Predicciones horrorosas para capricornio

capricornioMuchos de nosotros leemos las predicciones para nuestro signo de tanto en tanto y, aunque no las creemos a pies juntillas, nos hace ilusión que digan cosas buenas.

Capricornio, en particular, es de los signos que menos se dejarían llevar por las predicciones, pero… ¿qué cara pondría si se encuentra con la previsión de un día calamitoso?

Imagínatelo leyendo un desastre como el siguiente…

Amigo capricornio, a lo largo del día de hoy tu enorme caudal de paciencia se verá puesto a prueba desde el amanecer. Para empezar, tu adorado despertador no sonará, porque un apagón nocturno interrumpirá la corriente eléctrica y tu compañero de hogar piscis le quitó el domingo la batería de repuesto al despertador para ponérsela al reloj de la cocina. (Se le olvidó avisarte, claro.)

Despertarás quince minutos tarde, lo que supondrá una catástrofe en tu horario matinal. Saldrás corriendo de casa y no podrás sacar el coche de la cochera porque tu vecina cáncer, pensando que ya saliste, te ha dejado su furgoneta familiar en la puerta.

Correrás como un loco hasta la parada del autobús y, cuando subas a él, comenzará una migraña terrible. El conductor géminis es un aficionado al cante flamenco y desea amenizar el viaje improvisando fandangos mientras conduce.

Al fin llegarás a la oficina y tu jefe aries te armará la bronca, sin tener en cuenta que es la primera vez que te retrasas en dos años. Acto seguido, te llamará para que acudas a su despacho.

Tu jefe te dirá que el ascenso que solicitaste se lo ha dado a la exhuberante y guapísima nueva empleada tauro, que le convence más para el puesto. Por lo que tus dos años de eficiente trabajo y de disimulado y mesurado peloteo habrán servido de poco.

Irás a almorzar al comedor de la empresa a la hora acostumbrada, pero hoy precisamente es el día que el cocinero escorpio ha elegido para vengarse por su raquítico salario, decidiendo experimentar en el menú con una planta ultra purgante que amenizará sin duda la tarde de trabajo en la oficina. Todos tus compañeros harán cola en el baño y a ti te corresponderá el último lugar. Como no podrás aguantarte, parte del pastel te lo harás encima.

Al salir de trabajar, tomarás un taxi para llegar a casa lo antes posible. El taxista libra no estará seguro de qué itinerario tomar para encontrar menos tráfico, por lo que dará un sinfín de vueltas y llegarás a casa el doble de tarde que si hubieras ido caminando.

Al fin entrarás en casa y comenzará un estruendo monumental en el piso de arriba. Tu vecino leo ha conseguido sacarse el carnet de conducir en el vigésimo intento, por lo que ha organizado una enorme bacanal bacalaera.

Y así transcurrirá el día de mañana para ti, amigo capricornio. No podrás decir que no viene cargado de emociones…

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...