20 Maneras de desquiciar a aries

ariesVamos con aries, el primer signo del zodiaco, el recién nacido que abre la rueda; tan honesto, directo, curioso, atrevido e impaciente como un niño.

Le enfadan ese tipo de cosas que molestarían a una joven criatura: que no le escuchen, que le hagan de menos, que le nieguen lo que desea, etc.

Ahora, ¿quién va a ser tan malvado para tratar así a nuestro baby del zodiaco? Ninguno de nosotros, por supuesto. Las ideas que siguen son ilustrativas nada más.

1. Llévale la contraria en una discusión y dile que sus argumentos son estúpidos.

2. Cuando te esté echando una bronca, permanece en silencio. Ya que termine, le sueltas: ¿Decías algo? Estaba en mi hora de meditación y no he escuchado nada de lo que hablabas?

3. Si eres su pareja, sé soso en vuestras relaciones íntimas o muestra aburrimiento: Cariño, ¿te has acordado de comprar el detergente?

4. Deja que la monotonía y la rutina amenacen su entusiasmo: Esta tarde haremos calceta.¿Otra vez?Como todos los martes, amor mío.

5. Sedúcele y ponlo a punto de caramelo para después dejarle con un palmo de narices. Por lo general, esto le molesta a todo el mundo, pero mucho antes a un signo tan fogoso.

6. El día que tenga una reunión importante y crucial, échale unas gotitas de laxante en el desayuno. Asegúrate de deshacerte de las pruebas que te incriminen.

7. Incluso si tienes un bebé aries puedes hacerle enfadar fácilmente si, cuando te señala un juguetito, tú no se lo das… ¡ahora! Así de simple.

8. ¿Que tiene hambre? Ni hablar. Hasta las dos no se come. ¡Aaaaaahhhh…!

9. Si nadie puede levantarse de la mesa hasta haber terminado de comer, come lennnnntamennnnnte. Verás qué miradita te dedica.

10. Sé pusilánime. A este signo tan valiente le sacan de quicio los calzonazos y las faldazas.

11. Si formas equipo con aries, proponle la rendición cuando llegue la primera dificultad. ¡A aries no le gustan los cobardes!

12. Di: Pobrecito… Le toca las narices que le subestimen o le compadezcan.

13. Si aries es tu jefe, organiza un motín en su contra.

14. Haz de la vagancia tu bandera y la indolencia tu escudo. Aries detesta ver a gente tocándose los bongos cuando hay tanto por hacer.

15. Si aries es tu empleado, no le reconozcas o ignora un trabajo bien hecho.

16. Peor aun, hazle críticas totalmente destructivas: ¿Serás tonto? ¡Es imposible hacerlo peor!

17. A aries le encanta hacer favores pero detesta a los malagradecidos: Mi coche está averiado. ¿Me llevas mañana a la ciudad? Aries te lleva. Y tú, sin darle las gracias: Oye, podrías limpiar el coche de vez en cuando y recoger toda la basura que tienes dentro…

18. Sé hipócrita: ¡Cómo me alegro de tu éxito! Y critícale por detrás: Ha tenido mucha suerte, el muy c&$?”n.

19. Miente con cinismo, mirando a los ojos a aries, que sabe la verdad. Le hervirá la sangre.

20. Lloriquea, quéjate y pretende drenar sus energías con mil técnicas de vampirismo emocional. Aries te dará una patada en tus delicadas posaderas.

 

Y, ahora que ya lo sabes: ¡No lo hagas! Aries tiene mucho sentido del humor, pero cuando se enfada… Ay, madre…