3 Cosas en las que has de ser tolerante si vives con piscis

piscisPiscis es bondadoso, cariñoso y muy entregado con los suyos. Eso no quita que, como ocurre con todo el mundo, alguna peculiaridad suya sea difícil de soportar para quienes no son muy compatibles con él/ella y tienen que verle la cara a diario.

Esperemos que no sea tu caso. Porque, si convives con piscis, estas tres cosas te sonarán bastante:

Piscis es tan sensible…

Como es propio de los signos de agua, peca de exceso de sensibilidad. Capta las energías del ambiente, se le impregna el alma con ellas y enseguida siente la responsabilidad de aliviar el sufrimiento de quien tiene al lado, si es el caso.

Tus problemas son sus problemas. Tus picores son los suyos. Una cualidad positiva pero que también tiene sus desventajas.

Y ésas son que piscis se estresa, se abruma con tanta carga. Lo que nos lleva al siguiente punto: ¡escapa!

Se refugia en su mundo paralelo

Lo que para ti es un pequeño estrés, para piscis es un gran estrés. Porque siente el suyo maximizado, siente el tuyo y el del vecino. Así que llega el punto en el que una pequeña gota termina por saturarlo y opta por vacacionar en su propia mente.

Piscis se ausenta no sólo para crear en su mundo de fantasía, sino para escapar de las tensiones. ¿Eso te desespera? Pues te aguantas. No hay de otra.

Piscis no sería el pececito bondadoso y dulce que todos conocemos si no tuviera este espacio donde refugiarse de la crispante realidad. Prueba a quitárselo y conocerás en persona al tiburón de la película de Spielberg.

No termina lo que empieza

Para la convivencia, esto es terrorífico. Gracias a su tremenda sensibilidad, el pescadito cambia de ánimos, de humor y de ideas rápidamente.

Se encuentra con bríos como para arreglarte el coche y al rato, después de volver de sus vacaciones mentales, opina que eso es muy difícil y que mejor te paga la factura del taller.

Pero, ¡ojo! No des nada por sentado. Piscis es tan cambiante que te sorprende.

Si lo dejas por la mañana en una habitación con un bote de pintura y una brocha (esperando que la pinte), quizás de regreso lo veas tirado en el sofá con la brocha en la mano… O puede que te encuentres algo como esto en el techo:

capilla sixtina

Así es. Ahí tenemos el ejemplo de Miguel Ángel y de otros talentos piscis. Eso, para que muchos lo consideren vago y conformista. Si es que no hay derecho…

¿Nos recomiendas algo más a tener en cuenta para que vaya bien la convivencia con piscis?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...