Duelo entre aries y leo

leoariesLa batalla de hoy es muy difícil para mí, porque soy leo y precisamente aries es uno de los signos con los que mejor me llevo de todo el zodiaco.

Por fortuna, estos dos signos suelen entenderse muy bien. Y sus “grandes peleas” se reducen a algo como esto:

Leo está haciendo un ruidito molesto y aries, poniendo cara de perder la paciencia, le dice: — Oye, ¿te importaría dejar de hacer eso durante 5 segundos.

Leo contesta: — Vale. Se queda quieto durante 5 segundos exactos y vuelve a darle la lata a aries con el sonidito.

Aries lo mira: — Te odio. Leo responde: — Ja, ja, ja

(Podrían intercambiarse los signos en el ejemplo sin problema.)

En definitiva, los dos nacieron para quererse y divertirse juntos. Es más probable que quienes antes acaben hartos de sus piques sean otros…

competición aries leo

Competitivos son un rato, pero de esa manera tan “especial”.

Ahora, simulando una batalla más convencional, veamos qué armas esgrime cada uno.

1) Aries inicia la contienda y va con todo

Leo puede entretenerse diciéndote que te va a partir la cara, cuando aries ya te ha partido hasta el esternón.

No se puede esperar menos de aries, signo guerrero regido por Marte.

Aries es un signo cardinal (como cáncer, libra y capricornio). Por tanto, toma la iniciativa. Y lo hace a su estilo: atacando a lo intrépido, con valentía y sin darle importancia a lo que opinen los demás.

No se toma tiempo para pensar demasiado y actúa llevado por el impulso.

2) Leo aguarda el momento adecuado para lanzarse

Pese a ser los dos signos de fuego, actúan de un modo distinto en los enfrentamientos.

Al contrario que aries, leo se toma tiempo para planear el ataque y para elegir el momento idóneo en el que asestar el golpe fatal.

Es más, leo es más selectivo con sus batallas. Mientras que aries puede desencadenar su furia ante cualquier provocación, el león mantiene sus nervios templados para decidir si vale o no la pena despeinarse por ese sofocón.

Y, cuando decide entrar en la lucha, no lo hace como un guerrero, sino como un jefe de batallón dispuesto a dominar el enfrentamiento.

3) Las alianzas

La desidia por pelear de leo y su menor impulso guerrillero se hallan compensados en este punto: las alianzas.

A leo le influye mucho la opinión de los demás. Esto es un punto en contra, si consideramos que aries no se frena por lo que pueda pensar la gente.

Pero también puede ser un punto a favor y, tan decisivo, que leo puede darse el lujo de no luchar y dejar que la batalla se gane sola.

Expliquemos esto: Aries y leo son muy egocéntricos, pero el carnero tiene peor reputación. La gente se aleja más de él/ella, porque muestra abiertamente que lo que piensen o quieran los demás le importa un pimiento.

Leo es más cuidadoso y persuasivo. Este signo intenta que los demás se sientan bien, importantes. Y esta actitud, además de reforzar su consideración social positiva, le proporciona muchos aliados.

Así es que, como aries cometa algún fallo en su ataque, está perdido. Le conviene huir antes de ser despedazado por el león o sus partidarios.

4) La resolución

Aries es mucho aries. ¿Huir? Este signo no se va a detener ni aunque el león le tenga la cabeza atrapada en sus fauces.

En ese momento, muy probablemente, leo no quiera cargarse a una criatura tan simpática y la soltará para irse a dormir la siesta.

¿Ves? Te gané, dice aries sonriendo entre dolores.

Porque aries siempre gana… al menos en su cabeza.

Espero que te haya gustado la contienda. ¿Tú quién crees lleva las de ganar?

Si quieres puedes resaltar algún punto más a favor de cada uno aquí, en los comentarios, o votar a uno de los dos en Facebook.

ACTUALIZACIÓN:

Gracias a todos por votar. El duelo lo ha ganado ARIES: 5 votos frente a 3 (en las votaciones en Facebook).

En el siguiente duelo se enfrentarán dos signos que tienen muy poquito en común: tauro y acuario. Ya se están preparando. 😀