Pistas para seducir a leo

leoSeducir a leo es una tarea muy sencilla, siempre que se deje. Su punto flaco ya hemos recalcado que es la vanidad. Resaltarle sus virtudes es algo que funciona, sí, pero como no le intereses o no se fíe de ti, obviamente, no sirve de nada.

A leo le gusta el lado brillante del amor: el juego de la seducción, el romanticismo, las emociones a flor de piel, las risas cómplices. Por lo tanto, los inicios de sus historias amorosas serán espectacularmente bellos, o bien, leo intentará que lo sean.

Los amores desesperados no van con su carácter. Tampoco, los no correspondidos. A pesar de vivir intensamente el amor, si no le interesas o si leo no te interesa a ti, pasa página con más facilidad que otros signos.

De lo anterior y de lo que vimos anteriormente sobre leo y su estilo amoroso, sacamos las siguientes conclusiones para la seducción de este animal salvaje:

  • La situación ha de ser un juego divertido.
  • Leo ha de sentirse admirado y el centro de tu atención.
  • Deberá tener carta blanca para mostrar su admiración y sus exageraciones románticas.
  • No le gustará que hables ni de tus “ex” ni de tus traumáticas historias.
  • Tampoco esperes que lo haga él/ella.

.

Y no olvidemos “lo clásico”:

  • Si lo llevas a un restaurante, que sea el mejor. Si no puede ser, también vale quedarte en casa y decorarlo todo como un escenario de “Las mil y una noches”. (Que no se te vaya la mano y dejes el escenario como un burdel. Eso tampoco le gusta.)
  • Si usas un perfume para seducirle, que sea de los buenos y no de ésos que huelen a matamoscas.
  • Si lo invitas a dar una vuelta en tu coche, que sea un chulada de coche. Si no, opta por alquilar un ala delta e invitarlo a pasar un fin de semana por los aires. Algo original, por favor…
  • Si no estás dispuesto a esforzarte para que se sienta como un rey-reina, no te metas en el fregado.
  • Y, por último, si no se te ocurre cómo hacer nada de lo anterior, simplemente, déjate cazar… y devorar.

.