En la cama con leo

leoLeo vive la mayor parte de su vida enchufado a la lascivia. Su apetito sexual es desbordante. Así es que convencerlo para tener sexo te va a costar menos que contar hasta tres.

Tiene una gran variedad de ropa interior, le encanta verse con ella puesta y, mucho más, que tú le digas lo bien que le sienta. Alimenta su vanidad, que esto da muy buen resultado.

Leo es vago para multitud de tareas, excepto para el sexo. Le gusta intenso, desenfrenado y que dure mucho. Si quieres un revolconcillo de diez minutos, no lo busques.

Un punto en contra: a veces deja cicatrices. No es que se lo proponga, sino que éstas son consecuencia de su ardorosa entrega.

Parejas ideales para el revolcón con leo: aries, libra, escorpio y sagitario.