Los signos más locos e inestables del zodiaco

horoscopoPongamos claro que todos tenemos nuestros puntitos contradictorios y excéntricos, que por algo somos humanos. Lo que varía es la intensidad, el objeto y quizás el estilo a la hora de manifestarlos.

Hoy nos reiremos (espero) de los pequeños desequilibrios mentales por los que podemos culpar al zodiaco. Pasearemos desde el signo con fama de ser el más desequilibrado, cáncer, hasta el más apegado a la realidad de todos, capricornio.

Y, amigos, esto es una broma. Que nadie se indigne ni mucho menos pida hora con el psiquiatra. Allá vamos…

1. Cáncer

Primero, los hombres cáncer y les siguen las mujeres. Son los más proclives a desequilibrarse emocionalmente.

Anteriormente comentamos que muchos asesinatos pasionales son ejecutados por nacidos bajo este signo a los que se les cruzan los cables.

Y es que cáncer, como no expresa todo lo que siente y se guarda dentro un torbellino de emociones tempestuosas, termina un día estallando de la manera menos pensada.

A menudo, lo que puedes ver a simple vista es que está de un mal humor supino, pero por dentro es otro cantar porque no sabes nunca lo que guarda. ¡Cuidado con los cangrejos!

2. Escorpio

Primero las mujeres y luego los hombres. Otro signo con una bomba emocional a punto de estallar…

Con escorpio todo va bien al principio. Es más, no cuesta ningún trabajo enamorarse de un signo tan carismático, leal y que muestra una generosidad que se sale de la norma.

El problema viene un día cualquiera en el que tú llegas tarde a una cita o haces cualquier comentario (que piensas que es intrascendente) y escorpio deja de hablarte para los restos. Entonces, te quedas con el interrogante en la cabeza: “Pero, ¿qué pasa? ¿Y yo qué le he hecho?”

Ahí está el meollo del asunto: escorpio es tremendamente susceptible y su mente es una incógnita para todos.

3. Piscis

Completa la terna de los acuáticos y emotivos signos.

Como con el signo de cáncer, lo que ves a simple vista es que es más raro que una hormiga rosa y que sus frustraciones las expresa con el mal humor dibujado en su cara.

Algunos de este signo se evaden gracias a las drogas o el alcohol.

En este sentido, los nacidos bajo cáncer y piscis deberían fijarse más en el aplomo y estabilidad emocional que muestran capricornio y tauro (los más equilibrados de todos).

4. Géminis

Primero los hombres y luego las mujeres.

El asunto con los hombres géminis es que no quieren comprometerse en el terreno amoroso. Juegan y se enredan, creyéndose su propio juego y encontrándole la lógica cuando no tiene ningún sentido aparente.

Con las mujeres géminis es parecido. Tienen una doble cara. Lo que hacen por un lado, queda olvidado instantáneamente y pasan a la segunda cara. Inconstancia, volatilidad y vuelta a empezar.

5. Leo

Tanto egocentrismo no puede ser bueno y a veces pierde la cabeza. Bueno, en realidad la pierde quien está delante de esta fiera, que se lanza a arrancársela de cuajo.

6. Aries

Igualito que leo, sin la ferocidad de un león pero con la terquedad de una cabra de cuernos listos para despeñarte por el barranco.

7. Acuario

Al estilo de géminis, pero sin tanta esquizofrenia.

8. Sagitario

Es el signo locuelo al estilo de un payaso de circo. Esto puede resultar encantador para algunas personas, pero hay quien lo encuentra insoportable.

Busca la diversión, incluyendo en ella el sexo espontáneo. Tampoco está tan mal, siempre que no ande por ahí propagando enfermedades venéreas.

9. Libra

Se supone que debería de ser el signo más equilibrado de todos, dado a que busca continuamente eso, el equilibrio. Sin embargo, ahí lo tenemos con su pizquita de trastorno.

Paradógicamente, es esa desgastante búsqueda constante la que lo desequilibra.

10. Virgo

De los signos de tierra, el más loco. Esa obsesión por la perfección y los detalles pasa factura.

11. Tauro

Cuerdo, muy cuerdo.

12. Capricornio

Se pasa de cuerdo hasta bordear el aburrimiento.

.

Este artículo está basado en las reflexiones de Liz, AVOID CANCER MEN!: The Most Insane Astrological Signs.

Recalco que no es para tomárselo en serio. Menos mal. En mi caso, entre los arranques de ferocidad de leo (mi signo solar) y los numeritos pasivo-agresivos de piscis (mi ascendente), tendría motivos para pedir mi internamiento inmediato.

Y tú, ¿eres equilibrado o andas un poco desquiciadillo por la vida?