Compatibilidad: Sagitario y Acuario

sagitarioacuarioYa era hora de hablar de un par de signos hechos el uno para el otro: sagitario y acuario, de fuego y de aire respectivamente.

Hay muchas diferencias entre ellos, pero son peccata minuta, porque en los puntos decisivos que hacen funcionar una relación, son muy parecidos o, cuando menos, logran entenderse sin problemas.

Juntos logran construir una relación donde predominan la libertad, el compromiso con los asuntos sociales y, por supuesto, la diversión.

¡Ah! Y en su concepto del romanticismo no caben los rollos ñoños o traumáticos del tipo: “No sé vivir sin ti.” Los dos viven bien, con el uno, sin el otro, contigo o sin ti.

Sagitario y Acuario en el trabajo

La sabiduría de sagitario y la visión de acuario hacen que estos signos se compenetren muy bien en el trabajo, sobre todo si se trata de algo creativo. Cuando empiezan a “rodar” juntos, la creatividad de uno estimula la del otro. A acuario se le ocurren continuamente más ideas y a sagitario, la forma de materializarlas.

Mutuamente suelen admirarse por sus cualidades y, mientras esto sea así, pueden superar cualquier desavenencia que se presente.

Sagitario y Acuario como amigos

Tanto acuario como sagitario son sociables, extrovertidos. Saben muy bien cómo relacionarse con variedad de personas. Les gusta salir, entrar, conocer gente diversa, hablar de todo, aprender, debatir e involucrarse en causas sociales de todo tipo.

No es raro que se entiendan bien y que lo pasen en grande cuando están juntos, ya sea a dúo o rodeados por una marea humana.

Todo fluye entre estos dos signos tan abiertos, tan curiosos y tan ávidos de estimulación social e intelectual. Lo natural es que estén encantados de haberse encontrado.

Sagitario y Acuario en el amor

Dicho lo anterior, lo más frecuente es que sagitario y acuario comiencen su relación de pareja porque los presente un amigo común, porque sean compañeros de un mismo equipo, porque coincidan en algún curso o convención o se encuentren mientras están explorando en algún viaje. En cualquier caso, los dos estarán rodeados de gente y así será, incluso cuando decidan formar una pareja.

Además de los amigos comunes, sagitario y acuario tienen su propia “red” de amigos y conocidos. Algo que los dos entienden y respetan.

Estos signos necesitan su propio espacio. No buscan una pareja que los ate y los controle, sino alguien con quien puedan compartir sus muchos intereses y su proyecto de vida.

Con esta visión de las relaciones corren el peligro de que la relación se enfríe, pero es un precio muy bajo teniendo en cuenta que puede ocurrir lo contrario: Han encontrado a alguien con quien se entienden y con quien pueden vivir a su gusto.

¿Y con tanta gente como se relacionan hay lugar para los celos? No, raramente sienten celos. Otra cosa es que, realmente, uno de los dos sea infiel.

En ese caso, acuario es el que más tarda en perdonar. Y, si la relación entre ellos llega a terminarse, con el tiempo suelen volver a ser amigos. Así, sin dramas. Hasta en eso coinciden.

Un aspecto de la convivencia en el que no armonizan muy allá es en la organización de la casa y en las tareas domésticas. Pero esto es poca cosa, ¿o no? Hay que ver lo bueno. Y lo bueno es que, previsiblemente, la decoración de su casa será colorida y vistosa, llena de souvenirs de lugares que hayan visitado y de otros elementos pintorescos.

¿Sus relaciones más íntimas? También funcionan muy bien, siempre que no estén ocupados en algún evento social. Acuario suele ser el de las ideas innovadoras y sagitario, el que pone la resistencia atlética.

Conclusión: Compatibilidad muy alta. (Qué ganas tenía de escribir algo así.)

Gracias a María por pedirnos esta compatibilidad