con qué signo te identificas más?

Aries: Con tal de darle vidilla al asunto, Aries está dispuesto a armar un acalorado debate incluso alrededor de un ejercicio de álgebra.

Tauro: A Tauro no se le va una. Está tomando sus apuntes mientras se queja mentalmente por la falta de orden del profesor que da la clase. Pero lo que le ha sentado peor es que (el susodicho) incluyera en el pasado examen una pregunta sobre un tema que aseguró que no caería.

clase con estudiantesGéminis: ¿Qué alumno hace más preguntas? Aquí, la respuesta: Géminis. No sólo son ocurrentes sus preguntas, sino la historia previa que cuenta cuando las formula.

Cáncer: Estrategia de camuflaje. Cáncer se sienta en la parte media del aula o hacia el final para no llamar mucho la atención, no sea que al profe le dé por preguntarle algo el día menos apropiado.

Leo: Le gusta hacer bromas para que se ría todo el mundo. Cuando Leo está de buenas, sabe cómo amenizar las clases más tediosas. Es un maestro… de ceremonias.

Virgo: El responsable. Si ves a un estudiante que toma apuntes con varios colores, que hace preciosos y útiles esquemas, y que no olvida hacer sus tareas… ése es Virgo, el alumno ideal.

Libra: ¡Silencio! Ya va por la tercera vez que el profesor le llama la atención por hablar con los compañeros que tiene alrededor. Cómo casca, el condenado.

Escorpio: El discreto. Escorpio, al contrario que su vecino, no habla mucho, pero está pendiente de todo. Por eso, cuando abre la boca para decir algo, al resto sólo le queda exclamar: Amén. Es increíble cómo hace diana con sus comentarios.

Sagitario: Es el maestro del zodiaco, con lo que puede que sea él/ella quien esté dando clase. Como alumno, es el típico que habla con una convicción apabullante, como si supiera de todo. (Y, sí, sabe mucho.)

Capricornio: El preferido de la clase. Es un estilo a Virgo, pero sin tanta modestia. Capricornio se esfuerza en que se note lo aplicado que es; se sienta en primera fila y bebe con devoción cada palabra que dice el profesor.

Acuario: El polémico. Acuario hace preguntas muy difíciles y, cuando salen temas espinosos, es muy capaz de poner al profesor entre la espada y la pared. Este alumno es un dolor de cabeza para cualquier docente.

Piscis: Es aplicado, pero ya sabes que cuando se dispersa vuela con su mente hacia parajes lejanos. Ahí lo tienes. En lugar de tomar apuntes, está dibujando un boceto surrealista o escribiendo un poema sobre el rocío primaveral.

Fuente: The Frisky.

Por mi parte, me hubiera encantado parecerme más a Virgo y Capricornio en esos tiempos de estudiante. Pero, no. A ratos me parecía a cualquier otro antes que a ellos. ¿Qué hay de ti?