El café y los signos del zodiaco (Primera parte)

horoscopo¿Quieres saber qué tipo de café es recomendable según tu signo? ¿Vas a invitar a café a alguna criatura y quieres tener una idea sobre el que le gusta más?

Hasta aquí llegaron esas dudas sobre el café que te quitaban el sueño. Intentaremos dilucidar por dónde van los tiros con cada uno.

Aries: Prefiere el café fuerte, solo, de ésos que con la primera bocanada ya sientes que se agita el cuerpo. Nada de café pa’ niñitas. Sin embargo, una cosa es lo que prefiere y otra lo que le conviene, porque este signo se dispara con un pizco de cafeína. ¡Aries es cafeína pura! Así es que tú verás si lo quieres fuera de control. Yo que tú prepararía o le pediría descafeinado.

Tauro: A tauro le gusta el café placentero. No le pongas el terroncito de azúcar o la pastillita de sacarina y deja que él se lo endulce a placer. Lo dejará bien dulce y, si tiene espumita y virutillas de chocolate, tanto mejor. A todo esto, el entorno también tiene que acompañar. Tauro es de degustar el café tranquilamente, en un sitio cómodo, que huela bien, agradablemente decorado y tranquilo. Ahí es nada…

Géminis: Éste es otro que cuando le invitas a un café no sabes lo que estás haciendo. Géminis no lo necesita y lo gracioso es que suele decantarse por pedir uno fuertecillo. Eso sí, si lo invitas, ten en cuenta que puede llevarse a alguien para amenizar las horas de cotilleo. Prepárate para una cita laaaarga y abre bien tus orejas para enterarte de sorprendentes primicias.

Cáncer: ¡La leche! ¡Que no se te olvide la leche! Y las galletitas, tampoco. Cáncer también disfruta mucho de la tertulia cafetera y lo más seguro es que se le enfríe el café en tanto te cuenta sus peripecias. Tenlo en cuenta.

Leo: Lo más importante para leo no es tanto el café, sino el sitio. Asegúrate de que sea fino, exclusivo y de que usen unas tacitas monas. Si los camareros son refinados, tanto mejor. ¡Oh, qué placer…! Por cierto, quizás se tome dos.

Virgo: Es muy exigente con el café. Lo mismo prefiere café orgánico, leche de soja, con el punto de dulzor exacto, que te sorprende diciendo que toma té. Déjalo que se sirva solo o que elija el sitio. Si lo elige, te llevará a un lugar muy, muy limpio, cómo no. Y, antes de tomar asiento, se fijará muy bien en dónde quedan las servilletas.

Aquí, la segunda parte

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...