Compatibilidad: Tauro y Sagitario

sagitariotauroHe aquí una nueva compatibilidad entre signos dispares. La del hiper-sensual signo de tierra (y fijo) Tauro con el aventurero signo de fuego (y mutable) Sagitario.

A primera vista, lo llevan crudo porque entre ellos hay demasiadas diferencias. Sin embargo, si en lugar de confrontarse por ellas o intentar cambiarse mutuamente, optan por aprender a complementarse, la cosa tiene otra lectura.

Veamos cómo pueden llegar a esa armonía…

Tauro y Sagitario en el trabajo

Estos dos signos tienen en común algo esencial en los negocios: les encanta hacer dinero. La pega es que a Sagitario también le fascina gastárselo…

Por eso, van a ser más compatibles en negocios o trabajos temporales. Y más contando con la suerte jupiteriana con la que está bendecido el arquero.

A largo plazo o en trabajos que exijan muchísima fuerza de voluntad, constancia y compromiso son menos compatibles. Mejor que cada uno se dedique a lo suyo.

Tauro y Sagitario como amigos

Aparentemente, estos dos signos no están hechos para ir juntos ni a la vuelta de la esquina.

Tauro es más de su pequeño círculo de conocidos, de lugares bonitos (por muy vistos que los tenga) y de apreciar los pequeños placeres que brinda la rutina.

Sagitario, por su parte, es dado a probar cosas nuevas continuamente (comida, lugares, personas…).  Y a corretear por ahí, como un caballo salvaje.

Pero eso no quita que cuando estén juntos disfruten de lo lindo.

Tauro, que está regido por Venus, se derrite de placer contemplando la belleza y las manifestaciones artísticas. Y Sagitario, el maestro del zodiaco (al que le encanta saber y enseñar de todo un poco), aplaudirá gustoso con sus orejas…

¡Al fin encontró a alguien con quien disfrutar de exposiciones, veladas musicales y cualquier otro espectáculo o experiencia sublime!

Entonces, para ser grandes amigos, sólo tienen que elegir las actividades apropiadas y compartirlas.

Además, como son tan diferentes, pueden aprender un montón el uno del otro.

Tauro y Sagitario en el amor

Como pareja amorosa lo tienen más complicado. Sagitario no es conocido precisamente por su afición al compromiso. Justo al contrario que Tauro, que valora sobremanera la estabilidad en sus relaciones.

Ahí está el problema: Entre que Sagitario es reacio a atarse a una persona y que Tauro es muy lento (muy prudente) para manifestar sus sentimientos, ¿cuánto crees tú que tardará esta pareja en juntarse y en decirse “Te quiero”?

Échale, échale tiempo… y mucha paciencia.

Eso sí, cuando se deciden a estar juntos, no cabe duda de que es porque los dos lo tienen muy claro.

Al principio, puede que Tauro le demande un mayor grado de compromiso al arquero. Pero sabrá ir ajustándose a sus necesidades de libertad; le dejará entrar y salir (siempre que sus escarceos no resulten en una crecida de cuernos)…

Y, con el tiempo, Sagitario apreciará la estabilidad que siente al lado de su amado toro. Porque, en el fondo y llegado el momento, ¿a quién no le gusta la estabilidad?

En su comunicación cotidiana también tendrán que ir haciendo ajustes y concesiones. De todos es conocido el afán de Sagitario por expresar “la verdad” directamente y sin tapujos. Cosa que le tocará las narices a Tauro más de una vez.

Qué bueno que Tauro es de los que tardan en enfadarse y que Sagitario, en caso de que Tauro estalle, tiene buenas patas para poner distancia…

Sí, he escrito “patas” a conciencia, porque queda por señalar una estupenda característica de éstos dos como pareja: En cuestiones íntimas, se les nota lo animal (el tauro y el centauro, casi nada). Una pareja fogosísima y ultra-mega-resistente. ¡Qué poderío!

Con eso que tienen en común, a buen seguro que superan muchos baches. Y, ojalá, al final prevalezca el amor.

A Tauro no le cuesta ser devoto de su sabio, optimista y locuelo centauro. Y Sagitario terminará apreciando la fortaleza, la sensualidad y el sentido común que engalanan al toro del zodiaco.

Brindemos por un final feliz, ¿no?

Conclusión: Compatibilidad difícil a largo plazo. Los dos necesitan tiempo para ajustarse, sin que falte una buena cuota de respeto y paciencia en el proceso.

Gracias a Gabriel y Cory por pedir esta compatibilidad.