Predicciones horrorosas para sagitario

sagitarioSagitario, ese signo sincero, alegre y con la mente más positiva del cosmos, es nuestro damnificado de honor el día de hoy.

Sin embargo, contemos con que el arquero tiene un espíritu a prueba de catástrofes.

Que se quede el infinito sin estrellas o que pierda el ancho mar su inmensidad, como decía el bolero, no le borrará la sonrisa a sagitario si puede seguir contemplando el brillo de tus ojos.

Porque sagitario es el aceite que flota en el vaso medio lleno, el optimista inquebrantable.

Naturalmente, esa actitud es provocadora para los cenizos que hacen de la amargura su estandarte.

Cada signo tiene sus virtudes y defectos. Sagitario en este día se encontrará con los más rastreros, bordes, resentidos y repulsivos representantes del zodiaco. ¡Los más cenizos de cada signo!

¿Conseguirá sobrevivir a tanta negatividad el dicharachero centauro? Veamos…

Amigo sagitario, usted saldrá hoy de casa saltando y con la sonrisa puesta, como es su costumbre.

Irá a buscar su bicicleta para ir al trabajo, pero un anónimo y furibundo aries la habrá destrozado durante la noche, sólo por la satisfacción de verle a usted montar el berrinche.

No pasa nada. Aprovecho para caminar.

Ese malvado aries, que está contemplando la escena escondido detrás de la columna del garaje, apretará tanto los dientes de la rabia que le estallará la dentadura en mil pedacitos.

Caminando en dirección al trabajo, se topará con una animada discusión protagonizada por el cáncer más rabioso del cosmos y por el tauro más pejiguera.

La emprenderán a huevazo limpio y usted no podrá esquivar esa media docena que impactará en su cuerpo, dejándolo bañado de huevo de arriba a abajo.

¡Oh! Mascarilla gratis…

Pero, como usted quedará con el aspecto de una tortilla lista para freír, querrá quitarse el exceso de huevo en el lavabo de una cafetería.

Entrará en el bar más próximo, casualmente regentado por el virgo más tiquismiquis de la galaxia y éste, que acaba de desinfectar concienzudamente las instalaciones, lo expulsará a usted entre insultos y maldiciones.

El neurótico virgo se pondrá de tan mal humor al verle, que lo perseguirá amenazándolo con la bomba que usa para desatascar el inodoro, mientras que usted piensa:

Voy a llegar a tiempo. Estoy corriendo más que con la bici.

optimistaDará esquinazo a virgo y llegará a la entrada de su trabajo. El portero escorpio, al verle a usted sudoroso, cubierto de huevo y sonriendo como si hubiese acertado el pleno de una quiniela, le tomará aun más manía de la que le tenía hasta hoy (que era mucha).

Usted saludará y escorpio le devolverá una mueca indefinida, pasando a continuación a dedicarle su mirada más intensamente tormentosa, cuyo objetivo es echarle mal de ojo.

El escorpio portero se concentrará tanto en su empeño destructor, que no podrá esquivar la impresora láser que alguien ha arrojado desde el último piso.

Ese alguien es el jefe de área leo, a quien se le ha acumulado la mala leche, después de que un proyecto ideado por usted lo dejara sin vacaciones.

Usted no será testigo del aplastamiento del escorpión, porque se está dando prisa en subir las escaleras.

Al llegar arriba, el jefe leo le dedicará un sonoro “Grrrrr… Wwrrroafffff…

Qué animada está la oficina esta mañana. Buenos días. 🙂

Usted se irá a su puesto. Encenderá el ordenador y un virus informático le saludará desde el monitor, avisándole de que se están borrando todos sus archivos.

El artífice del desastre, cómo no, es un acuario pérfido que pretende arrebatarle a usted el protagonismo en el proyecto.

No pasa nada. Voy a formatear el equipo.

Tranquilamente, usted se tomará un café mientras formatea el ordenador y restaura una copia de seguridad de los archivos.

Todo esto mientras que acuario, que no puede más del coraje, mete su cabeza en una cisterna para desahogarse y se queda incrustado allí.

Afortunadamente, usted lo verá a tiempo y avisará a la ambulancia y a los bomberos, que se llevarán a acuario con la cisterna en la cabeza.

Aprovechando que está en el baño, se cambiará el traje lleno de huevo por un mono de limpiador, que alguien ha olvidado en los servicios.

Qué suerte tengo.

Mientras se cambia de ropa, observará que alguien ha pegado un cartel con su foto y con una leyenda que habla de sus escandalosas costumbres sexuales.

Los géminis y libra más criticones y mordaces que jamás trabajaron en una oficina han pegado cartelitos por todo el lugar para informar a los interesados de que a usted le gusta tener relaciones íntimas con diversos animales de granja.

En su rostro, amigo sagitario, asomará una lagrimita, pero no por la infamia, sino por la emoción de que sus compañeros se hayan tomado tanta molestia por usted, haciéndole protagonista de una broma tan simpática.

Qué “salaos” son…

El capricornio más “arrastrao” del universo querrá aprovechar el daño que semejante broma le causará a su imagen, para convencer al jefe de que lo quite a usted del proyecto que inició y le de el mando a una persona responsable y equilibrada, a un capricornio de reputación intachable.

Pero el jefe leo, harto de todo y de todos, pegará fuego al edificio dejando a capricornio encerrado en su despacho.

En ese momento usted se encontrará cerca de la escalera y será de los pocos que consigan huir.

Parece ser que perderá su puesto de trabajo.

No pasa nada. Usted siempre quiso emigrar a Japón y ésta será la ocasión perfecta. 🙂

Gracias a Mauricio por pedirnos este post.