Compatibilidad: Leo y Acuario

leoacuarioLeo es signo de fuego; acuario es de aire. Elementos distintos, pero que suelen atraerse. En este caso, la atracción física predomina, como un incendio que crece y se extiende.

El inteligente, imaginativo e idealista acuario se encontrará con el sincero, cálido y noble leo.

Una unión de personas muy diferentes, sobre todo en lo que a intereses vitales se refiere, pero en la que serán precisamente las diferencias las que la hagan funcionar, ya que lo que a uno le falta, el otro lo suple.

Veámoslo más detalladamente…

Leo y Acuario en el trabajo

Juntos tienen un poderío excepcional. Imagínate la gran inteligencia de acuario, trabajando junto a la capacidad organizativa de leo y la creatividad de los dos. ¡Menudo dúo!

Les conviene ponerse de acuerdo al inicio de su cooperación. Si logran entenderse bien, son un tándem que funciona a las mil maravillas. Lo malo es que se disputen el liderazgo…

Leo y Acuario como amigos

Tanto acuario como leo llaman la atención del grupo por separado. Son líderes naturales.

Acuario lo es por su altruismo, que lo lleva a involucrarse en metas que persiguen el bienestar general. Su carácter revolucionario e independiente tiene bastante gancho.

Leo es líder por ser extrovertido, espontáneo, por la seguridad que muestra en sí mismo (que le da una aureola de autoridad) y por esa capacidad de organizar y delegar funciones que tiene.

De los dos, acuario es el rebelde. Siendo, a pesar de su rebeldía, mucho más reservado y reflexivo que leo.

Su unión es enriquecedora, ya que acuario puede enseñarle a leo a manejar las críticas (sin esperar halagos u otras muestras de admiración). Mientras que leo puede empujar a acuario a disfrutar de la vida con más alegría, en lugar de analizarla tanto.

Como podemos ver, sus diferencias los acercan. En cambio, algo que tienen los dos en común y por lo que pueden mandarse mutuamente a freír espárragos es su testadurez.

Son tan cabezones que, si se empeñan en que la razón está de su lado, no los mueven de ahí ni con agua hirviendo. Eso sí, acuario es más fácil que rectifique dándole argumentos lógicos y consistentes.

Otro elemento en común es su afán de independencia. Necesitan sentirse libres y desligarse de lo que los oprime.

Si entre ellos hay un enfrentamiento grave, no les costará cortar por lo sano y a otra cosa, mariposa. A leo, porque es muy orgulloso; a acuario, porque los líos emocionales no le van ni lo más mínimo. ¿Se acabó? ¡Pues a la porra!

Leo y Acuario en el amor

¿Puede funcionar? Tengamos en cuenta lo dicho anteriormente y pongámoslos juntitos, muy juntitos, conviviendo como pareja.

Ahí vemos a un leo romántico, que necesita cercanía y calor emocional. ¿Qué puede pasar con un acuario racional que huye de las zarandajas empalagosas?

¡Ufff! Quién sabe… Lo mismo leo aprende a vivir con acuario, aceptando que es afectuoso y cariñoso, pero no un volcán dado a los excesos. Si es que antes acuario no termina agotado de tanta efusividad.

Hablando de acuario. Por favor… con lo comprometido con las causas sociales que está y el empeño que pone por mejorar su trocito de mundo. Comparado con él, ¡leo apesta a egocentrismo y vanidad! ¿Podrá soportarlo?

Pero leo también tendrá motivos para hartarse. No es raro que arme la zapatiesta en esos días en los que acuario no esté conforme ni con la apariencia de su propia sombra.

El enfrentamiento llegará y sólo se mantendrán unidos en caso de que se quieran tanto como para aguantarse mutuamente.

Pues sí, ésta es una relación trabajosa.

Conclusión: Compatibilidad pasable, ni muy buena ni todo lo contrario. La unión será exitosa si ambos se proponen reconciliar sus diferencias. ¿Si no? Oh, oh…

Gracias a Elizabeth que nos pidió esta compatibilidad. Proximamente, publicamos las siguientes que hay encargadas. 😉