Géminis y el amor

géminisGéminis destaca por ser uno de los mejores amigos del zodiaco. Es comprensivo, tolerante, inteligente… El amor ha de sustentarse en eso precisamente: en una amistad sólida.

Géminis vive el amor como una aventura emocionante. Huye de lo trágico y lo dramático. Detesta las relaciones basadas en la dependencia. Ante todo es un signo que quiere disfrutar y no complicarse la existencia con dramones, quejas y llantos. Ni tiene paciencia ni la quiere tener para aguantar estas historias.

Si géminis se siente atraído por alguien, se lo hará saber de una manera muy habilidosa. Disfruta con los primeros estadios del amor, sobre todo del placer de la conquista, y no le gusta nada cuando una relación se estanca y se vuelve monótona y aburrida.

Si lo que quieres es conquistarle tú, escúchale cuando hable y hazle ingeniosas réplicas. Esto funciona, porque géminis es un seductor intelectual. Tendrás que sorprenderle y eso es todo un reto.

Si ya eres pareja de géminis, te habrás dado cuenta de que sigue interesado por otras personas. Mejor que no seas celoso porque le encanta socializar. Así concibe géminis la relación en pareja, con independencia, incluso disfruta coqueteando con desconocidos.

Géminis es inestable en el amor. Muchos nativos de este signo “sientan la cabeza” relativamente tarde, porque no les gusta anclarse o esclavizarse en una relación. En muchas ocasiones prefieren tener relaciones sin compromiso antes que una relación seria.

Es el signo del zodiaco con más habilidad para llevar una doble vida. Lo hace sin mala intención. Es sólo que la fidelidad no es su fuerte… Así es que puede tener varias parejas para que cada una lo satisfaga en un área de su vida. Y esto se lo puede permitir por su inagotable energía. Si eres pareja de géminis, prácticamente, tienes que autopropulsarte para seguirle el ritmo.

Sexualmente, como en cualquier otro terreno, prefiere la variedad. Lo bueno es que, para que se excite, usualmente no te tienes que complicar la vida con stripteases ni malabarismos varios. El afrodisíaco que mejor funciona con géminis es la palabra. Una conversación bien llevada y lo tendrás echando chispas.

Eso sí, como es tan inestable, puede pasar de un momento de gran pasión sexual a otro de total indiferencia con gran velocidad.

Si tú también crees que el amor puede ser una aventura sorprendente cada día, ¿a qué esperas para viajar con géminis?