Los sensibles signos de agua

Aguas cálidas y suaves o turbulentas. Son el elemento que tienen en común cáncer, escorpio y piscis, los signos más emocionales, sensibles e intuitivos del zodiaco.

Ellos tienen un don especial para captar las energías y las intenciones, aunque a veces pequen de susceptibles e interpreten las cosas a su manera, como les sale de la pelota. Son cosas del agua, que mece la realidad mezclándola con la intuición o incluso con la imaginación.

Los signos de agua, muchas veces, prescinden de la lógica y se dejan llevar por sus emociones y también sabemos que establecen fuertes vínculos con los demás basándose en eso que sienten.

En las emociones está su fortaleza y también su mayor debilidad. Cuando se sienten heridos, de los tres, aparentemente el más indefenso es piscis, porque cáncer y escorpio tienen una buena armadura que pueden usar como escudo. Pero el pescadito parece tan frágil…

Aunque, quizás, no lo sea tanto, porque piscis lo compensa con su facilidad para “escurrirse” de la situación y también con su mayor rapidez para perdonar y dejar atrás los malos rollos.

Y es que, aunque los signos de agua compartan ese poderío de la intuición y la sensibilidad, cada uno tiene formas distintas de emplear su poder.

Cáncer, el signo cardinal de agua regido por la Luna, destaca por su comprensión profunda. Suele ser tan exagerada, que es capaz de descifrar cualquier barullo emocional en el que tú estés metido. Te entiende, te conforta, te protege.

Porque ésa es la finalidad con la que cáncer suele usar su don: protegerse a sí mismo, para no ser herido, y sobre todo, para proteger a las personas que ama.

signos de agua

Escorpio, el signo fijo de agua regido por Marte y Plutón, es el signo del deseo, de la muerte y el renacimiento, de la creación. Suena fuerte, ¿eh? Y lo es.

Escorpio emplea su intenso poder movido por el deseo, por la pasión que pone en conseguir lo que quiere, que no siempre se trata de algo sexual (sobra decirlo). Por eso, cuando escorpio te mira, sabe todo lo que ocultas y si le interesas o no. Así de claro y de rápido.

Aquí tenemos que hacer una distinción, ya que este signo tiene muy mala fama. Tú sabes que se dice que es el más “malote” del zodiaco (por emplear una palabra fina). Pues, no. Eso no es cierto cuando hablamos de un escorpio maduro, que sabe lo que quiere y emplea de manera positiva sus cualidades.

Los que le dan mala fama a escorpio son los escorpiones inmaduros. Ésos hipercelosos, paranoicos, tóxicos, resentidos y rencorosos, que no controlan este don y van despachando veneno por doquier e inoculándoselo ellos mismos.

Seguimos con piscis, el signo mutable de agua regido por Neptuno y Júpiter, que usa su sensibilidad especial para tender una mano a quien lo necesita y, también, para volar con su imaginación.

Por suerte, piscis sueña, se evade. De alguna manera tiene que descargar todas esas energías que absorbe de cada persona y de cada ambiente. Es el signo compasivo, que siente tu dolor, el mío y el suyo propio, y trata de construir una fantasía más amable.

Pero, al igual que escorpio, los cáncer y piscis menos “evolucionados” pueden ser intensamente manipuladores, lloricas, mentirosos, criticones y sencillamente inaguantables, dándoles mala reputación a todos los de su signo.

¡Ahhh…! La sensibilidad, la intuición, las emociones… Sin duda, un potencial que hay que aprender a manejar para que suponga una bendición y no todo lo contrario.

Si te apetece explorar más las diferencias entre los tres signos, aquí tienes este post: ¿Cómo te llevas con los signos de agua?