El jefe Aries

¿Cómo se comporta Aries cuando está en un puesto de mando? ¿Qué puedes hacer para llevarte bien con él/ella?

Como sabes, Aries es un líder natural. Asume el papel de jefe muy a gusto. En ocasiones, se le sube a la cabeza y se pasa de autoritario. Pero, cuando no es así, uno celebra formar parte de su equipo.

Primero, porque el jefe (o jefa) Aries tiene sus miras puestas en el éxito. Segundo, porque le sobra energía e iniciativa para emprender proyectos. Y tercero, porque es muy hábil tomando decisiones rápidas cuando se necesitan.

Las siguientes actitudes te servirán para encajar con el estilo de este jefe.

aries

1. Procura que te vea activo

Aries es uno de los jefes más vitales del zodiaco. Es capaz de desplegar entusiasmo incluso en una mañana de lunes.

Eso puede traducirse en un afán por abarcar cuantos proyectos o tareas se le ocurran. Y, ya que se le ocurran, los pondrá en manos de sus subordinados. Esto quiere decir que, seguramente, te echará encima un montón de trabajo.

Te sobrará faena, sí. Y el jefe Aries espera que resuelvas lo que te encomienda con buena cara y diligencia.

Por tanto, procura que se te vea activo. No te escaquees al baño varias veces (si él/ella está pendiente). No trabajes resoplando o moviéndote como una tortuga. Todo lo contrario: Que parezca que te han enchufado una cafetera por la mañana.

2. Hazle saber tus inquietudes

Es muy probable que Aries tenga aficiones al margen del trabajo. Su incombustible energía le permite emprender interesantes actividades constantemente.

Si sale el tema, dile lo que haces al salir del trabajo. Quizás te has apuntado a clases o has comenzado con un deporte. Compártelo con él/ella. Le agradará saber que tienes inquietudes más allá de lo profesional.

No importa si lo dejas la semana que viene. A Aries también le falta constancia para permanecer a piñón fijo en lo que empieza. Entenderá que quieras explorar otros horizontes.

3. Evita discutir con él/ella

Procura no tocar temas controvertidos en los que sepas que su opinión difiere de la tuya (política, religión, etc.). No lograrás nada con eso.

Tampoco discutas asuntos del negocio cuando él/ella está seguro de lo que está haciendo. Más claro: Aries es el experto y está de vuelta de todo (o eso cree).

Da igual que el argumento que le expongas sea válido y muy lógico. Se lo puedes plantear. Pero, si se resiste, no discutas. Es una total pérdida de tiempo. Lo único que conseguirás es cabrearlo.

4. Evita corregirlo en público

Ya ves, a Aries no le gusta ver cuestionada su autoridad. Y eso llega también a este punto: Procura no dejarlo en evidencia.

En caso de que aparezca con un peinado imposible o que raye su coche en el aparcamiento, no le hagas una ingeniosa bromita en sus narices. Mantén la boca cerrada.

Y hazlo también cuando se equivoque en asuntos relacionados con el trabajo, a menos que necesites aclararle un error. Si es así, hazlo en privado, directamente, sin dar rodeos y con cuidado de no ensalzar su metedura de pata.

Ridiculizando a este jefe no te ganarás un ascenso ni una cesta de Navidad. Lo que te ganarás será su antipatía.

5. Muestra desenfado

En todo trabajo hay días especiales: comidas de empresa y fiestas variadas. Si asistes a ellas, muestra allí también tu simpatía y desparpajo. No pongas cara de suplicio (aunque te salga del alma).

Todos esos detalles cuentan para caerle bien al jefe Aries. Y eso te interesa, porque recompensa siempre a quien le cae en gracia y cumple bien con su trabajo. Es bastante generoso/a.

¿Qué tal te va con los Aries al mando que conoces? ¿Te cuesta adaptarte a su estilo o, por el contrario, te llevas muy bien con ellos?

Comments

  1. Sopecesito says:

    Malísimo me va XD aunque estoy empezando a aceptarlo, Aries es muy independiente a mi punto de vista y yo soy tan piscis 🙁 igual yo no trabajo por si a caso xD

    • Casandra says:

      Ya lo harás y espero que te toque un buen jefe/a… O que tú seas tu propia jefa. 🙂

  2. ¡Verdad! Yo tenía una preceptora cuando iba a segundo de secundaria que era Aries y era tal como lo describes. Era peleonera cuando un alumno se quejaba con ella, cuando “le faltaban el respeto”, etc. También era una mujer muy abierta. En hora libre nos poníamos a hablar (las mujeres, bah, un grupo, del salón.) Y ella nos contaba lo que le había pasado y así. También era muy directa y sincera, cosa que a veces era molesto ja. Hoy estoy en cuarto y cuando me la cruzo siempre me saluda jaja, soy de las pocas que todavía ella se acuerda y también que le agrada xD

  3. Casandra, también podrías hacer un post que diga “por qué llora cada signo del zodiaco?”. Me gustaría saber que se ocurre para mi terco torito 😀

    • Casandra says:

      Me lo voy a apuntar. 😉 Aunque Tauro no se me hace a mí muy berrinchudo. Vamos a ver qué saco en claro de la investigación. 😀

  4. Andrew Meza says:

    Lo que más molesta como Jefe Aries es el desinterés y la indiferencia.
    Muy bueno el post Casandra, ahora sigue el de mi jefe: Tauro.

  5. Martín says:

    Al que me cabree lo despido (aunque luego seguro que me arrepiento)

  6. Es muy buena nota y bastante acertada, yo tengo una tia que nació bajo este signo, es muy trabajadora y siempre esta activa, el problema es que yo no quisiera verla como jefe o dueña de algo, y lo digo por compasión a los que serían sus empleados porque ella sería una completa tirana :-\ aunque no dudo que compensaría muy bien al que le rinda y más si le agrada

    • Casandra says:

      Como jefe/a suena muy exigente. Suerte que lo compensa con otras cosas. 😀 Gracias, Maya!

  7. Melilú says:

    Como no tengo jefes vuelvo a hablar de los profesores:

    Tengo un profe Aries al que ya te he mencionado en otras ocasiones y de verdad, que con la forma de enfadarse atribuida a su signo da el pego.

    Tiene enfados espontáneos y breves, aunque eso último da igual porque todos los días se enfada por algo y yo, que estoy en la primera fila acabo con los oídos pitando después de la sesión de gritos >:(

    Siempre se enfada con los mismos, los típicos alumnos liantes del fondo que cuchichean sin parar, estudian otras asignaturas que no tienen nada que ver con lo que se está dando, se tiran pedazos de tiza, hacen cerbatanas con bolígrafos y estupideces variadas… Y estamos en 4º de la ESO.
    Con ese panorama normal que yo sea la única de la clase a la que han recomendado para hacer bachillerato. Todos los demás al PCPI o a los cursos formativos esos que anuncian en la radio.

    Bueno, que me entusiasmo con la palabrería, que éste profe tiene sus buenos enojos y es que no es un mal tipo, es muy majo y divertido y siempre nos lleva al laboratorio, el salón de actos o la sala de informática a hacer actividades, pero hay algunos en mi curso que son tan ingratos que acaban con su paciencia.

    Yo por lo menos la única vez que la lié en clase con otro compañero tuve la decencia de pedirle disculpas.

    • Casandra says:

      Los profesores tienen el cielo ganado con ciertos alumnos, ja, ja… Éste Aries se ve mucho más paciente de lo que se describe para su signo. Un Áries “clásico” me lo imagino más duro.

      Gracias por comentar, Melilú. 🙂