Compatibilidad: Tauro y Libra

taurolibraEn general, a los signos de tierra les cuesta entenderse con los de aire y viceversa. Pero hoy tenemos a un par, Tauro y Libra, que lo tienen algo más fácil.

En esto tiene mucho que ver Venus, que es el regente de ambos. Gracias al planeta del amor, los dos coinciden en admirar la belleza, buscar el placer y procurar la armonía en sus relaciones.

Buenos puntos de anclaje para una relación, ¿no te parece? Sigamos apuntando algunos detalles…

Tauro y Libra en el trabajo

¡Atención! Estos dos signos son muy ambiciosos. Lo que varía es el modo de conseguir lo que quieren.

El ritmo de Libra es más rápido que el de Tauro, cuyo punto fuerte es la constancia.

Sus proyectos en común suelen ser iniciados por Libra (que es un signo cardinal) y es Tauro el que se ocupa de seguir a piñón fijo hasta llegar al objetivo.

Su unión no es tan ideal, ya que Libra es un signo que continuamente está buscando el modo de mejorar las cosas. Y la postura de Tauro es más práctica: Si algo funciona bien, ¿para qué tocarlo?

Digamos, pues, que hay áreas en las que se entienden mejor que en la profesional. Sigamos.

Tauro y Libra como amigos

La cosa va mejorando en este punto. Tauro y Libra seguro que encuentran muchas aficiones que los unen. Comparten su interés por la cultura, por el arte y por el buen vivir, en general.

Los dos son grandes devotos de la belleza y del placer. Así es que, aunque Libra se mueva en un círculo de relaciones mayor que el de Tauro, los dos van a comprender sus respectivas inquietudes.

Juntos pueden disfrutar a lo grande. Pero, además, la amistad puede ser beneficiosa para ambos por otra razón.

Libra es probable que aporte flexibilidad a Tauro, por ejemplo, ayudándole a ver distintas soluciones para un mismo problema. Mientras que Tauro puede inspirar algo de firmeza en Libra, para que supere sus pequeñas o grandes indecisiones.

Tauro y Libra en el amor

amor tauro y libraOooh… El amor… ¡Cómo les gusta el amor a estos signos tan románticos!

Su estilo también es distinto aquí. Porque Tauro es más bien de demostraciones físicas, mientras que Libra tira más hacia las velitas y las florecitas… Claro que éste no es el principal obstáculo que encuentran.

Libra puede desesperarse un poquito por tener a Tauro ahí pegado todo el tiempo. Aunque, cuando lo mira, no puede más que admirar esa sensualidad salvaje del toro. ¡Arrebatadora!

Sensualidad que Tauro desparrama al derretirse frente a la gracia y la elegancia natural de Libra. A Tauro le encanta esto.

Lo que lleva peor es que Libra hable tanto. Tauro se cansa de tanto parlamento, ya sea porque Libra proponga cambios o porque le esté dando vueltas a una situación que Tauro fácilmente resolvería con un erótico revolcón.

Y tampoco le hace gracia el mariposeo social de Libra. Ya saca el toro su lado posesivo…

Pero, si hay un signo capaz de persuadir dulcemente a Tauro para que deje a un lado su posesividad o su cabezonería, ése es Libra.

Quizás no siempre consiga que Tauro ceda. No pasa nada. A veces le tocará hacerlo al mismo Libra. Todo sea por mantener la paz y la armonía.

¿Lo harán? Si se lo proponen, pueden construir una relación envidiable: Llenita de amor, de placer y de concordia. Está en sus manos.

Conclusión: Compatibilidad imprevisible. Aunque, al menos, es armónica. Obviamente, está condicionada a que los dos se propongan arreglar sus principales puntos de fricción.

Compatibilidad dedicada a Ronald, que hace eones que la pidió. 🙂