Compatibilidad: Sagitario y Capricornio

sagitariocapricornioSagitario y Capricornio se echan la vista encima y piensan que no tienen nada en común. Mal empezamos.

Cierto es que hay más diferencias que similitudes y que la suya es una relación difícil, al estilo de otro emparejamiento fuego-tierra que vimos hace poco, el de Aries y Virgo.

Pero no olvidemos que el arquero y la cabra son… ¡vecinos! Y, por pocas que sean, los vecinos zodiacales comparten algunas características.

¿Serán suficientes en su caso para facilitarles la convivencia y/o propulsar un posible amor?

Sagitario y Capricornio en el trabajo

Estos vecinos comparten una característica fundamental en esta área: la ambición. A partir de ahí, surgen las diferencias.

Sagitario hace su buena suerte. Corre riesgos. Cree en sí mismo. Es un optimista que suele llegar lejos, aunque de camino se estampe varias veces y tenga que remontar.

Capricornio construye su éxito. Paso a paso y con los riesgos justitos. Es un trabajador incansable. No termina con un proyecto cuando ya está metido en otro. Pero siempre diseña y estudia el terreno a priori.

Dos estilos distintos de liderazgo, como ves. Sus formas de encarar retos y de trabajar no son nada compatibles.

Quizás, con el tiempo, Sagitario aprenda a ser más detallista y cauteloso. Eso puede enseñárselo Capricornio. También puede ayudarle a estar más centrado en lo que empieza, para llegar al final sin abandonarlo a medias.

La cabra del zodiaco también se beneficiaría de esta colaboración. Sagitario aligeraría su carga, le enseñaría a domar el estrés laboral y a ser un poquito más espontáneo.

Los dos tienen la oportunidad de crecer juntos. Eso sí, poniendo mucho de su parte.

Sagitario y Capricornio como amigos

Sagitario y Capricornio podrían consolidar una buena amistad. Vamos a hacer énfasis en lo que puede unirles.

Para empezar los dos suelen tener bastantes conocimientos. Son leídos, sabios. Total, aunque no se pongan de acuerdo, temas de conversación les van a sobrar.

De sentido del humor también están los dos bien despachados.

Otro punto de apoyo es su despliegue de amor. De acuerdo, Sagitario es una mariposilla social. Le encanta la gente. Y a Capricornio le encanta SU gente, de quien es incondicional.

El chiste es que Sagitario se cuele en el círculo restringido de Capricornio. Cosas más raras se han visto…

Por último, pueden recurrir a algo que los dos valoran: la honestidad.

Capricornio se deja conocer más fácilmente cuando percibe que el otro es honesto. Eso le da seguridad. Claro que el estilo de Sagitario lo espanta un poco.

Sin reparos, el arquero hace preguntas incómodas e insolentes a la cabra. ¡Y no conoce lo que son la prudencia y el decoro! Así no hay manera…

Hay más cosas que les disgustan al uno del otro de las que les gustan o tienen en común. Lo dicho: Esta relación, si cuaja, es con el paso del tiempo, mucho tiempo.

Sagitario y Capricornio en el amor

Si el asunto se limita a lo físico, no hay problema. Los dos están más que dispuestos a retozar salvajemente. (Sí, Capricornio. No te hagas…)

Construir una relación de pareja es otra historia. Si bien, los puntos que hemos mencionado arriba pueden ayudar un poquito a que vayan descubriendo sus respectivas cualidades positivas, que son muchas.

Lo que es al principio, reinan los defectos y los inconvenientes. Son tan distintos…

Sagitario, tan alocado y optimista. Tan curioso, sociable y, a la vez, amante de la libertad.

Capricornio, práctico, responsable, prudente, fiel a sus principios y un hacha canalizando su energía en pro de conseguir lo que quiere.

Sería ideal que aprendieran el uno del otro. Pero es muy difícil que, pudiendo elegir relaciones más llevaderas, elijan ésta, donde el otro es tan opuesto.

Pero no pongas esa cara. Porque ésta es la compatibilidad entre signos solares y tú sabes que cada persona es una “mezcla” de signos. Quizás, echando un vistazo a sus respectivos perfiles, encuentren aspectos que les ayuden a conectar.

Además, que las incompatibilidades astrológicas están para desafiarlas. ¿O no? Seguro que Sagitario está dispuesto a hacerlo.

(Y sí, Capricornio, tú también. Que a ti nada de lo que quieres se te resiste.)

Conclusión: Compatibilidad baja. Los dos tendrán que trabajar bastante para que la relación funcione. ¿Estarán dispuestos a hacerlo?

Gracias a Carolina y Eve por esperar con paciencia esta compatibilidad.