Los signos del zodiaco con el corazón roto

El dolor de la ruptura o del rechazo no dura para siempre, aunque en primera instancia así lo parezca.

Los corazones rotos se curan. Pero, dentro del zodiaco, cada signo sigue su propio ritmo y afronta la situación a su manera.

Hablemos de ellos, comenzando por los que más sufren, si te parece.

Tauro, Cáncer, Escorpio

Los signos que peor llevan este momento son tauro, cáncer y escorpio. Precisamente, los más posesivos. En ocasiones, al dolor le suman la ira de sentirse traicionados (dependiendo de cómo se dé la ruptura o el rechazo).

Estos signos lloran de lo lindo y pasan largo tiempo curando sus heridas y desenredando sus sentimientos.

Como hemos dicho, a veces la ira se transforma en odio. Un odio tan intenso como aquel amor que pasó al recuerdo. Y corren el peligro de quedarse atrapados en una madeja emocional que no les permita dejar atrás el pasado.

¡Oh, cielos! Cómo duele el corazón…

Tauro lleva fatal la incertidumbre en la que se queda tras la separación. Cáncer tiene la sensación de haber perdido una parte de sí mismo tras esa persona que se aleja.

Escorpio renacerá, se reconstruirá con el tiempo, porque ésa es la manera apasionada con la que escorpio entiende la vida: como una serie de transformaciones profundas, que se van sucediendo.

Acuario, Leo

Como tauro y escorpio, son signos fijos. Éstos dos (leo y acuario) se desconciertan, intentan evadirse. Actúan como si no pasara nada; como si así el corazón fuese a curarse antes y la vida volviera pronto a su cauce habitual.

Hasta que, poco a poco, caen en la cuenta de que tendrán que aceptar la situación y superarla, como hace todo el mundo.

Leo, además del corazón, siente su ego herido y habrá de mimarlo, pulirlo y abrillantarlo de nuevo. Conservará el temor de repetir una experiencia igual de dolorosa. Habrá de ser valiente para volver a arriesgarse en el amor.

En fin, ¿qué es el amor, sino riesgo?

Virgo, Capricornio

Ya me lo esperaba.” Eso resuena dentro de los doloridos corazones de capricornio y de virgo.

Esperaban el rechazo, la decepción, la traición. La habían visto venir. Y, como signos de tierra, se aferran más a la misma. Se enfocan en lo material y en aquello que pueden manejar. Quizás, en su trabajo o su carrera.

Hasta que un día deciden volver a llenar la vida de color y endorfinas. Vuelven a ponerse en forma, a ir al spa; renuevan su vestuario… y se ponen a tiro frente a Cupido.

Libra

¡Ay, libra! ¡Qué mal lleva estar sin pareja!

Cuando le rompen el corazón, además de ese mal trago, quizás tenga que afrontar algún momento social embarazoso si sus amigos le hacen preguntas dolorosas.

Es la parte acidilla de ser tan sociable. Aunque tampoco es que libra se quede hundido. Para nada. Levanta la cabeza rápidamente, incluso antes de estar curado su corazón.

Y no pasa mucho tiempo antes de que vuelva a estar disponible para una nueva aventura amorosa.

Piscis

Piscis huirá del dolor refugiándose en su mundo, lo que no quita que sufra mazazos de realidad hasta que cicatricen las heridas.

Es muy sensible y sufre lo suyo, pero se recupera antes que otros signos (que sus compañeros de agua, por ejemplo), porque es muy enamoradizo e idealista en el amor.

No, no se quedará solo para siempre. Aprovechará que tiene un instinto especial para estar en el lugar adecuado en el momento justo… para encontrar de nuevo el amor.

Aries, Sagitario, Géminis

Cuidado con estos tres diablillos. Aries, géminis y sagitario ya pueden tener el corazón roto en mil trocitos, que lo ocultan mejor que la mayoría.

Quizás, apliquen inmediatamente ese famoso dicho: “Un clavo saca a otro clavo.”

Aries se recuperará tan rápidamente como te contábamos en este poema. Sagitario, lo mismo. Y quizás aproveche ese cambio vital para cambiar también de rumbo o hacer un viaje.

¿Y géminis? Géminis siempre tiene opciones bajo la manga. Si alguien le deja, no pasa nada. El mundo está lleno de gente muy interesante y géminis sabe cómo encontrarla.