Cómo demostrarle tu amor a Piscis

piscisQué enigmático es el pescadito del zodiaco. Como un pez, a ratos parece mudo, frío y distante, aunque por dentro sienta un estallido de pasión.

Piscis no deja que sus sentimientos se descifren fácilmente. Ya se acerca; ya se aleja…

Si Piscis no desea mostrar su amor, ninguna señal le delatará. Su apariencia discreta y distraída es el retrato vivo de la indiferencia.

¿Tiene miedo de mostrar sus sentimientos? Más bien necesita tiempo para armarse de confianza. Hasta entonces, su corazón es un enigma para todos.

¿Qué nos dice esto?

Que Piscis ha de sentirse lo suficientemente seguro antes de abrir su corazón por completo. Por eso, si amas a Piscis, ofrécele evidencias de ello. Dale pruebas de tu interés.

Una invitación improvisada en un entorno bonito, por ejemplo, donde fluya la magia. Piscis enseguida captará lo que tratas de decirle, porque, por distraído que sea, esto no se le escapa.

muestras de amor

Y también cuentan los detalles, tanto al inicio como cuando la relación esté en marcha.

El amor no es sólo cuestión de palabras. Se puede expresar con una mirada, con un gesto, con un pequeño regalo. Que no falten esas muestras, por diminutas que sean, para que Piscis esté convencido de tu amor.

Este signo no necesita regalos carísimos ni manifestaciones escandalosas de sentimientos, pero sí continuas gotitas que demuestren tu afecto.

De lo contrario, el día que menos lo esperes se te escapará el pescadito entre los dedos y sólo te darás cuenta cuando lo hayas perdido.

Sé su fan

Formando parte de dichos detalles que le hacen ganar en confianza, está tu disposición para animarle (con sus ocupaciones, sus hobbies, sus objetivos, etc.). Piscis aprecia que tú le aprecies, valga la redundancia.

Le hartan las críticas constantes a sus planes (a veces un poco extraños, sí). Le hiere que desprecien o se rían de sus intenciones. También, la falta de paciencia por sus cambios de rumbo… Descartemos estas actitudes.

Por el contrario, anhela sentirse comprendido y, además, que haya alguien que crea en él/ella. ¿Eres tú esa persona?

Pues, practica a diario. Dale a Piscis tus mejores besos y esa sonrisa cómplice que le hace volar convencido de sus posibilidades… y tendrás pescadito para rato.