Compatibilidad: Tauro y Tauro

taurotauroCuando dos personas del mismo signo se unen, es más fácil que se entiendan. Aunque habría que echarle un ojo, como poco, a la compatibilidad de sus respectivos signos lunares y a la posición de Venus en sus cartas.

Pero, de entrada, ya tienen terreno ganado nuestros protagonistas de hoy, que nacieron bajo el sensual signo de tauro.

Juntos estarán de acuerdo en otorgarle un gran valor a la fidelidad, a la estabilidad y a los placeres terrenales (cuanto más simples, más grandiosos).

Aproximémonos un poco a esta pareja tauro.

Tauro y Tauro en el trabajo

Tauro es un trabajador constante, paciente, tenaz y comprometido con sus metas. Y, a pesar de estas loables virtudes, no pierde su modestia.

Esta visión es compartida por los compañeros de trabajo tauro. A quienes tampoco les gustan los acelerones, las reorganizaciones repentinas ni el súbito cambio de metas.

Están cómodos en ese ambiente tranquilo de progreso sostenido. Aunque eso no quita que ocasionalmente discutan, cuando cada uno de ellos se empecine en demostrar que su opinión es la mejor. Qué vamos a hacer… Pertenecen a un signo fijo, muy cabezón.

Pero las discrepancias son males menores, cuando los dos tauros comparten la misma finalidad: vivir mejor. Ya que por eso mismo trabaja tauro: Para lograr la comodidad y la seguridad que anhela.

En el caso de que trabajen juntos y, además, sean pareja sentimental, no es raro que se dediquen con devoción al trabajo durante toda la semana laboral y que se desquiten durante el fin de semana, desconectando totalmente, y perdiéndose en sus placeres preferidos: dormir, comer, pasear, darle rienda suelta a la lujuria o, simplemente, vaguear.

Tauro y Tauro como amigos

Tauro es un signo de tierra, para quien tiene una enorme importancia lo físico, lo material. Pero eso no quita que también sea muy sentimental.

Una amistad entre tauros promete ser duradera. Tauro establece vínculos sólidos con las personas que aprecia. Cuida celosamente de sus amigos, quienes le han probado su lealtad y honestidad.

Tauro siempre está ahí, incondicionalmente, cuando uno de sus amigos está en apuros. Le brinda la ayuda que necesita y lo hace con mucho cariño.

En eso coinciden nuestros amigos del signo tauro. Y, además, en el gusto por disfrutar de lo cotidiano, que prevalece sobre las ansias de vivir nuevas aventuras a diario. Así como en su preferencia por estar cerca de las personas que se han ganado su confianza, en lugar de buscar continuamente nuevos amigos y contactos, que quién sabe por dónde asomarán la patita…

Tauro y Tauro en el amor

La unión amorosa de dos tauros es un poquito más complicada, comenzando por el mismo momento del cortejo.

Tauro no suele precipitarse en las relaciones de este tipo. Ya nos hicimos eco del chisme: ¿Por qué tauro parece interesado y luego se echa atrás?

Un signo que busca seguridad y estabilidad no puede poner sus ojos en cualquiera. Se lo toma con calma. Va despacio. Y si los dos tauros están tanteando el terreno por largo tiempo sin decidirse, ¿cómo se van a emparejar?

Pongamos que han superado con éxito esta fase y mutuamente se han otorgado la confianza necesaria para seguir adelante como pareja.

Aquí ya es más sencillo. Los dos coinciden en brindarse lo que más valoran: estabilidad, fidelidad, lealtad y, por supuesto, sensualidad a tope.

Dormir, comer, hacer el vago y retozar lujuriosamente son actividades que formarán parte del festín para los sentidos que esta pareja se dedica a sí misma.

Tauro es vago y hedonista. ¿Y qué? Nadie mejor que otro tauro para comprender estas debilidades y necesidades. Lo hará, además, expresando su cariño con frecuentes demostraciones físicas de afecto.

Los problemas que se puedan presentar son fácilmente superables, ya que existe una base sólida para el entendimiento.

Ya hemos dicho que, como son tan tercos, tendrá lugar alguna discusión sonada. También habrá conflictos relacionados con sus respectivas perezas, celos y demás. Nada grave.

Su relación, una vez bien establecida, es muy difícil de hundir. Aunque, si hay que nombrar algo que la dinamitaría al instante, sería la infidelidad.

Ésta es difícil que se produzca entre dos amantes de este signo, tan dedicados y leales. Pero quién sabe… Vivimos en un mundo llenito de tentaciones…

Otro peligro al que se enfrenta la pareja tauro-tauro está en el uso del dinero. Los dos coinciden en disfrutar de los placeres mundanos, pero ahorrando por lo que pueda pasar en el futuro.

Tauro nunca se sale de su presupuesto. Y, quizás, el afán de seguridad de esta pareja puede hacer que se pierda muchas oportunidades de diversión. Por ejemplo: No celebrar su aniversario en París, destinando ese dinero a una inversión más práctica.

Es decir, puede que se nieguen caprichillos extraordinarios, prefiriendo la rutina y la vida hogareña placentera y romántica: Un buen sillón, una manta calentita, el calor de la chimenea y un delicioso vino para una cena aderezada con caricias…

Mmmmm… Suena muy bien.

Conclusión: Compatibilidad alta. Los toritos se entienden entre ellos. Para más emoción, lee también la compatibilidad entre los respectivos signos lunares.

Gracias a Enrique, que nos pidió esta compatibilidad.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...