Compatibilidad: Virgo y Escorpio

virgoescorpioHoy analizamos una buena combinación; la de virgo (signo de tierra) y escorpio (signo de agua). Ya partimos de elementos que casan bien entre sí.

Estos signos se comunican divinamente entre ellos, en parte porque son los dos son reservados, reflexivos y serios, en el sentido de que huyen de lo superficial.

Por esto y por otras características, virgo y escorpio conectan fácilmente y llegan a establecer una relación duradera.

Vamos a conocer más detalles…

Virgo y Escorpio en el trabajo

En el área laboral y, sobre todo en los negocios, es donde son más compatibles virgo y escorpio. No es raro que ganen dinero a espuertas combinando sus destacadas capacidades.

Hacemos énfasis en el poderío intelectual de los dos, todavía mayor cuando se unen.

Imagínate un proyecto que parte de la creatividad de escorpio y su firme determinación de lograr el objetivo. Dicho proyecto va camino del éxito, cuando virgo se encarga de analizarlo y estructurarlo óptimamente.

Los dos se compenetran perfectamente, compartiendo la filosofía de la prudencia, la precaución y el trabajo bien hecho.

Virgo y Escorpio como amigos

Además de lo que hemos dicho, estos virgo y escorpio comparten una característica decisiva en las relaciones personales: detestan la hipocresía.

Virgo es muy tímido al inicio; escorpio, muy reservado. Pero, cuando se abren el uno al otro, llegan a establecer una relación firme, leal y, frecuentemente, profunda.

Efectivamente, se llevan muy bien y es raro que llegue la sangre al río por algún motivo. En el caso de que surja alguna confrontación seria en la que escorpio se encienda y comience a disparar, virgo se retirará dejándolo hasta que entre en razón.

Virgo y Escorpio en el amor

Virgo es un signo muy racional, pero eso no quita que se sienta atraído por el insondable misterio de escorpio. Es más, cae fulminantemente aunque no llegue a demostrarlo.

Al comenzar su idilio, virgo puede mostrarse lento, muy lento (a pesar de la atracción), dada su timidez inicial. Pero no pasa nada, porque escorpio también es lento cuando entabla relaciones serias, por su carácter desconfiado.

Esto hace suponer que estarán rondándose y analizándose mutuamente hasta que se decidan a dar el paso o alguno se aburra de esperar.

Suponiendo que den el paso, la relación inicia “floja”, porque virgo, que al fin se ha decidido a abrir su corazón, se encuentra con un escorpio más posesivo de lo que esperaba.

Obviamente, virgo no le encuentra la lógica a ese comportamiento, después de haberle dejado claro a escorpio su interés.

Después de esta primera fase, la relación mejora, cuando escorpio al fin confía en el compromiso que le muestra virgo. En ese punto es cuando escorpio comienza a mostrarse más generoso y relajado.

Pasada esta “fase de maduración”, de duración imprevisible, los dos encajan como las piezas correctas de un puzzle.

En la convivencia diaria no tiene porqué haber grandes dificultades, siempre que cada uno respete el espacio del otro, ya que tanto virgo como escorpio necesitan sus ratos de privacidad e intimidad al margen de su relación de pareja.

Frecuentemente, utilizan estos espacios privados para pensar en sus cosas. No es raro encontrarlos a cada uno en una habitación de la casa dando vueltas sobre sus pensamientos.

Cuando se encuentran, virgo templa las emociones de escorpio llevándole por el camino de la racionalidad. Mientras que escorpio causa un efecto balsámico sobre el nervioso virgo, que tiene esa tendencia tan marcada de preocuparse por todo.

Es más, virgo notará un verdadero alivio en sus tensiones por motivos económicos, ya que está con un compañero que, a pesar de ser muy pasional, nunca sufre de avenates que podrían causar la bancarrota en el hogar. En temas de dinero, escorpio jamás va a lo loco.

Donde sí exagera escorpio es en el terreno emocional. Aquí virgo más de una vez se encontrará despistado y estresado, porque tiene que esforzarse en que escorpio esté satisfecho con su entrega.

Y, si hablamos de exageraciones, la de virgo está en el orden y la limpieza. Por el bien de su estabilidad mental le deseamos que encuentre un escorpio con unos hábitos de limpieza aceptables. Hay algunos a quienes no les importa que haya cuatro dedos de acumulación de polvo en los muebles.

Por lo demás, no hay puntos de fricción importantes. El mayor de todos es que virgo y escorpio tienen maneras distintas de entender y de expresar sus emociones, pero esto lo pueden ir limando con el tiempo. No en vano se dan ese “período de prueba” al inicio de la relación.

La compatibilidad sexual de la pareja dependerá de cómo evolucione el sensual virgo, a quien le cuesta más darse con esa entrega que reclama escorpio. Sin embargo, tampoco esto es nada del otro mundo, ya que escorpio tiene muchísima paciencia y, de muy buen grado, aceptará ir progresando al ritmo de virgo.

Después de esta fase de adaptación, virgo llegará a picos de pasión y deseo inéditos en su carrera erótica, mientras que escorpio aplaudirá fervientemente en sus adentros.

Conclusión: Compatibilidad muy alta, una de las mejores de la rueda del zodiaco. Claro que esto no quita que los dos tengan que esforzarse para no herirse mutuamente ahí donde son vulnerables.

Gracias a Henry por pedirnos esta compatibilidad. Seguimos con las pendientes, que hay varias. 😉